• Mar. Ene 26th, 2021

Lo que le pasó a Defensa y Justicia en la Copa Sudamericana sentará un precedente en la historia del fútbol sudamericano. El pasado jueves 14 de enero, el Halcón se enfrentaba a Coquimbo Unido por la ida de las semifinales, pero el encuentro no se disputó. En primer lugar, no pudieron jugar en la cancha del equipo chileno. Se iba a disputar en el Estadio Nacional de Santiago de Chile, pero cuando el elenco argentino arribó al país trasandino, tres jugadores dieron positivo de coronavirus.

Ese mismo jueves, faltando dos horas para que empiece el cotejo, la CONMEBOL lo suspendió y lo pasó para este martes, desde las 19.15h pero en la cancha de Olimpia, en Asunción, Paraguay. Sin embargo, el escándalo siguió: Rafael Delgado, Washington Camacho y Francisco Pizzini, los tres futbolistas de Defensa que «tenían» coronavirus, dieron negativo en cuatro testos, pero en Chile no los dejaron salir de sus habitaciones, ni entrenar, y tampoco les decían cuándo iban a viajar. En fin, se trató de tres falsos positivos, el partido se podría haber jugado y ahora los tres jugadores están con el plantel del Halcón en Paraguay.

Según informó el periodista Hernán Castillo en Halcones y Palomas (lunes a viernes de 12 a 14 horas por la pantalla de TNT Sports), la AFA no se quedará de brazos cruzados y pedirá que sus equipos no jueguen en Chile hasta nuevo aviso. ¿Cuál es el inconveniente principal? Que este 2021, también habrá Copa Libertadores y Copa Sudamericana y en el sorteo les podrá tocar entre sí. ¿Qué pasará? Nadie lo sabe…

Otra de las cuestiones a analizar, fue el caso de Boca-Santos. John y Wagner Leonardo, los dos que dieron positivo de coronavirus en Argentina, se fueron en un vuelo sanitario, aprobado por la CONMEBOL. En el caso de Chile, hasta analizan sacarle cupos de los torneos internacionales.

Optimized with PageSpeed Ninja