• Mié. Abr 14th, 2021

2-0 al Eibar

Actualizado

El mallorquín, suplente en tres partidos seguidos del Madrid y ausente en la última lista de la selección, anotó su tercer gol en los últimos tres duelos. Llevaba dos en toda la temporada.

Modric y Asensio celebran el gol del balear.
Modric y Asensio celebran el gol del balear.GABRIEL BOUYSAFP

Un larguero, un tacón y una definición perfecta. Marco Asensio se pudo ir a casa con un hat-trick pero en su lugar se llevó un chute de confianza de cara a los momentos decisivos de la temporada del Real Madrid. Los 60 minutos que jugó ante el Eibar, más centrado posicional y mentalmente, le confirmaron como una de las mejores opciones de ataque para Zidane ante Liverpool y Barcelona. «Ahora estoy bien… Todo lleva un proceso«, resumió sobre su montaña rusa de sensaciones desde que regresó de la rotura del ligamento cruzado anterior y del menisco externo de su rodilla izquierda. Volvió el verano pasado en la liga del confinamiento y anotó 3 goles, pero se difuminó en los primeros meses de la temporada actual. Muchos minutos y pocas sensaciones.

Llegó entonces la decisión de Zidane. Asensio se quedó sin minutos ante el Elche y salió desde el banquillo contra el Atalanta y el Celta después de haber sido titular en 13 encuentros consecutivos (23 en el total del curso). El mensaje del técnico francés fue claro. Eso, unido a la vuelta de Rodrygo, las pruebas con el sistema de tres centrales, el buen momento de Vinicius y su ausencia en la última lista de Luis Enrique antes de la Eurocopa levantó las alarmas del mallorquín. Y despertó. «Trabajo para marcar y ahora están entrando. Estoy contento por los goles y por aportar al equipo», explicó después de anotar ante el Eibar su tercer tanto en tres partidos. Uno ante los italianos en Champions, otro en Vigo y la exquisita definición ante Dmitrovic.

El gol de Asensio lo celebró especialmente un Zidane que ha invertido mucho tiempo en la recuperación de su futbolista. Ha tenido paciencia y le ha protegido en la banda hasta que el jugador, movido también por la presión de la situación actual, ha respondido. Ante el Eibar pudo meter un golazo de falta y vio cómo le anulaban un excelso taconazo. Además, se mostró más activo que nunca: tres disparos, uno de los cuales estuvo a punto de colarse por la escuadra rival, dos pases clave y una nota de 7,86 según Whoscored, la mejor en más de un mes. «Me alegro por él, esto le da confianza, energía. Necesitaba marcar», expresó el francés sobre el atacante español.

El plan de Zidane

El entrenador galo, en su partido 250 como entrenador madridista, el 1.000 para Florentino Pérez como presidente, elogió el buen momento de algunos de sus futbolistas más criticados, como Isco, Marcelo y Militao, titulares: «Ahora estamos disfrutando de todos, tenemos más confianza y sabemos lo que nos jugamos. Esto se va a acabar un día, pero ahora nos toca disfrutar». Una vez superado el escollo del Eibar, Zidane y el Madrid tienen por delante once días en los que se jugarán la temporada. «Sabemos de dónde venimos, que hemos sufrido mucho y que no hemos hecho nada. Para el Liverpool ojalá puedan volver Valverde y Hazard«, recordó. El uruguayo es duda y al belga, a pesar de entrenar con el grupo, Zidane no le quiere presionar.

El encuentro sirvió para probar de nuevo el sistema de tres centrales, con Militao, Nacho y Mendy en el eje y Lucas y Marcelo de carrileros. El veterano brasileño disfrutó, liberado, de una hora notable de juego y podría ser titular ante el Liverpool si Zidane decide repetir esquema. «Defendemos bien y estamos en un buen momento. Empezamos con Lucas y Marcelo en banda pero luego podemos cambiar la formación».

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Optimized with PageSpeed Ninja