Alberto Fernández realizara una reunión virtual con la oposición

Alberto Fernández realizara una reunión virtual con la oposición

La teleconferencia está prevista para mañana. El Presidente estará acompañado por Sergio Massa. Los reclamos de la oposición

Alberto Fernández se siente mucho más cómodo con los intendentes de la oposición y los principales dirigentes parlamentarios que, por ejemplo, con la cúpula partidaria del PRO, integrada, entre otros, por Mauricio Macri, Patricia Bullrich y Miguel Ángel Pichetto, considerados como los jefes del “ala dura” de la coalición de Cambiemos.

Por eso, el Presidente no accederá por ahora al pedido de reunión que Juntos por el Cambio volvió a reiterar en su reunión de mesa nacional del martes, encabezada por primera vez por Macri en su condición de ex presidente, pero sí tendrá mañana su primer encuentro con los jefes de los bloques de la oposición en Diputados.

El cónclave, en formato virtual, está pautado para las 17.30 de este viernes, y contará con la presencia de los tres jefes de bloque de Cambiemos: Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (PRO) y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), que en las próximas horas tenían previsto conversar para entrar a la teleconferencia de mañana con una posición común en relación a los reclamos que presentarán al jefe de Estado.

Sergio Massa, que comunicó de la concreción del encuentro ayer por la noche, será de la partida desde Olivos. El resto de los jefes de bloque de la Cámara baja harán lo propio desde sus lugares de aislamiento. Se trata de Eduardo “Bali” Bucca, Nicolás del Caño, Romina del Plá y José Luis Ramón. Aunque podría haber otros.

El último encuentro entre Fernández y varios de los principales líderes parlamentarios de la oposición había sido el miércoles 18 de marzo, en Casa Rosada, 24 horas antes del anuncio del jefe de Estado de implementación del aislamiento social, preventivo y obligatorio, prorrogado ya en dos oportunidades y que vence el próximo 26 de abril. Aunque volverá a ser extendido casi en las mismas condiciones, al menos en los principales centros urbanos.

Alberto Fernández, el 18 de marzo, en Casa Rosada, con los principales líderes del Parlamento (Presidencia)
Alberto Fernández, el 18 de marzo, en Casa Rosada, con los principales líderes del Parlamento (Presidencia)

En ese encuentro presencial en el Salón de las Mujeres Argentinas, Negri, Ritondo, Ferraro, Bucca y senadores como Martín Lousteau o Humberto Schiavoni avalaron la implementación de la cuarentena que al día siguiente se oficializó con el respaldo de todos los gobernadores. Después de la reunión, hubo una conferencia de Massa con varios de esos legisladores y un mensaje “anti grieta” que, con el correr de las semanas y el avance del coronavirus en el país, empezó a sufrir algunos chispazos.

De hecho, Massa resaltó en esa rueda de prensa que habría reuniones con la oposición cada quince días para analizar la situación sanitaria que finalmente no tuvieron lugar. Sí hubo en este tiempo decenas de encuentros y conversaciones entre la Casa Rosada y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los principales intendentes de Cambiemos del Gran Buenos Aires que tienen responsabilidad de gestión.

Fernández se aprovechó las fisuras en la coalición opositora. Prefiere a Rodríguez Larreta, Jorge Macri, Néstor Grindetti, Ritondo y Negri antes que al ex presidente, la ex ministra de Seguridad o el ex candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio.

Si bien aún restaban definir detalles de la modalidad de la teleconferencia, desde la oposición de Cambiemos tienen previsto machacarle al Presidente con algunos de los pedidos recientes, como un paquete de medidas destinados a atacar la crisis económica y laboral además de la sanitaria. Y la reiteración de que el Congreso sesione, de manera virtual o presencial en un recinto más amplio.

En la reunión del martes, María Eugenia Vidal fue la que tiró la idea de armar una mesa de trabajo con la oposición y sectores de la producción y el trabajo.

Bucca, por su parte, del jefe del interbloque Federal, insiste desde hace semanas con la implementación de un protocolo de testeos masivos y coordinados entre las provincias y municipios.

“La reunión tiene que permitir un espacio importante para que podamos expresar nuestros planteos”, abundó, por su parte, Del Caño.