Connect with us

ECONOMIA

La pelea entre Alberto y Cristina, ¿puede terminar en la peor crisis inflacionaria de la historia?

Published

on


Comparado con los tres procesos hiperinflacionarios que hubo en el país, la delicada situación política dentro del Gobierno sumaría un factor clave

Por Carlos Arbia

22/06/2022 – 12,22hs

La pelea entre Alberto y Cristina, ¿puede terminar en la peor crisis inflacionaria de la historia?

La encarnizada pelea de poder que mantienen el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner marca una gran diferencia con respecto a la situación política que se dio los 3 procesos hiperinflacionaros que generaron grandes crisis financieras económicas y sociales en la Argentina. Este es tal vez uno de los condicionantes que podrían llevar a que esta crisis inflacionaria termine peor que las tres anteriores como las de  1975, 1985 y 1989.

La inflación que muestra la economía argentina desde marzo  medida en promedio mensual es muy parecida a la de fines de 1998. Esta fue la etapa anterior al mayor proceso inflacionario que vivió la Argentina que fue la hiperinflación de 1989 donde en julio de ese año la inflación mensual era del 200 % y la anual  del 5000 %.  La espiralizada suba de la inflación obligó al presidente radical  Raul Alfonsin a entregar el poder cinco meses antes al presidente electo, el justicialista Carlos Menem.

Tal vez ese sea el periodo más comparable con el actual de las grandes crisis inflacionarias  argentinas: el Rodrigazo del 75, el pico de inflación del 85 antes del Plan Austral y la híper del 89. 

Pero una de las principales diferencias  es que a nivel político en esos 3 episodios no se observaba una crisis tan compleja como la actual pelea de los dos integrantes más importantes del Poder Ejecutivo.

La encarnizada pelea de poder que mantienen el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner marca una gran diferencia

La pelea de poder entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner marca una gran diferencia con otros procesos históricos

Crisis inflacionarias argentinas: similitudes y diferencias

Un reciente estudio del economista Gustavo Reyes,  Director del Ieral de la Fundación Mediterránea,  compara a nivel económico estos tres procesos inflacionarios con el actual.

El estudio destaca varias similitudes y algunas diferencias de esos 3 episodios inflacionarios con la situación actual:

  • Un Estado que gastaba más de lo suficiente y generaba un déficit fiscal primario que tenía que ser financiado con emisión monetaria del BCRA. Una situación similar a la actual pero donde el déficit fiscal es menor.
  • Una economía que gastaba más dólares de los que ingresaban generaba un déficit en la cuenta  corriente del balance de pagos lo que llevó a perder reservas y tomar deuda tanto el estado como los particulares. En este caso la situación es diferente ya que en esos tres procesos inflacionarios los déficits de la cuenta corriente se dieron en un contexto de precios de commodities internacionales bajos a diferencia de los precios récords actuales de las materias primas. La Argentina tiene hoy los mejores precios de los últimos 30 años.
  • Un proceso de deterioro del poder adquisitivo de la moneda local generado por el aumento de los precios locales y por las fuertes devaluaciones del peso frente al dólar que se producían en esos momentos. En esos tres episodios se produjo un fuerte proceso de huida de los pesos por parte de los agentes económicos que se refugiaron principalmente en el dólar. Es lo que se conoce en términos económicos como una caída de la demanda de dinero por parte de la gente por el creciente grado de indexación de la economía. Esta situación también es parecida a la actual.
  • Una fuerte caída de las reservas internacionales líquidas del BCRA por un creciente aumento de las importaciones frente a las exportaciones y una abultada salida de dólares del sistema financiero. Una situación comparable también con la que se vive en este momento.
  • Problemas de financiamiento en el mercado de la deuda en pesos que generaban que el Gobierno pagará altos intereses por la renovación de letras y bonos emitidos por la Tesorería. En los 3 casos relevados el gobierno tenía que emitir cada vez más deuda indexada o atada al valor del dólar para conseguir más fondos para renovar los vencimientos de la deuda pública local en la medida que la inflación aumentaba y el precio del dólar subía. El primer ejemplo en la actualidad es la huida de hace dos semanas de los fondos comunes de inversión de las letras indexadas  por la inflación emitidas por el Tesoro.
  • En esos tres procesos analizados la deuda pública alcanzó su mayor valor durante el año previo al aumento de la inflación dejando a los gobiernos sin posibilidad de seguir financiando parte del déficit fiscal primario por esa vía y al gobierno cada vez le costó más renovar esos vencimientos de deuda.
  • En los 3 episodios previos a la hiperinflación el BCRA mantuvo fuertes controles del tipo de cambio e intentó calmar la suba de los precios devaluando el peso frente al dólar oficial en un ritmo menor al de la suba de la inflación y subiendo muy fuerte la tasas de interés al ahorrista. El proceso actual todavía no entró en esa dinámica pero podría ser peor a los anteriores por los fuertes desequilibrios que muestra la economía.

