Connect with us

INTERNACIONAL

Tensión en Ecuador: sin diálogo a la vista, una marcha multitudinaria avanza hacia el centro de Quito

Published

on


Al menos unos 15.000 manifestantes participan en una marcha de indígenas que preveía llegar este miércoles al centro de la capital de Ecuador para protestar contra el gobierno de Guillermo Lasso. El palacio presidencial de Carondelet, sede del Ejecutivo, se mantenía férreamente custodiado, en el décimo días de movilizaciones en rechazo al aumento del costo de vida.

El inicio de la marcha, concentrada en la entrada al centro histórico, avanzaba de forma pacífica, con los manifestantes gritando consignas como «el pueblo unido, jamás será vencido».

Se preveía que los manifestantes llegaran hasta la llamada Plaza de Santo Domingo donde tenían planeado un acto simbólico por el Inti Raymi (Fiesta del Sol, en quechua), una de las grandes fechas dentro del calendario agrícola andino.

Mientras tanto, otro grupo de manifestantes marchó por varias calles del centro norte de Quito y por la zona financiera, durante el décimo día de la protesta convocada por la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), en contra del gobierno para reclamar por los aumentos de precios, especialmente del combustible.

En las marchas participaban hombres y mujeres, muchos de los cuales portaban banderas del Ecuador y vuvuzelas con las que acompañaban el desplazamiento.

Los manifestantes se enfrentan con policías en Quito, este miércoles. Foto: AFP

Los manifestantes se enfrentan con policías en Quito, este miércoles. Foto: AFP

Sin diálogo

Las protestas continuaban este miércoles mientras el gobierno está a la espera de la aceptación por parte del líder de la Conaie, Leonidas Iza, a la invitación al diálogo formulado por más de 300 organizaciones de la sociedad civil, con el apoyo técnico de la Unión Europea y la Organización de las Naciones Unidas.

El gobierno de centro derecha de Lasso, un ex banquero que asumió el poder hace poco más de un año, declaró el estado de excepción en las provincias andinas de Imbabura, Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua y Chimborazo, así como a la amazónica de Pastaza, en su afán de contener la movilización indígena que se ha instalado con fuerza en Quito.

Los indígenas exigen que se derogue el estado de excepción y que cese la represión para propiciar un espacio de diálogo.

Pero el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, declaró el miércoles que las autoridades no aceptan las condiciones impuestas por el sector indígena como requisito para iniciar negociaciones encaminadas a buscar una salida pacífica a las protestas.

«No es el momento de poner más condiciones, no es el momento de exigir mayores demandas, es el momento de sentarse a conversar, estamos en el décimo día de paro», dijo el ministro a la red de televisión Teleamazonas.

El líder indígena Leonidas Iza, al frente de cientos de manifestantes, aseguró: «Siempre hemos tenido apertura al diálogo, pero hemos dicho que los diálogos no pueden ser para burlarse del pueblo ecuatoriano». 

Choques entre policías y manifestantes en Quito, este miércoles. Foto: AFP

Choques entre policías y manifestantes en Quito, este miércoles. Foto: AFP

Entre las demandas de los manifestantes figuran la reducción y congelamiento de los precios de los combustibles, el control de precios de los productos de primera necesidad, impedir las privatizaciones y evitar la flexibilización laboral, entre otros.

Incidentes violentos

El ministro del Interior de Ecuador, Patricio Carrillo, denunció este miércoles que tres policías fueron retenidos por manifestantes en la ciudad amazónica de Puyo, mientras desconocen el paradero de otros 18 en el marco de incidentes en los que falleció el martes un manifestante y se quemó una unidad policial.

Según Carrillo, en Puyo «gente en estado etílico generaba turbas impresionantes que no dejaban que las personas puedan atenderse en términos de salud, el paso de ambulancias, de víveres. El desabastecimiento ya en la ciudad llegaba a niveles intolerables».

Carrillo informó, además, que una grupo incendió las instalaciones de la Policía en centro del Puyo, donde había 18 vehículos, que también quedaron incinerados.

Fuente: EFE y AP



Source link

INTERNACIONAL

En medio de turbulencias internas, España maniobra para mostrar que es un socio confiable para la OTAN

Published

on


Antes de su inauguración formal de este miércoles, la cumbre de la OTAN en Madrid ya había dado lo que los aliados que la integran consideran un inicio de buen augurio: el inminente ingreso de Suecia y Finlandia a la Alianza, luego de que Turquía accediera a levantar su veto.

Sin embargo España, el país anfitrión de la cumbre que se celebra este miércoles y jueves, recibe a los jefes de Estado y de Gobierno de los 30 países de la OTAN y de las naciones invitadas en medio de las turbulencias, casi crónicas, que sacuden a la coalición de gobierno formada por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Unidas Podemos.

A 40 años del ingreso de España en la OTAN, la organización político-militar defensiva que se fundó en 1949 contra la amenaza de la por entonces URSS, el presidente del gobierno Pedro Sánchez maniobra, una vez más, entre la imagen de socio confiable que quiere lucir ante los aliados de la Alianza y los palos en la rueda que interponen algunos ministros de su gabinete que pertenecen a Podemos.

Pedro Sánchez interviene con la bandera de España al revés durante el inicio de la cumbre. Foto: EFE

Pedro Sánchez interviene con la bandera de España al revés durante el inicio de la cumbre. Foto: EFE

Horas antes de la inauguración formal de la cumbre, Pedro Sánchez señaló este miércoles en referencia a los líderes políticos de Podemos: “A la izquierda del Partido Socialista también se tiene que hacer esta reflexión sobre la necesidad de aumentar nuestra capacidad de disuasión”, dijo Sánchez sobre su idea de incrementar el presupuesto destinado a defensa.

Gasto militar o protección social

“Debemos garantizar nuestra seguridad, nuestra defensa, hoy amenazada, y para eso necesitamos aumentar nuestras capacidades de disuasión. No de ataque, pero sí de disuasión”, insistió.

“No es el momento de aumentar el gasto militar sino de aumentar la protección social”, dijo la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, de Podemos.

Con balas no se come, con bombas no se cura y con tanques no se apagan incendios”, agregó.

La ministra de Defensa española, Margarita Robles, reforzó la posición de la parte socialistas del gobierno: “La política exterior y de seguridad de defensa de España es clara, rotunda y contundente. Comprometida con los aliados -dijo Robles-. Luego, las declaraciones personales que pueda hacer cualquiera son muy respetables pero no comprometen en absoluto este compromiso que tiene España”.

"La política exterior de España la marca el presidente del gobierno", Pedro Sánchez. Foto: EFE

«La política exterior de España la marca el presidente del gobierno», Pedro Sánchez. Foto: EFE

“¿Cómo afecta en la OTAN la actual situación de España, gobernada por una coalición cuya parte minoritaria se opone a la Alianza Atlántica y a enviar ayuda a Ucrania para luchar contra Rusia?”, preguntó Clarín a un alto diplomático de la delegación española en la OTAN.

“De ningún modo. La política exterior de España la marca el presidente del gobierno y no afecta en absoluto”, fue la respuesta.

“Esta cumbre representa un reconocimiento a España como aliado fiable de la OTAN, como socio sólido para la seguridad europea y atlántica”, aseguró el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, sobre la posición de España, el único país de la OTAN que en 1986 votó en un referéndum su permanencia en la Alianza Atlántica a la que había ingresado en el ‘82.

Marchas anti-OTAN

Alberto Núñez Feijóo, el líder del Partido Popular, la principal fuerza de la oposición, criticó que los socios del gobierno “organizaran manifestaciones en contra de la OTAN” coincidiendo con la cumbre en Madrid.

El domingo hubo una marcha anti-OTAN en la que participaron algunos funcionarios de Podemos como el secretario de Estado de Agenda 2030, Enrique Santiago.

Alejado momentáneamente de las disputas domésticas, Pedro Sánchez celebró este miércoles la futura incorporación de Suecia y Finlandia a la OTAN, que llevará meses por la burocracia pero se concretará, y el tan ansiado encuentro que tuvo con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el martes.

Sánchez buscaba, dese hace más de un año, esa cita con Biden que finalmente consiguió en la previa a la cumbre de la OTAN en Madrid.

Aquí se declararon “socios imprescindibles” y confirmaron el aumento de la presencia militar norteamericana en la base española de Rota, en Cádiz: los cuatro barcos destructores de la defensa anti-misil de la OTAN pasarán a ser seis.

Madrid. Corresponsal

ap​



Source link

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2022 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad