Connect with us

ECONOMIA

El Gobierno teme un gran «lock out» energético y se prepara para el peor escenario

Published

on


Funcionarios relacionados con el aérea energética advierten que no hay que descartar cortes de luz programados similares a los de la década del ’80

La reciente decisión del Gobierno de dejar que los empleados públicos trabajen desde sus casas desde ayer y este viernes y el pedido a las empresas de reducir el consumo de energía dan cuenta de que la situación energética puede ser más grave de lo que el gobierno preveía y se ha agravado por la ola de calor. A esto hay sumarle el aumento del costo de energía en el mundo lo que agrava la situación.

Algunos funcionarios relacionados con el aérea energética comentaban en off ayer a las empresas que en la medida que la situación se mantenga no habrá que descartar cortes de luz programados de las empresas distribuidoras similares a los de la década del 80. A diferencia de hoy el servicio era estatal a cargo de SEGBA.

Desde martes pasado luego del gran apagón que afecto a gran parte del AMBA el gobierno negocia con cámaras empresariales para que se reduzca su consumo de energía durante los próximos días. Las conversaciones están a cargo de los equipos técnicos a cargo del secretario de Energía, Darío Martínez, y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Para comenzar a comprender el problema energético debemos citar que uno de los principales problemas es el atraso de las tarifas a los consumidores como usuarios comercios y grandes empresas. Pero el otro es el desfasaje que existe entre los precios internacionales y locales del petróleo y el gas. Mientras que el barril de petróleo vale aproximadamente unos 85 dólares en el mundo en la Argentina se comercializa a 55 dólares por la vigencia del llamado barril criollo. Por el lado del gas, el precio internacional del millón de BTU vale 5,8 dólares y acá se vende a 3,5 dólares.

La situación energética puede ser más grave de lo que el gobierno preveía y se ha agravado por la ola de calor

De acuerdo a los pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional la ola de calor se profundizará hasta el sábado, por lo que se incrementará sensiblemente la demanda de energía eléctrica en todo el país y en particular en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Ante esa situación, el Gobierno llevará adelante «medidas preventivas» para evitar apagones, entre las cuales se buscará acordar con los grandes usuarios industriales una reducción en el consumo.

Por ese motivo de acuerdo a un documento elaborado por el equipo que conducen el secretario de Energía, Dario Martínez y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas junto con los responsables del ENRE y el ENARGAS y AYSA, el Gobierno nacional evalúa a armado el CDC un Centro de Contingencia (Seguridad, Energía, Salud, AYSA), para poner límites a la demanda industrial en horas pico y un mayor despliegue de acciones territoriales de contención.

Entre las medidas que plantea ese informe la llevada a cabo a través del Decreto 16/2022, publicado ayer en el Boletín Oficial, que da asueto a los empleados públicos desde las 12.00 para hoy y mañana. En el texto de la norma se indicó que el objetivo era «reducir el consumo de energía eléctrica y de agua».

Desde el Gobierno explican que la mayor demanda de energía se explica por el crecimiento de la economía que lleva a las plantas industriales a utilizar mayor cantidad de electricidad. Por eso el Ejecutivo está dialogando con las principales cámaras empresarias para buscar una solución. «Este escenario de crecimiento de la demanda y temperaturas pone al sistema eléctrico en una situación de despacho de extrema exigencia, superior a las precedentes olas de calor» explica una parte del documento. El reporte también detalla que «podemos decir que habrá nuevos récords de demanda de energía y potencia (30% superiores a la media histórica), esperando para este último caso, máximas superiores a los 28.500 MW en día, marca que supera el récord del martes que fue 27.234 MW. El martes pasado se llegaron a ver afectados por los cortes en el suministro eléctrico más de 700.000 usuarios en el AMBA, cuando la temperatura había alcanzado los 41 grados un record desde el pico de 1996.