Pero a todas estas coincidencias el trabajo de Reyes agrega un condimento adicional que podría generar una crisis inflacionaria más grave que las 3 analizadas: el retraso del valor del dólar oficial respecto a la inflación y la caída de su poder adquisitivo, lo que aumenta el riesgo de un salto devaluatorio forzado para corregir la diferencia o brecha cambiaria entre el valor del dólar oficial y los dólares financieros alternativos y el dólar paralelo.

 fuerte caída de las reservas internacionales líquidas del BCRA

En todos los procesos inflacionarios hubo una fuerte caída de las reservas internacionales líquidas del BCRA

¿Se cae la actual política cambiaria del BCRA?

El economista Rodolfo Santangelo, Director de la consultora M&S, sostiene que: «la actual política cambiaria del BCRA de ir aumentado el valor del dólar oficial al 4% mensual por debajo de la tasa de inflación está en capilla». El salto de los últimos días del valor del dólar paralelo y los dólares alternativos y la ampliación de la brecha cambiaria refuerza esa idea. 

A esto se suma la dificultad del gobierno de tratar de renovar la deuda en pesos lo que seguirá presionando en la medida que más inversores quieran seguir saliendo de los bonos de la deuda en pesos en particular los indexados por el CER o la inflación. 

El trabajo de Reyes destaca además que de los 15 indicadores analizados hay 4 que hoy son mejores con respecto a los momentos previos a los estallidos hiperinflacionarios de esos 3 episodios analizados.

«Se trata de indicadores de mucha importancia como un menor déficit fiscal, los mejores precios de las materias primas agropecuarias de los últimos 30 años, el superávit de la balanza comercial y el margen de maniobra que tiene el BCRA con las reservas internacionales brutas en la medida que se reciban los desembolsos del FMI para pagar los vencimientos de deuda» destaca el estudio de Reyes.

El Rodrigazo de 1975, una de las grandes crisis del país

El Rodrigazo de 1975, una de las grandes crisis que le tocó atravesar al país

La situación actual y las diferencias a favor

La situación actual si bien muestra diferencias a favor importantes con respecto a esos tres eventos analizados tiene algunos aspectos bastante preocupantes como desequilibrios monetarios y cambiarios y los posibles problemas de financiamiento que ayer dejó en evidencia el ministro de Economía, Martin Guzmán, en su reunión con banqueros donde les pidió que contribuyan para lograr un reperfilamiento voluntario de la deuda pública en pesos en los próximos meses.  

Pese a la similitud de los actuales índices de inflación con respecto a la hiperinflación del 89 hay que destacar que si el Gobierno logra cumplir con las metas fiscales del acuerdo con el FMI y este desembolsa los fondos para pagar los vencimientos de deuda este sería un factor que jugaría muy a favor.

El fuerte mensaje para modificar la política económica que envió la vicepresidenta el lunes y la respuesta del presidente de ayer dejan en evidencia que por ahora no hay forma de mejorar la relación entre ambos y es una diferencia importante con respecto a los 3 procesos analizados. 

Por ahora el presidente decidió seguir preservando al ministro de Economía, al titular del BCRA Miguel Pesce, a la Directora de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont y al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, los próximos candidatos en la lista de despidos que tiene en mente la vicepresidenta.



Source link

ECONOMIA

Energía reglamenta segmentación tarifaria y da el manejo a un hombre de Guzmán

Published

on


Casi dos semanas después de haber aprobado el marco normativo del nuevo régimen tarifario, Energía salió a «reglamentar las funciones y tareas»

Por Antonio Rossi

28/06/2022 – 21,00hs

Energía reglamenta segmentación tarifaria y da el manejo a un hombre de Guzmán

La puesta en marcha de la segmentación tarifaria y quita de subsidios en los servicios de energía eléctrica y gas se asemeja bastante a la recordada movilización de los tanques y la tropa del General Ernesto Alais durante la rebelión carapintada de 1987. Tras la orden impartida por el entonces presidente Raúl Alfonsín para trasladarse desde Entre Ríos a Campo de Mayo para repeler la asonada encabezada por Aldo Rico, el General Alais se movió a paso de tortuga y de tan lento que fue su desplazamiento terminó llegando muy tarde y cuando el conflicto ya se había superado.

Algo similar sucede con la implementación del nuevo esquema de reducción de subsidios y ajustes tarifarios en las facturas de luz y gas que la administración de Alberto Fernández acordó con el FMI en medio de una fuerte disputa interna con los funcionarios kirchneristas del área energética.

Doce días después de haber aprobado por medio del decreto 332 el «marco normativo» del nuevo régimen tarifario, la Secretaría de Energía -que comanda el neuquino Darío Martínez– recién salió a «reglamentar las funciones y tareas» de las dependencias y organismos oficiales que deben llevar adelante los cambios en juego.

