Connect with us

POLITICA

Cumelén Country Club. La historia del paraíso en la Patagonia que fue creado para resistir una expropiación de Perón

En 1950, amenazado por las confiscaciones de tierras que se repetían en la región (y en gran parte del país), Exequiel Bustillo dividió su estancia e invitó a sus amigos a invertir en un novedoso modelo de urbanización

Published

on

El día que Exequiel Bustillo se enteró de que el gobierno de Juan Domingo Perón había expropiado las tierras de la familia Lynch en la península de Quetrihué, comprendió que su estancia estaba en peligro. Intuía que, en cuestión de tiempo, sería desposeído de su amada Cumelén. Primero, en un acto reflejo, puso la propiedad a la venta. Pero luego encontró una forma más ingeniosa para permanecer en el lugar e impedir la enajenación: fraccionar la tierra. Pensó que si multiplicaba la cantidad de propietarios, multiplicaría también la resistencia. Y acertó. Así, en pocas palabras, nació Cumelén Country Club.

El sueño de Bustillo

Carlos “Yayo” De Mendieta es historiador. En su libro “Una aldea de montaña”, publicado en 2002, desanda la historia de su ciudad, Villa La Angostura. Y destaca el rol de Exequiel Bustillo, protagonista de aquellos años fundacionales.

“Bustillo llegó a la región en 1931 invitado por su amigo de la infancia, Luis Ortiz Basualdo -comienza De Mendieta-. Ortiz Basualdo tenía una estancia en Huemul, entre Bariloche y Villa La Angostura. Cuando conoció el lugar, Bustillo quedó fascinado. Fue amor a primera vista: ese mismo año compró 625 hectáreas que pertenecían a don Jorge Newbery, tío del prócer de la aviación argentina. Poco después compró otro pedazo de tierra que pertenecía al norteamericano Elbert Weeks, primo hermano de Newbery, que no había cumplido con el compromiso de inversión necesario para lograr la titularidad de las tierras. En esos tiempos, había dos maneras de adquirir tierras: por pago contado o a través de un contrato firmado donde el comprador se comprometía a realizar inversiones que luego eran fiscalizadas por la Dirección de Tierras y Colonias”.

Cuando regresó a Buenos Aires, Exequiel Bustillo comenzó a pensar qué nombre le pondría a su estancia. En su libro “El despertar de Bariloche”, cuenta que tuvo su momento de inspiración mientras consultaba un diccionario araucano en la biblioteca del Jockey Club. Ahí descubrió que Cumelén es el equivalente a la expresión francesa “sans Souci”, que significa “sin preocupación”. Y pensó que era perfecto: además de la buena eufonía, sintió que ese vocablo expresaba fielmente su propósito.

-¿Qué sucede después de que Bustillo compra la propiedad en 1931, Yayo?

-Ese mismo año comienza la construcción del casco de la estancia, un proyecto de su hermano, Alejandro Bustillo. Al mismo tiempo, Exequiel nombra de encargado de la propiedad a un inmigrante italiano llamado Carmelo Di Tomasso, que se trasladó con su mujer y su bebé hasta el lugar. Él fue quien hizo los primeros trabajos de movimientos de tierra, colocación de alambrados y cercos de madera, hizo la primera huerta y construyó el gallinero. Di Tomasso estuvo en Cumelén hasta 1937, después se fue a trabajar como jardinero al hotel Llao-Llao. Exequiel Bustillo visitaba la propiedad dos o tres veces al año, pero como aún no tenía su vivienda construida se hospedaba en el Hotel Correntoso de Primo Capraro o en Puerto Manzano, propiedad del inglés Ernesto Jewell.

Exequiel Bustillo frente a la casa principal de su estanzuela Cumelen, hoy Cumelén Country Club.

Exequiel Bustillo frente a la casa principal de su estanzuela Cumelen, hoy Cumelén Country Club.

Exequiel Bustillo inauguró su casa en enero de 1934, aunque recién completó las ampliaciones un par de años después. En esa época la construcción en la villa traía emparejado un gran desafío de logística: los materiales se compraban en Bariloche y luego debían ser transportados hasta La Angostura en lancha. La primera vivienda constaba de tres dormitorios, un baño y dependencias de servicio. También tenía un muelle, un garage y un jardín lleno de flores que ocupaba el tiempo de la mujer de Bustillo.

Como el deseo de Exequiel Bustillo era que toda la zona progresara, impulsó otras obras más allá de los límites de Cumelén: promovió la instalación de una oficina radiotelegráfica en Correntoso y otra de mayor potencia en Bariloche, y también recaudó fondos para la construcción de caminos. “Por toda su tarea en la región, en septiembre de 1934 lo nombraron primer presidente de la recién creada Dirección de Parques Nacionales”, cuenta De Mendieta.