Las empresas distribuidoras de servicios básicos de electricidad y agua, se encuentran en medio de una situación complicada debido a los últimos cortes de suministros en plena temporada de verano, además de estar pidiendo una fuerte actualización de sus valores en más de un 50% del precio total que llega en la factura de fin de mes.

«Es importante tener en claro qué es lo que sucede en el sector energético para poder comprender la magnitud del problema», explica el economista Damián Di Pace quien cita varios problemas.

1. En el caso de la energía eléctrica, la tarifa de un consumo promedio de 250 KWh, tuvo un costo de unos $900 pesos en el período del 2010 al 2021, es decir que si tomamos por ejemplo al dato del 2019 se pagó $2.041 en promedio, mientras que hoy en el 2021 se encuentra pagando en promedio $1.080 pesos, esto quiere decir que el valor de la tarifa es mínimo.

2. En 2015, el valor de tarifa plena (real) era de $1.194 aproximadamente, pero una familia promedio solo pagaba el 15% del valor de la tarifa, es decir abonaba por mes $179, por lo que durante los años siguientes se corrigió esta situación llegando hasta ahora en donde se paga $1.080 la factura de luz, pero esta cantidad solo cubre el 38% del valor real.

3. Para mantener este esquema, se necesitan destinar alrededor de u$s10.000 millones de dólares (subsidios destinados a Cammesa, IEASA, etc) por lo tanto una familia en la actualidad debería pagar aproximadamente $1.080 más el 70% de aumento que exigen las empresas, pero para que esto no suceda, el Estado cubriría la diferencia, logrando así que llegue al bolsillo del ciudadano solo un aumento del 10 % en Buenos aires y un 6% en el interior del país.

«Esta situación ejerce una fuerte presión sobre las empresas distribuidoras en el caso del AMBA Edenor y Edesur y sobre los proveedores de energía eléctrica que se vuelve cada vez más insostenible. El problema es con una alta inflación los costos aumentaran y las empresas no podrán subir las tarifas, porque el Estado a través de los subsidios será quien financie esos aumentos. Esto implica mayor presión al sector público, ya que deberá resignar recursos de otras partidas presupuestarias urgentes para solventar y mantener este esquema» explica Di Pace.

Para mantener el esquema actual se necesitan destinar alrededor de u$s10.000 millones de dólares en subsidios

Como estos recursos no son suficientes el estado seguirá emitiendo dinero para continuar financiando a empresas que brindan estos servicios, como es el caso de CAMMESA, donde el último dato arroja que se le tuvieron que transferir aproximadamente unos 700.000 millones de pesos el año pasado para que esta empresa pueda continuar funcionando. Para entender el tema hay que destacar que la mega emisión de pesos del BCRA en diciembre fue de unos 600.000 millones de pesos.

Desde la secretaria de Energía explican que las redes de Edenor y Edesur necesitaban al inicio del mandato de Alberto Fernández una inversión inmediata de 120 millones de dólares para soportar el crecimiento de la demanda y hasta ahora sólo se invirtieron unos 25 millones de dólares y lo hizo el Estado ante la negativa de las distribuidoras a desembolsar esos fondos.

También explican que las redes de Edenor y Edesur quedaron obsoletas para soportar el fenomenal aumento de la demanda de los últimos años. Al asumir su cargo, el actual secretario de Energía, Darío Martínez, fijó tres objetivos urgentes. En primer lugar llevar a cabo el plan GasAR, en segundo construir el gasoducto Néstor Kirchner, y por último concretar las obras mencionadas para actualizar el sistema de distribución de energía eléctrica para el AMBA. Además explican que no se trata de una gran obra sino de una multiplicidad de trabajos de modernización de la red y que se requiere pasar de una fase monófasica a trifásica cuando el consumo del hogar aumenta, o poner cables más anchos para que soporten las potencias necesarias.

