• Mié. Abr 14th, 2021

Analiza usar parte del dinero proveniente de los Derechos Especiales de Giro (DEG) ante la necesidad de planes de apoyo y contención de la economía real

El Gobierno analiza usar parte del dinero proveniente de los Derechos Especiales de Giro (DEG) ante la necesidad de abonar planes de apoyo y contención de la economía real en el caso de que haya que aplicar restricciones por la segunda ola de coronavirus.

Los DEG están habilitados desde el Fondo Monetario Internacional ( FMI ) entre fin de este mes y comienzos de junio, con lo que el Gobierno debería ese dinero autorizado para contabilizarlo dentro de las reservas del Banco Central, explica Ámbito  Financiero.

Por otra parte, agrega que el Ejecutivo no piensa recrear los Programas de Asistencia y Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), eventualmente y para casos de sectores puntuales en crisis rediseñaría los Repro II, pero sí se tiene en mente un nuevo pago del Ingreso Familiar de Emergencia ( IFE ). A esto se le puede sumar algún plan extraordinario de créditos directos y direccionados, como los recientemente lanzados por el Anses.

qdsda
El Poder Ejecutivo tiene en mente un nuevo pago del Ingreso Familiar de Emergencia ( IFE )

Sin partidas presupuestarias

El problema que tiene la administración de Alberto Fernández es que no hay partidas importantes que figuren en el Presupuesto aprobado por el Congreso para el 2021 para poder reactivar los planes de ayuda y sostenimiento de la economía, con lo cual el dinero para destinar a estos sólo pueden provenir de dos vías: endeudamiento o emisión, pero esto no es algo posible si quieren que el plan de Martín Guzmán de estabilización y sustentabilidad tenga éxito.

Ante el complicado escenario financiero del país, el FMI podría salir al rescate con los DEG que la propia Kristalina Georgieva anunció hace 10 días, cuando confirmó que el organismo habilitará unos u $ s650.000 millones que serán exclusivamente a los países en desarrollo que tengan su cuota al día con el organismo. Como Argentina cumple con la condición de hacer sus liquidaciones mensuales, y como al país le correspondencias unos 0,7% por sus acciones en el directorio del FMI, en total le correspondencias unos u $ s4.354 millones.

Guzmán quería destinar este dinero para reforzar las reservas, como para enfrentar eventuales turbulencias, y garantizar un segundo semestre cambiario tranquilo. Para esto había elaborado una estrategia de liberar los pagos con el Club de París de mayo y los dos vencimientos de septiembre y diciembre con el FMI, las tres obligaciones financieras en divisas que deben enfrentar Argentina este año. De estos, si se lograra un acuerdo con el Club de París y con el Fondo después de octubre, sólo sería prioritario pagarle el primer vencimiento a este organismo por unos u $ s1.800 millones. Si esto sucediera así, quedarían de los DEG unos u $ s2.500 millones liberados para ser utilizados para el financiamiento de un nuevo IFE.

ada

El Presidente dijo que «de ser necesario» se pondrán en marcha «medidas para auxiliar a sectores afectados» por la pandemia

Medidas de auxilio

Este nuevo plan va en línea con lo manifestado por el presidente Alberto Fernández, quien el sábado pasado confirmó que «de ser necesario» se pondrán en marcha «medidas para auxiliar a sectores afectados» por la pandemia de coronavirus y así lograr que «padezca lo menos posible» los efectos de la segunda ola de contagios.

«Si necesitamos auxiliar sectores, lo haremos si fuera necesario, pero para mi lo más importante es que padezca lo menos posible», enfatizó el mandatario al ser consultado por un cuarto pago del bono de $10000 del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

Y destacó en diálogo con AM750 el mantenimiento de medidas de auxilio focalizadas como el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción ( ATP) en el sector turístico.

«Estamos haciendo una suerte de ATP focalizados que no se llaman ATP ni i IFE pero vamos seguir auxiliando a empresas o gente que lo necesite», explicó.

Luego el ministro Daniel Arroyo detalló los parámetros que evalúa la Casa Rosada para avanzar con el lanzamiento de nuevas medidas de asistencia como el IFE de Anses o el ATP: nivel de presencia en comedores (cifra que en la actualidad trepa a 10 millones) y el nivel de producción de los sectores de la construcción, la producción de alimentos, la producción textil, el cuidado de personas y el reciclado.

Optimized with PageSpeed Ninja