Durante los 10 años que estuvo en el cargo, entre 1934 y 1944, Bustillo se propuso posicionar a la Patagonia como uno de los principales destinos turísticos del país. Para lograrlo, además de su astucia y perseverancia, contó con la ayuda de su hermano, el arquitecto Alejandro Bustillo que, por encargo suyo, diseñó la Catedral de San Carlos de Bariloche y el hotel Llao Llao, entre otros edificios en la región.

“Invitaba a sus amigos de Buenos Aires a invertir en el lugar y construir sus viviendas de veraneo. En ese tiempo adquirieron terrenos los Pinedo, Elizalde, Lanari, Surra Canals, García Merou, Serantes, Demaría”, detalla De Mendieta.

La gestión de Exequiel Bustillo atravesó los gobiernos de Agustín Pedro Justo, Roberto Marcelino Ortiz y Ramón Castillo.

Vista del casco de la estancia Cumelén, construido por Alejandro Bustillo

Vista del casco de la estancia Cumelén, construido por Alejandro Bustillo

El primer country club de la Patagonia

-¿Qué sucedió cuando Juan Domingo Perón llegó al poder?

-Comienzan las expropiaciones en la región. A la familia Pinedo, a los Lynch… también se expropió la estancia “La Primavera” de la familia Larriviére. Fue entonces cuando Bustillo comprendió que él también podía sufrir la enajenación de su querida estancia, Cumelén. Lo primero que hizo fue ponerla en venta, pero no era lo que él quería realmente. La idea de perder ese lugar lo atormentaba.

-¿Y qué hizo entonces?

-Se juntó con Amaro Detry y su cuñado, Carlos Facio. Inspirados en la historia del Club de Campo Tortugas, fundado en 1930 y reconocido como el primer country club de la Argentina, resolvieron que la mejor forma para evitar la expropiación era fraccionar la tierra y crear una comunidad deportiva: fundar un country club. Para formalizar la propuesta, crearon una sociedad anónima con capital suficiente para comprar la propiedad y construir espacios que permitiesen el desarrollo de distintas actividades deportivas.

Alejandro Bustillo, de sombrero y bufanda, montando a caballo para un recorrido por los alrededores de Cumelén. Villa La Angostura. (Foto: Antonio Lynch. Año 1934)

Alejandro Bustillo, de sombrero y bufanda, montando a caballo para un recorrido por los alrededores de Cumelén. Villa La Angostura. (Foto: Antonio Lynch. Año 1934)

En 1950, Cumelén S.A. adquirió las primeras 52 hectáreas. En ellas, estaban comprendidas las obras realizadas por Alejandro Bustillo. Había solo dos viviendas: la casa de Exequiel Bustillo y otra que había construido su cuñado, Carlos Pacheco Santamaría.

El arquitecto Ernesto de Estrada fue el encargado de realizar la división de la tierra, de la que resultaron 60 lotes. La venta de los terrenos se realizó en dos etapas. Los primeros 30 compradores recibieron título de “socios fundadores”, obtuvieron parcelas con superficies excepcionales de 3.000 metros cuadrados y se convirtieron, en el acto, en accionistas de Cumelén S.A.

En la segunda etapa, los 30 lotes restantes salieron a la venta con el valor de mercado, bastante más elevado, y las acciones de la Sociedad Anónima, imprescindibles para gozar de las instalaciones del Country Club, se vendieron por separado.

El Country Club Cumelén cuenta con canchas de tenis y paddle. Posee un campo de golf de nueve hoyos, muelle propio y más de 30 hectáreas de bosques de araucarias y arrayanes.

El Country Club Cumelén cuenta con canchas de tenis y paddle. Posee un campo de golf de nueve hoyos, muelle propio y más de 30 hectáreas de bosques de araucarias y arrayanes.

-¿Quiénes fueron los integrantes de este grupo que se convirtieron en los primeros compradores de Cumelén Country Club?

-Fueron Jorge Tanoira, Carlos Facio, Jorge Lavista, Carlos Lavista, Jorge Garaycochea, Noemí Tanoira de Irribarren, Guillermo y Oscar Kraft… Luego se abrió la venta de lotes a amigos y familiares.

-¿Qué sucedió con Exequiel Bustillo?

-La señora de Detry, Elena “Helen” Kemp, a quien llegué a entrevistar, me contó fue muy doloroso para Bustillo vender la propiedad al grupo de amigos y por eso no quiso volver durante varios años. Con el dinero de la venta se compró un campo en Maipú, provincia de Buenos Aires. Recién regreso a Cumelén en 1966 cuando el Monseñor Nevares, Obispo de Neuquen, bautiza la Bahía de Cumelén, con el nombre de Exequiel Bustillo.

Actualmente el Country Club Cumelén cuenta con aproximadamente con 1400 socios de todas las categorías, activos, juveniles, cadetes y menores.

Actualmente el Country Club Cumelén cuenta con aproximadamente con 1400 socios de todas las categorías, activos, juveniles, cadetes y menores.