«Trabajo a distancia por ahorro de energía», es el título del Decreto 16/2022 publicado en la madrugada de ayer en el Boletín Oficial. El Poder Ejecutivo argumentó que «la reactivación económica sostenida» en diversos sectores durante el transcurso del año 2021 «ha redundado en un incremento considerable de la demanda energética», y sumado a que «la temporada estival en la República Argentina ha reportado altas temperaturas debido al incremento de las mismas a nivel regional, por directa incidencia del fenómeno de La Niña, el cual afecta a gran parte del hemisferio Sur de América», se ha producido la situación vivida esta semana en distintos puntos del país.

El miércoles en una reunión de urgencia al presidente Alberto Fernández analizó junto al jefe de Gabinete, Juan Manzur, el informe del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo «la situación en las diferentes regiones frente a la ola de altas temperaturas que atraviesa el país y los recaudos que estamos tomando para la normal provisión de agua y electricidad», informó el propio Presidente luego de la jornada en la que alrededor de 700 mil usuarios estuvieron sin luz.

Pedido especial a las empresas

«Desde nuestro gobierno por indicación del presidente Alberto Fernández se está llevando adelante un diálogo profundo y minucioso con conglomerados de empresas para que esta disminución del uso de la electricidad durante estos días se lleve adelante», comento a iProfesional una fuente cercana a esos equipos técnicos.

El funcionario agrego además que «por el pico de la demanda de energía de la actividad industrial, más la ola de calor, se está en un «pico de demanda histórico, por eso pedimos el acompañamiento de la industria, en horario pico se va a notar«. Ese horario sería entre las 13 y 16 de ayer y de mañana por eso estamos llevando adelante un diálogo profundo y minucioso con conglomerados de empresas para que esta disminución del uso de la electricidad durante estos días se lleve adelante.

El Gobierno pidió a empresas que moderen el uso de electricidad en estos dáis

Los directivos empresarios consultados pertenecen a la UIA (Unión Industrial Argentina), con la UIPBA (Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires), con el IPA (Industriales Pymes Argentinos), con Came (Confederación Argentina de la Mediana Empresa), con la Cadena Textil Indumentaria, con la Federación Maderera, la Cámara de la Industria del Plástico, la Cámara del Calzado y Adimra (Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina). En tanto desde las empresas distribuidoras, generadoras y transportadoras de energía se preparan para días difíciles.

La explicación desde distintas fuentes del gobierno es que de los 28.000 Mw de demanda que hay 10.000 Mw corresponden a los grandes usuarios y a las grandes empresas. Por lo tanto, desde el gobierno sostienen que una reducción en ese sector es realmente lo que va a ayudar a que el sistema pueda funcionar y pueda hacer frente a la demanda, más allá de que puedan suceder contingencias.

Por su parte el secretario de Energía Darío Martínez explicó que «el crecimiento de la demanda de la actividad industrial más la ola de calor estamos ante un pico de demanda histórico, por eso pedimos el acompañamiento de la industria, en horario pico se va a notar. Proyectamos un pico de 28.550 megas para hoy, récord histórico. El sistema está trabajando a tope y por eso le pedimos a los grandes usuarios que reduzcan la demanda de energía. Estos picos de demanda muy fuertes en esta semana. Las conversaciones con empresas se suman a un decreto publicado hoy que ordenó que los empleados públicos no asistan a las oficinas y desempeñen sus tareas a distancia. La medida regirá hoy y mañana a partir del mediodía un sistema similar al que rigió durante la pandemia.

El Gobierno ultima los detalles del decreto para convocar a sesiones extraordinarias. Según trascendió el lunes, quedarán habilitadas a partir del 20 de enero y, entre sus prioridades, no figura el tan anunciado Plan Plurianual, que Alberto Fernández se había comprometido a enviar el 6 de diciembre. No sería extraño que dentro esas sesiones se traten tema relacionados con el consumo de energía que lleven alguna sorpresa a las empresas distribuidoras. Si bien es probable que el Poder Ejecutivo ponga el foco en un paquete de iniciativas que buscan reactivar la economía, generar empleo y atraer divisas, además de la reforma del Consejo de la Magistratura no hay que descartar novedades en el tema energético.



