• Mié. Abr 14th, 2021

La fuerte autocrítica de Almeyda sobre su manejo con el Chori Domínguez y Cavenaghi

Matías Almeyda fue el entrenador que agarró a River Plate cuando las papas quemaban. Sin ir más lejos, el ‘Pelado’ estuvo durante todo el torneo de la B Nacional al frente del plantel, mientras que cuando ascendió, también formó parte de la vuelta a Primera División. Sin embargo, algunos manejos, sobre todo con el Chori Domínguez y Fernando Cavenaghi, lo pusieron en el ojo de la tormenta.

«Fue un año duro. Yo aconsejaba a los jugadores de no salir a comer afuera, no se podía nada de eso. Era un año que había que dedicárselo al club y a la gente. Ese año sirvió para que la gente saliera por todos lados. Todos hablaban de River. Si ganabas 1-0 habías jugado mal, si ganabas 7-0 no jugabas contra nadie. Se tenía que vivir tanto dolor para tanta alegría de todos estos años», expresó.

Además, agregó: «River volvió mejor que antes. Este River es el mejor de la historia, en todo sentido. Han construido el estadio, ganaron títulos, venden jugadores, compran jugadores por fortunas. Antes en River no podían contratar un jugador. Ver a este River es lo que pretendimos toda la vida».

Por otra parte, se refirió a esa situación con el Chori y Cavegol. «Fue un pésimo manejo mío. No me manejaba con jefe de prensa, entonces subí a la reunión con Daniel (Passarella) y los contratos de ellos terminaban, entonces había que traerlos otra vez. Yo sabía el estado económico del club pero no se podía explicar todo. Hubo una interna económica ahí y hay muchas cosas que de mi boca no van a salir nunca», indicó en una entrevista con TyC Sports.

«Obviamente el manejo de salir y decir que no estaban en la lista me perjudicó mucho a mi. Hubo gente que aprovechó todo eso para matarme porque yo tenía una gran relación con los dos y por este manejo pésimo del que pedí disculpas 70 mil veces como se hubiese matado a alguien. Pero el mal manejo ya estaba hecho», añadió.

Para finalizar, Almeyda habló de sus dichos sobre «River, el Barcelona de Sudamérica». «Dije eso y muchos me traban como un loco. Yo no me vendía mucho, no tenía un personaje armado. Cuando descendimos, al otro día publicaron mi número de teléfono en un chat a nivel nacional de todas las filiales. Me empezaron a putear todos los pibes, entonce empecé a llamar uno por uno para preguntarles si estaba seguro de que me estaba puteando», reveló.

Y cerró: «Me puteaban porque hay mucha gente que no quiere que se hable de este, pero hay muchos que sufrimos por esto. Se tiene que recordar para que no se vuelvan a cometer esos errores».

Optimized with PageSpeed Ninja