Lo hizo a través de la resolución 467, donde la Secretaría de Martínez -en su carácter de «autoridad de aplicación» del sistema segmentado de tarifas energéticas- procedió a «delegar y a instruir» a las segundas líneas de mando las distintas acciones previstas para «revisar la incidencia distributiva de los subsidios a los servicios públicos de forma tal que se cumpla con los principios de equidad y solidaridad».

A paso de tortuga, el Gobierno avazan en la segmentación tarifaria.

A paso de tortuga, el Gobierno avazan en la segmentación tarifaria.

Segmentación de tarifas: qué dice la nueva reglamentación

La resolución reglamentaria presenta dos datos salientes. 

Por un lado, descarga prácticamente toda la responsabilidad operativa del nuevo régimen tarifario en la Subsecretaría de Planeamiento Energético comandada por Santiago López Osornio, el único funcionario del staff de Energía que responde directamente al ministro de Economía, Martín Guzmán. Y, por otro lado, no fija plazos, ni tiempos concretos para el reempadronamiento que deben realizar los usuarios y tampoco para la entrada en vigencia de las modificaciones tarifarias y la anunciada supresión de subsidios a los usuarios de mayores ingresos.

De acuerdo con la letra chica de la resolución 467, la Subsecretaría de López Osornio tendrá a su cargo las siguientes atribuciones y tareas:

  • Establecer los procedimientos tendientes a identificar la capacidad de pago de los usuarios de los servicios de electricidad y de gas natural de todo el país.
  • Poner en funcionamiento el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE) y confeccionar los padrones de beneficiarios, a partir de la información que se obtenga de las declaraciones juradas que deberán complementar los usuarios en el sistema digital que disponga la Secretaría de Innovación Tecnológica del Sector Público dependiente de la Jefatura de Gabinete.
  • Instrumentar y gestionar de manera integral el flujo de información en relación directa con los organismos que serán su fuente de información, sus usuarios y quienes la enriquezcan y complementen.
  • Definir los mecanismos y acreditaciones necesarios para que los inquilinos puedan adquirir la condición de «Usuario o Usuaria Residencial del Servicio».
Guzmán junto a López Osornio, su hombre de confianza en Energía.

Guzmán junto a López Osornio, su hombre de confianza en Energía.

Traspaso de responsabilidades

A su vez, Martínez le transfirió a la Subsecretaría de Coordinación Institucional -piloteada por Guillermo Usandivaras, quien llegó a ese puesto de la mano del Jefe de Gabinete, Juan Manzur- la responsabilidad de «proyectar y promover la suscripción de convenios con las jurisdicciones y entes reguladores provinciales y municipales con el fin de establecer el alcance nacional de la segmentación de subsidios en los servicios de energía eléctrica y gas natural«.

Esos convenios servirán para que los organismos de control y las autoridades provinciales informen el segmento correspondiente a cada suministro a las distribuidoras y cooperativas que prestan los servicios de luz y gas, quienes deberán utilizar esos datos para realizar la facturación correspondiente que refleje la categoría especifica contenida en el RASE gestionado por López Osornio.

Con respecto a los entes reguladores nacionales -el ENRE, a cargo de la camporista Soledad Manin, y el Enargas, manejado por el especialista K y vocal del Instituto Patria, Federico Bernal-, la resolución establece que, en sus nuevos roles de «Unidades Operativas de Implementación», deberán «desarrollar todas las acciones que disponga la subsecretaría de Planeamiento Energético».

El Gobierno da un nuevo paso para concretar la segmentación tarifaria.

El Gobierno da un nuevo paso para concretar la segmentación tarifaria.

Qué deberán hacer las distribuidoras de servicios

A su vez, las distribuidoras eléctricas y gasíferas deberán ponerse a la orden de López Osornio y recabar toda la información de los usuarios que les sea requerida para el armado y procesamiento del RASE.

Además, las distribuidoras y la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) –que preside la camporista Fernanda Raverta– deberán habilitar sus oficinas para la atención presencial facilitando la carga digital de aquellas personas que no tengan acceso a la tecnología digital.

Como dato novedoso, la resolución deja la puerta abierta para que Planeamiento Energético disponga que otros organismos o instituciones se sumen a «la atención personalizada y gratuita» de los usuarios que no puedan tramitar su inscripción en el RASE por la vía digital.

Lo que no aparece aclarado, ni detallado con precisión en la norma reglamentaria son las fechas y los tiempos en que debería estar operativo el RASE y desde cuándo comenzarían a recortarse los subsidios a los usuarios de mayor poder económico.

Como única referencia, uno de los artículos de la resolución señala que «la Subsecretaría de Planeamiento Energético– con previa intervención de las áreas competentes de la Subsecretaría de Energía Eléctrica y de la Subsecretaría de Hidrocarburos–establecerá un mecanismo gradual de asunción plena del costo del componente de energía eléctrica en tercios bimestrales. Y, en el caso del gas, ese costo no podrá ser superior al promedio de todas las regiones».



Source link

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2022 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad