Connect with us

INTERNACIONAL

No, una tribu remota del Amazonas no se hizo adicta al porno

Published

on


En abril, caminé más de 80 kilómetros a través de la selva amazónica para visitar las aldeas remotas del pueblo Marubo.

La tribu de 2.000 miembros había recibido recientemente Internet de alta velocidad y quería entender cómo había afectado sus vidas.

Durante una visita de una semana, vi cómo usaban Internet para comunicarse entre aldeas, charlar con sus seres queridos lejanos y pedir ayuda en emergencias.

Muchos Marubo también me dijeron que estaban profundamente preocupados de que la conexión con el mundo exterior alterara su cultura, que habían preservado durante generaciones viviendo en lo profundo del bosque.

Algunos mayores se quejaron de adolescentes pegados a los teléfonos, chats grupales llenos de chismes y menores que veían pornografía.

Viral

Como resultado, la historia que The New York Times publicó el 2 de junio trataba en parte de la introducción del pueblo Marubo a los males de Internet.

Pero después de la publicación, ese ángulo adquirió una dimensión completamente diferente.

Una antena Starlink en un Una persona de Marubo usando internet. Foto Victor Moriyama para The New York Times.

Durante la semana pasada, más de 100 sitios web en todo el mundo publicaron titulares que afirman falsamente que los Marubo se han vuelto adictos a la pornografía.

Junto a esos titulares, los sitios publicaron imágenes del pueblo Marubo en sus aldeas.

The New York Post estuvo entre los primeros y dijo la semana pasada que la gente de Marubo estaba «enganchada a la pornografía».

Decenas de personas siguieron rápidamente esa toma.

El titular de TMZ fue quizás el más contundente:

«¡¡¡LA CONEXIÓN STARLINK DE LA TRIBU RESULTA EN ADICCIÓN AL PORNO!!!»

El Post y TMZ no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Titulares similares proliferaron en todo el mundo, incluso en el Reino Unido, Alemania, Australia, India, Indonesia, Malasia, Turquía, Nigeria, México y Chile.

RT, el medio de comunicación estatal ruso, publicó la afirmación en árabe.

Hubo innumerables videos, memes y publicaciones en las redes sociales.

En Brasil, el rumor se extendió rápidamente, incluso en las pequeñas ciudades amazónicas donde ahora viven, trabajan y estudian algunos marubo.

El pueblo Marubo no es adicto a la pornografía.

No había ningún indicio de esto en el bosque, y no había ninguna sugerencia al respecto en el artículo del Times.

En cambio, el artículo mencionaba una queja de un líder de Marubo de que algunos menores de Marubo habían compartido pornografía en chats grupales de WhatsApp.

Esto era especialmente preocupante, dijo, porque la cultura Marubo desaprueba incluso los besos en público.

Muchos de los sitios que distorsionaron este detalle son agregadores de noticias, lo que significa que su modelo de negocios está diseñado en gran medida en torno a reempaquetar los informes de otras organizaciones de noticias, con titulares a menudo sensacionalistas para vender avisos.

Debido a que estos sitios también enlazan con los informes originales, generalmente están protegidos legalmente, incluso si tergiversan el material.

A estas alturas, este tipo de sitios y titulares engañosos son sólo otra parte de la economía de Internet.

Para un usuario de Internet informado, sus tácticas le resultan familiares.

Para los Marubo, sin embargo, la experiencia fue desconcertante y exasperante.

Versiones

“Estas afirmaciones son infundadas, falsas y reflejan una corriente ideológica prejuiciosa que no respeta nuestra autonomía e identidad”, dijo Enoque Marubo, el líder Marubo que llevó Starlink a las aldeas de su tribu, en un video publicado en línea el domingo por la noche.

El artículo del Times había enfatizado demasiado los aspectos negativos de Internet, dijo, “lo que resultó en la difusión de una imagen distorsionada y dañina”.

Alfredo Marubo (todos los Marubo usan el mismo apellido), el líder que dijo en el artículo del Times que estaba preocupado por la pornografía, emitió un comunicado el martes desde su asociación tribal diciendo que los titulares engañosos “tienen el potencial de causar daños irreversibles a la vida de las personas” por lo tanto, nos sentimos expuestos ante esta mala interpretación de la información veraz”.

Eliesio Marubo, abogado y activista por los derechos indígenas, se ha convertido en una de las caras más públicas de la tribu Marubo.

Por eso, cuando los titulares se viralizaron, Eliesio dijo que tenía decenas de miles de notificaciones de mensajes y etiquetas en comentarios en las redes sociales.

