• Vie. Ene 15th, 2021

Alberto Fernández hará su primera visita de Estado: el lunes viaja a Chile para reunirse con Sebastián Piñera

Inesperadamente, Chile se convertirá en el destino de la primera visita de Estado que hará Alberto Fernández en su presidencia de un año y un mes.

El mandatario estará en la capital vecina el próximo lunes 18 y martes 19 junto a su colega Sebastián Piñera, y como manda la tradición de este tipo de viaje -a diferencia de las que son «oficiales»- tendrá que visitar el poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial. En ese caso se evalúa un traslado del mandatario argentino a Valparaíso, donde se levanta el parlamento chileno.

Pero además este es el primer viaje de Fernández, en un año en el que tiene pensado otros más, por lo menos para el arranque del 2021: Paraguay, Estados Unidos, China, entre otros.

Según pudo saber Clarín de fuentes de la Casa Rosada, aún se está definiendo la delegación que lo acompañará. Son tiempos más restringidos en términos económicos y sanitarios.

Alberto F. llegará Chile en otro de los momentos difíciles que atraviesa ese país, que esta semana endurecerá medidas para frenar otro incremento diario en el contagios de coronavirus

Serán cuatro millones los chilenos que quedarán confinados, en una población de 19 millones. Y también la mayoría verá limitada su movilidad los fines de semana y feriados, según informó el lunes el Ministerio de Salud.

Los chilenos eligieron la vacuna de Pfizer para empezar su campaña de vacunación pero recién cuenta con sólo 15.000 dosis. Pero son a su vez los ejemplos que también usa la Argentina junto al espejo europeo para dictaminar sus propias restricciones.

Cambio en la relación

El viaje a Chile de Fernández tiene varias aristas en su lectura. Se produce luego de que los dos mandatarios se dispusieran a echar a andar su relación, que tuvo varios cortocircuitos a principios de 2020, pero que ahora se puede calificar como «muy buena».

Para Alberto F. es además un viaje provechoso en términos de imagen regional de cara a la relación que busca tener con los Estados Unidos a partir de la asunción de Joe Biden. Piñera fue el presidente con el que primero habló el demócrata en esta región tras ser electo el 3 de noviembre pasado.

Desde el Grupo de Puebla, el presidente Fernández se pronunció varias veces el año pasado para que vuelva el socialismo a Chile, lo que molestaba en el Gobierno chileno y así lo expresó este último públicamente. Pero eso dejó de ocurrir y aunque es parte, el mandatario argentino ya no participa de las reuniones del grupo. 

Luego llegaron las diferencias por las filminas sobre las estadísticas comparadas erradas que desde el equipo presidencial le pasaban al Presidente. Alberto F. hizo varios comparativos sobre el avance del coronavirus en Argentina y Chile y sobre las medidas sanitarias que varias veces fueron desmentidas en el país trasandino.

En el último tiempo, además de hablar por teléfono y comenzar a mantener una relación más fluida, Fernández envió a Chile como embajador al ex canciller Rafael Bielsa, quien trabajó en esta bilateral y en varios acuerdos.

Discusiones y negocios

En el gobierno de Alberto F. consideran que Chile y Argentina pueden convertirse en el puente entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico, algo que en el pasado rechazó el kirchnerismo, pero que sí considera el albertismo ahora.

La semana pasada, el canciller Felipe Solá recibió a su par de Japón Toshimitsu Motegi, y le planteó que ya que Toyota Tsusho estaba trabajando en Jujuy en la extracción de litio por qué no se acordaba la fabricación de baterías de todo tipo en la Argentina. En Chile el planteo fue visto con buenos ojos, Imaginan un escenario en el que esa producción salga al Pacífico a través de Antofagasta.

Entre los temas pendientes figuran los tres Protocolos del Tratado de Maipú de 2009 (Túneles de Agua Negra y Uspallata, y de Libre Circulación), que siguen parados y sin avances. Chile no muestra interés en ninguno.

Otro es la la delimitación de Campos de Hielo, que sigue aún sin concretarse por postergaciones de Chile. Once años después de que estuviera sobre la mesa, el Gobierno trasandino rechazó en mayo la delimitación argentina de su plataforma continental, atribuyéndose derechos en una medialuna al sur del Beagle. En la misma zona, Argentina desea usar canales para su navegación que Chile no acepta.

Pero uno de los acuerdos más importantes de los últimos meses para la Argentina fue el Acuerdo Automotor bilateral. «La entrada en vigor se prevé para marzo 2021 y se estima implicaría que las exportaciones automotrices argentinas a Chile sumarán unas 10.000 unidades adicionales al año», señaló la Cancillería antes del fin de año.  «Medido en divisas, se podrían exportar unos 150 millones de dólares más por año», completaron.

Optimized with PageSpeed Ninja