Source link

ECONOMIA

El respaldo de Estados Unidos a la Argentina: «Deseamos apoyar un acuerdo con el FMI»

Published

on


Un importante funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos aseguró que la Casa Blanca desea «apoyar» un acuerdo entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI)«Estados Unidos espera que la Argentina llegue a un acuerdo con el FMI», sostuvo el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian Nichols.

Durante una conferencia de prensa, el funcionario norteamericano afirmó que los miembros de la Administración comandada por Joe Biden «desean apoyar este proceso», horas después de la visita del canciller, Santiago Cafiero, a Washington.

En la capital estadounidense, el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto mantuvo una importante reunión con el secretario de Estado local, Antony Blinken, a quien pidió apoyo de la Casa Blanca en la negociación por la deuda con el FMI.

En ese encuentro estuvo presente, entre otros funcionarios, el propio Brian Nichols, quien luego también asistió a una cena que ofreció el titular del Palacio San Martín, en la Embajada argentina en Washington.

Al respecto, el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental señaló en la conferencia de prensa que Cafiero y Blinken «tuvieron una reunión muy positiva donde hablaron del fortalecimiento de la alianza bilateral» y remarcó que «ambos países tienen una relación desde hace mucho tiempo». «Queremos seguir apoyándola lo más posible», añadió el funcionario del Departamento de Estado.

Acuerdo con el FMI: Gobierno niega que EEUU pida un ajuste

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, aseguró que «Estados Unidos no exigió un plan económico a la Argentina», al tiempo que advirtió que si se le pagara al Fondo Monetaria Internacional (FMI) en función del acuerdo que dejó el Gobierno de Mauricio Macri, «no podría haber políticas sociales», durante la habitual conferencia de prensa que brinda los jueves en Casa Rosada.

La funcionaria afirmó además que Estados Unidos «reconoció el crecimiento vigoroso que tuvo la economía argentina en el último año«.

Al ser consultada sobre el reciente viaje del canciller Santiago Cafiero a los Estados Unidos, dijo que se trató de «un viaje para dialogar, donde se acordaron una cantidad de posturas con Estados Unidos, que reconoce el crecimiento interanual de Argentina, que no se registraba desde hace tiempo en Argentina».

«Yo le agregaría las declaraciones del presidente (Joe) Biden con respecto a la autocrítica sobre la política exterior de Estados Unidos hacia Latinoamérica en los últimos cuatro años, cuando gobernó Donald Trump», remató Cerruti.

Al ser consultada en particular sobre si se abonará el próximo vencimiento de 731 millones de dólares con el FMI, la portavoz adelantó que «eso lo va a definir el Ministerio de Economía» y que «Argentina decidió pagar hasta que se llegue a un acuerdo«, pero aclaró que es algo que «se mide día a día».

«EE.UU. no pidió un ajuste»

Cerruti aclaró que en las conversaciones del canciller Cafiero con autoridades norteamericanas, Estados Unidos «no pidió ajuste ni un plan económico, fueron conversaciones políticas donde se habló que había un crecimiento vigoroso de la economía y que tenemos que seguir en esa senda».

Consultada sobre el diálogo con la oposición en el marco de la negociación, consideró que «no es fácil llegar a un diálogo con la oposición en función de las variantes internas que tiene», pero aseguró que «el acuerdo con el FMI se discutirá en el Congreso»

Respecto a la carta que publicó Cristina Fernández de Kirchner acerca del FMI y la gestión del expresidente Mauricio Macri, Cerruti consideró que «la Vicepresidenta puede expresarse sobre el tema que quiera» y que «dio datos muy contundentes».

En otro orden de temas la portavoz de la Presidencia afirmó que la inflación «es el gran desafío y uno de los principales problemas que tiene Argentina en este momento», y consideró que el índice de precios «está en la senda del descenso con más trabajo y producción».

Qué dijo Biden

El presidente estadounidense Joe Biden mencionó a la Argentina en medio de las negociaciones del Gobierno nacional con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y aseguró que los Estados Unidos no dicta lo que sucede en Sudamérica.

El mandatario del país norteamericano arremetió contra su antecesor, Donald Trump, quien dio el visto bueno para el préstamo de 44 mil millones de dólares que contrajo Mauricio Macri, por el daño de su política exterior en la región.

Biden habló en una conferencia de prensa que realizó con motivo de su primer año al frente de la administración de EE.UU, que se cumple este jueves. En este marco, reflexionó sobre la actividad que su país desplegó en América latina y afirmó que ha contemplado trabajar sobre los errores cometidos durante la gestión republicana.

En ese contexto dijo que su gobierno «ha invertido mucho tiempo hablando sobre las políticas y en las negociaciones con (Nicolás) Maduro, quien es más que un dictador en este momento». Tras mencionar al gobierno de Venezuela, aclaró que «no son lo mismo» pero de la misma manera dedica tiempo a la Argentina y Chile.

«Cuando era Vicepresidente dije que, si fuéramos inteligentes, tenemos la oportunidad de hacer un hemisferio occidental unido, un hemisferio democrático. Nos estábamos moviendo en la dirección correcta en la administración Obama-Biden, pero se hizo un daño como consecuencia de la política exterior que hizo el anterior presidente en América latina, Centroamérica y Sudamérica», declaró, y alertó por «la reducción en el número de democracias en el mundo».

«Solíamos hablar, cuando yo era un chico en la universidad, sobre ‘¿el patio trasero de América?’ No es el patio trasero de América. Todo lo que está al sur de las fronteras de México es la parte delantera de América. Somos personas iguales, nosotros no dictamos lo que pasa en estos países, en Sudamérica, pero tenemos que trabajar muy duro en eso», reflexionó Biden. «Pero el problema es que hemos tenido grandes dificultades por los errores cometidos en los últimos cuatro años y eso llevará un tiempo», admitió.

Biden criticó la política de Trump hacia América latina.

Biden criticó la política de Trump hacia América latina.



Source link

Continue Reading

ECONOMIA

Energía plantea una suba de hasta el 47% en las facturas de gas para no alterar los subsidios previstos para este año

Published

on


A solo cinco días hábiles de la fecha fijada para la segunda audiencia pública vinculada con el sector gasífero, la Secretaría de Energía sacó a la calle el informe técnico y económico que pone sobre el tapete las distintas alternativas de aumentos de tarifas y reducción de subsidios que baraja el Gobierno para el precio del gas.

El análisis oficial plantea que los usuarios residenciales y las pymes deberían afrontar un aumento el precio del gas del 91% si el Gobierno mantiene la partida específica de subsidios prevista para 2022. Ese incremento en el valor del gas dispararía un impacto en las facturas finales de los hogares que rondaría entre el 37% y 47% según los distintos niveles de consumo.

El informe –que contiene la información y los datos clave que se tratarán en la audiencia del 31 de enero—destaca que si el Estado decide eliminar por completo los subsidios que actualmente destina a morigerar el precio del gas, las boletas de los clientes residenciales tendrían que aumentar entre un 94% y 126%.

El costo total del gas que se necesita para abastecer la demanda prioritaria en 2022 ascenderá a u$s2.573 millones

Los técnicos de Energía estimaron que, si se mantienen las actuales tarifas del gas sin cambio para los usuarios, el Gobierno debería añadir a la partida de subsidios de $135.329 millones proyectada para este año monto adicional de $81.000 millones más.

Y si la administración de Alberto Fernández opta por hacerse cargo del precio completo del gas, entonces la suma inicial prevista de subsidios tendría que incrementarse un 125% con un desembolso fiscal extra de $170.000 millones.