Muchos se burlaron del pueblo Marubo, dijo.

Eliesio dijo que el artículo había suscitado un importante debate sobre la repentina llegada de Internet de alta velocidad a grupos indígenas remotos, mostrando la promesa de Internet a su manera.

Pero la desinformación resultante también ilustró los peligros de Internet.

«Internet aporta muchas ventajas», afirmó, «pero también plantea muchos desafíos».

c.2024 The New York Times Company

Advertisement

INTERNACIONAL

Noches sofocantes, incendios y apagones: gran parte de Europa está en roja por la ola de calor

Published

on


Habitantes y turistas sofocados, bosques en llamas e incluso una invasión de saltamontes en Italia: desde hace más de una semana, una nueva ola de calor azota el este y el sur del continente europeo.


«No logramos dormir. Sin aire acondicionado, es imposible», se queja Alexandre Tudor, un habitante de la capital rumana, Bucarest.

Al igual que Rumania, todo el este de Europa está inmerso en una ola de calor, la tercera de la temporada.


«Es exactamente lo que predijeron los científicos», señaló a la AFP el profesor Ilan Kelman, del University College de Londres.


«Esto es parte integrante del cambio climático provocado por los seres humanos, y sólo empeorará en el futuro si no actuamos», añadió.

Un turista compra un sombrero en Atenas, Grecia, bajo un sol abrasador. Foto: REUTERS

Temperaturas récord y cortes de luz

El aeropuerto húngaro de Debrecen, el segundo del país, tuvo que cerrar temporalmente porque el calor dañó sus pistas. Y la compañía ferroviaria nacional MAV aconsejó a sus pasajeros tomar ómnibus con aire acondicionado.

En la vecina Rumania, los cortes de electricidad se multiplican en los hospitales debido a los picos de consumo de aire acondicionado.

Un hombre de 45 años murió debido al calor en la ciudad de Botosani (norte) y en varias ciudades del país se batieron récords de temperatura por la noche, con el termómetro firme por encima de los 27ºC.


«Es muy preocupante que las temperaturas no bajen. Si los organismos no tienen tiempo de enfriarse durante la noche es probable que el número de muertos aumente», advirtió el profesor Kelman.

Los incendios arrasaron con miles de hectáreas en Macedonia del Norte, Albania y Bulgaria.


Según Hannah Cloke, climatóloga de la Universidad de Reading, «los habitantes de las ciudades europeas tendrán que adaptar no sólo sus infraestructuras sino también sus hábitos hacer frente a olas de calor más intensas en el futuro».

Un termómetro indica 43 grados en una calle de Palma de Mallorca, este jueves. Foto: BLOOMBERG  Un termómetro indica 43 grados en una calle de Palma de Mallorca, este jueves. Foto: BLOOMBERG


«En el futuro podría ser casi imposible salir a la calle en determinados días», advirtió.

Golpes del cambio climático

Las olas de calor son cada vez más probables y agudas como consecuencia del cambio climático, estiman los expertos.

Europa es el continente que más se está calentando, con temperaturas que aumentan el doble de rápido que la media mundial.

Algunas regiones de Grecia llevan ya más de 10 días inmersas en temperaturas superiores a los 40ºC.

El calor es tan intenso que la Acrópolis de Atenas, el lugar más turístico del país, ha tenido que cerrar sus puertas varios días, durante las horas más calurosas de la jornada.


El jueves, en el centro de Atenas, Sam Rizek, un mesero de 19 años, intentaba atraer a clientes que buscaban un poco de sombra. «Aquí en Grecia tendremos que acostumbrarnos» a las olas de calor, dijo resignado.

Efectos en la economía

La economía también ha tenido que adaptarse a las temperaturas.

En Sicilia, desde el miércoles, está prohibido trabajar en la agricultura y la construcción entre las 12.30 y las 16 los días en que el riesgo de trabajar al aire libre es «alto». La medida estará vigente hasta el 31 de agosto.

Un total de 14 ciudades italianas, entre ellas Roma y Florencia, fueron declaradas en «alerta roja» a causa del calor y la humedad.


Debido a las temperaturas, varias regiones italianas sufrieron una invasión de saltamontes, alertó el sindicato agrícola Coldiretti.

El riesgo de incendios forestales era particularmente alto en Portugal, mientras que en España, tras un inicio de verano con temperaturas por debajo de las habituales, el calor recién empieza a sentirse, pero en los próximos días se espera que suban los termómetros, con 44ºC en el sur de la península.

Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2024 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad