• Mié. Abr 14th, 2021

Mateo Sosa, el nene de 9 años que había sido atropellado en Morón, murió en el Hospital del Niño de San Justo, donde pasó tres días internado en terapia intensiva.

La familia decidió que donará los órganos del niño al Centro Único Coordinador de Ablación e Implante Provincial de Buenos Aires (CUCAIBA).

Después de que se comunicara la «muerte cerebral», y ante la irreversibilidad de su estado, el pequeño fue desconectado del respirador artificial, de acuerdo al sitio Primer Plano.

Nahuel Silva Correa, de 22 años, el hombre que conducía el auto que lo embistió, se encuentra en libertad.

El mensaje de la Asociación Madres del Dolor ante la muerte de Mateo

«Demasiado dolor… demasiada violencia», se titula la publicación de la ONG donde despedía al chiquito que había sido atropellado en Morón cuando iba con su abuela


El siniestro ocurrió el miércoles pasado. Mateo cruzaba la calle Eva Perón al 4.300, en la zona sur de Morón, junto con su abuela.

De acuerdo a las imágenes registradas por cámaras de seguridad, cuando estaban en la mitad de la calle apareció a toda velocidad un Volkswagen Bora negro: sin frenar, su conductor atropelló al nene y se escapó del lugar.

Otro vehículo intentó evitar la fuga. Sin embargo, Correa subió su auto a la vereda y lo evadió, antes de seguir camino hacia La Matanza. Según testigos, otro conductor lo persiguió, aunque no logró atraparlo.

Mateo fue trasladado rápidamente al Hospital Favaloro de La Matanza, con una hemorragia interna. Luego de que lo estabilizaran, fue derivado al Hospital del Niño de San Justo, con soporte de ventilación, donde fue operado por una fractura en la cadera.

El episodio quedó caratulado como «lesiones graves culposas».

El acusado, en libertad​

Ocho horas después del siniestro, Nahuel Silva Correa se presentó en la departamental donde se le tomó declaración. Dio información sobre la ubicación del Bora negro -más tarde fue secuestrado en La Matanza- y quedó detenido.

De todas maneras, el juez Gabriel Robles, del Juzgado de Garantías Número 3, decidió su liberación porque «la pena por este delito es de un mínimo de 3 y un máximo de 4 años, pero no es detenible».

Las fuentes establecieron que se pidió la detención de Correa porque puede «existir peligro de fuga o entorpecimiento de la investigación».

«El juez no se fijó si hay peligro de fuga, porque el conductor se fue al momento del siniestro y dejó tirada a la criatura, se escondió 8 horas», dijo el viernes pasado a la señal de TN Jorge, el tío del nene.

Y agregó: «Somos una sociedad avanzada, tendríamos que tener humanidad y no ser tan fríos en el papel, mientras el nene está internado peleando por su vida y el pibe está en su casa».

DD

Optimized with PageSpeed Ninja