De la lectura del informe surge que la secretaría de Energía comandada por el neuquino Darío Martínez no se jugó por ningún esquema concreto de recorte de subsidios y aumentos, sino que ha dejado abierta una serie de hipótesis para que en febrero el ministro de Economía, Martín Guzmán defina hasta dónde quiere llegar con el ajuste y la largamente prometida segmentación tarifaria.

Qué pasará en la audiencia

La audiencia pública convocada para el próximo lunes 31 por las autoridades energéticas está destinada a analizar cuál será la porción del precio del gas natural que van a afrontar los usuarios y qué parte cubrirá el Estado con subsidios a las petroleras.

Es la segunda audiencia del sector gasífero que se organiza en enero, luego de la realizada en la última semana por la intervención del Enargas donde se trataron los aumentos transitorios destinados a recomponer los ingresos de las distribuidoras y transportadoras.

El informe elaborado por los funcionarios energéticos estimó que en 2022 «la demanda prioritaria de gas alcanzará los 14.420 MMm3 distribuidos en 5.329 MMm3 para los meses de enero a abril y de octubre a diciembre, y 9.091 MMm3 para el periodo invernal de mayo a septiembre». En lo que respecta a la demanda total de gas que se espera a nivel nacional, los cálculos indican que llegará a los 48.735 MMm3, de los cuales 24.191 MMm3 corresponderán al período estival y 24.544 MMm3 a la temporada invernal.

Al detallar la composición de la oferta de gas prevista para el próximo año, el trabajo consigna que la producción nacional aportará 40.703 MMm3 –el 84%–; el abastecimiento externo con barcos de GNL arrimará el 9% con 4.406 MMm3 y las importaciones de Bolivia completarán el 7% restante con 3.626 MMm3.

El desglose temporal de la oferta señala que en los meses estivales el gas nacional cubrirá el 94% de la demanda total con 22.708 MMm3 y el gas importado boliviano el 6% restante con 1.484 MMm3. En tanto, durante el período invernal el gas local representará 73% con 17.995 MMm3; de Bolivia llegarán 2.142 MMm3 equivalentes al 9% y las compras de GNL cubrirán el 18% restante con 4.406 MMm3.

Si el Estado elimina los subsidios, las boletas de los clientes residenciales tendrían que aumentar entre un 94% y 126%

Según el documento de Energía, el costo total del gas que se necesita para abastecer la demanda prioritaria en 2022 ascenderá a US$ 2.573 millones equivalentes a $305.170 millones. Para llegar a ese monto final, se tomaron como referencias un precio del gas local que oscila entre 3,34 y 4,74 u$s/MMBTU; un valor promedio del combustible boliviano de 7,46 u$s/MMBTU y una cotización promedio del GNL de 23,72 u$s/MMBTU más un costo fijo y variable de regasificación que ronda entre 1 y 1,3 USD/MMBTU.

El informe destaca que «de los 4,84 u$s/MMBTU que conforman actualmente el precio promedio ponderado del costo total del gas destinado a la demanda prioritaria; el Estado absorbe vía subsidios el 70,9% (3,43 u$s/MMBTU), mientras que los usuarios pagan el 29,1% restante (1,41 u$s/MMBTU).

Para seguir manteniendo esa ecuación que no implicaría aumentos para los usuarios, se necesita cubrir un costo total $216.365 millones que supera la partida de subsidios prevista para este año. Según las cuentas de Energía, el Gobierno tiene hoy asignados $ 135.329 millones para ese fin. Si opta por prolongar este esquema, entonces debería agregar otros $81.000 millones más de aportes fiscales.

Si se mantiene el nivel de subsidios en la línea de $135.329 millones, la porción del precio del gas que cubriría el Estado bajaría al 44% quedando el 56% restante a cargo de los usuarios. En este caso, el precio del gas a cargo de los consumidores pegaría un salto del 91% con un impacto final en las facturas del 37% al 47%.



Source link

Continue Reading

ECONOMIA

Compre Argentino: ¿qué beneficios propone el proyecto?

Published

on


Compre Argentino: ¿qué beneficios propone el proyecto?

Se trata de una herramienta de política industrial que permite canalizar el poder de compra del Estado para mejorar la capacidad productiva nacional

Por iProfesional

22/01/2022 – 20,31hs

Compre Argentino: ¿qué beneficios propone el proyecto?

Ante la posibilidad de que el Poder Ejecutivo convoque a sesiones extraordinarias próximamente, y que en el temario se incluya el proyecto de ley de Compre Argentino y Desarrollo de Proveedores, cabe señalar que se trata de una herramienta de política industrial que permite canalizar el poder de compra del Estado para mejorar la capacidad productiva nacional y promover el desarrollo de proveedores locales.

El proyecto de ley que ingresó en diciembre del 2021 a la Cámara de Diputados enviado por el gobierno nacional, otorga a los proveedores locales prioridad en las compras públicas y promueve procesos de transferencia tecnológica a favor de las empresas locales, brindando la posibilidad de insertarlos en cadenas globales de valor y favoreciendo su acceso a mercados internacionales.

A quiénes alcanza

Esta normativa alcanza a los organismos de la administración pública nacional; las empresas y sociedades del Estado, los entes públicos y fondos fiduciarios; licenciatarios, concesionarios, permisionarios y autorizados por el Estado para la realización de obras y servicios públicos del Estado y sus contratistas directos; Poder Legislativo, el Poder Judicial de la Nación y el Ministerio Público de la Nación. Para contrataciones realizadas en representación del Estado, incluye a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima.

El proyecto otorga a los proveedores locales prioridad en las compras públicas

Puntualmente, el Compre Argentino hace referencia a las compras públicas que realiza el Estado o las empresas públicas, que representan el 13% del PBI, y propone aumentar el margen de preferencia sobre la producción nacional, hasta 15% en el caso de compras a grandes empresas, y hasta 20% en las compras a pymes.

Por otra parte, en cuestiones de género, suma tres puntos adicionales para empresas con mayoría de mujeres u otras identidades en la dirección o entre los trabajadores. Si bien el Gobierno anterior también había establecido un nuevo régimen de compre argentino en 2018, el proyecto actual incluye varias modificaciones como por ejemplo la inclusión del Pami.

Qué otros temas se tratarán 

Ante la posibilidad de una convocatoria a sesiones extraordinarias en el Parlamento por parte del Poder Ejecutivo, legisladores de distintos bloques políticos se expresaron sobre los distintos temas que podrían ser considerados en la agenda legislativa durante el verano.

Daniel Arroyo, del Frente de Todos, indicó que «el Plan Plurianual; el acuerdo con el FMI y algunos temas como la modificación del Consejo de la Magistratura» podrían ser parte del temario y anticipó «un trabajo intenso en lo que queda de enero y en febrero en el Congreso«.

A su vez, remarcó la importancia que tendría llegar a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. «Un acuerdo razonable con el FMI que nos permita crecer y después pagar. Eso va a tener que suceder y creo que va a tener que tener consenso prácticamente de todo el Parlamento», expresó.

Por su parte, Jimena Latorre, de la UCR, consideró que «los temas económicos y productivos seguramente serán los que nos convoquen a Sesiones Extraordinarias«. En este sentido, enfatizó que estos temas «no pueden esperar y de esta agenda dependen muchas decisiones que se tienen que tomar de forma urgente».

No obstante, la diputada puntualizó que también «puede haber otros temas que pueden no ser urgentes, pero sí importantes» y en ese sentido se podría empezar a «trabajarlos y a debatirlos en esta ampliación del calendario».



Source link

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 - NDM Noticias del Momento