Cumelén y Villa La Angostura

Cumelén Country Club, que se extendió hasta el faldeo de Cerro Bayo, hoy cuenta con 170 hectáreas, que se distribuyen de la siguiente manera: 72 corresponden a lotes, 49 son reservas naturales, 35 están dedicadas a espacios comunes, principalmente deportivos, y al club house, que era el casco de la estancia de Exequiel Bustillo. El resto, son calles internas.

Cualquier persona que disponga del capital suficiente puede comprar una casa dentro del loteo. No existe un proceso de admisión. Sin embargo, para convertirse en socio de Cumelén Country Club y gozar de todos sus beneficios es necesario, además de tener una propiedad, ser presentado por tres socios. En los últimos tiempos, dado que el club experimentó un crecimiento orgánico sostenido en el tiempo y su infraestructura es limitada, sólo se generan vacantes por bajas de socios. Si nadie se va, nadie entra.

El club hoy cuenta con aproximadamente 1400 socios de todas las categorías, entre activos, juveniles, cadetes y menores. También hay socios honorarios. Mayoritariamente son familias que se fueron agrandando con las nuevas generaciones que se van incorporando.

La antigua casa de Exequiel Bustillo, construida por su hermano Alejandro Bustillo, hoy es el Club House del country

La antigua casa de Exequiel Bustillo, construida por su hermano Alejandro Bustillo, hoy es el Club House del country

Hay un código que rige la convivencia entre los vecinos: la discreción. Se sabe que luego de muchos años de disfrutar del country como invitados, Mauricio Macri y Juliana Awada estrenaron su propia casa en 2022. Se trata de una propiedad construida en cuatro módulos, revestidos en chapa negra, sobre un terreno que está en primera fila frente al lago Nahuel Huapi, en la bahía de San Patricio. Su anfitrión, en los años previos, fue el empresario de la construcción Nicolás Caputo, “hermano del alma” del ex presidente, quien solía prestarles su casa, una de las más antiguas del country, llamada “Kitty Mapu”. Está también Luis Caputo, ministro de finanzas del macrismo. La guía de teléfonos se destacan los apellidos Roviralta, Miguens, Blaquier, Otero Mosegur, Roemmers, Fernández Madero, Tezanos Pinto, Kocourek, Cohen, Quintana… En los últimos años, entre sus visitantes frecuentes se destacan Guillermo Alejandro y Máxima, reyes de los Países Bajos.

La casa de Mauricio Macri en Cumelén, fotografiada por la revista ¡Hola! Argentina

La casa de Mauricio Macri en Cumelén, fotografiada por la revista ¡Hola! Argentina (Federico Soto/)

Para De Mendieta es imposible separar la historia de Cumelén Country Club de la de Villa La Angostura. “El club nació en 1950 y se consolidó a la par del pueblo, que era un pequeño poblado de 500 habitantes. Y si bien la mayoría de los propietarios solo vienen algunos meses al año, Cumelén tuvo un rol muy importante en el desarrollo de la zona”, asegura.

-¿Cuál la relación de la comunidad de Villa La Angostura con Cumelén?

-Cumelén logró una gran integración. Los socios del country hacen mucha ayuda social y colaboran con distintas instituciones de la villa. Creo que lo más importante es que lo hacen en silencio, no lo difunden. Yo conozco, con absoluta certeza, que el presupuesto que tiene Cumelén para beneficencia es mayor que el presupuesto que tiene la municipalidad para ayuda social. Eso hay que reconocerlo, siempre fue así. Es más, el centro de esquí Cerro Bayo se hizo por iniciativa de Jean Pierre Raemdonck, pero la plata la pusieron los socios de Cumelén. Sin Cumelén no existiría Cerro Bayo.

De Mendieta cuenta que el Centro de Esquí Cerro Bayo, creado a mediados de la década de 1970, fue financiado por los socios de Cumelen.

De Mendieta cuenta que el Centro de Esquí Cerro Bayo, creado a mediados de la década de 1970, fue financiado por los socios de Cumelen.

La entrada de Cumelén Country Club se encuentra sobre la Ruta 40 a tres kilómetros de Villa La Angostura

La entrada de Cumelén Country Club se encuentra sobre la Ruta 40 a tres kilómetros de Villa La Angostura

-¿La casa de Bustillo aún sigue en pie?

-Sí. El casco de la estancia, donde estaba la casa de Exequiel Bustillo, se conserva intacto: ahí funciona el club house del country. Es un lugar de reunión.

-¿Qué opina cuando se cuestiona a Cumulén por ser un lugar asociado a la elite argentina

-Pienso que el bajo perfil es algo que los distingue. En ningún momento ellos hacen ostentación del poder económico que en definitiva tienen sobre la comunidad. Eso es algo que nosotros valoramos.

POLITICA

Dólar hoy: el blue vuelve a caer, pero cierra enero con un salto de $35

El tipo de cambio informal se vende $2 por debajo del valor de ayer, mientras los financieros presentan algunas alzas; en el mes, se destacaron la Bolsa porteña y algunos bonos de deuda soberana

Published

on

En enero, los dólares libres continuaron la tendencia al alza que mostraron desde fines de diciembre. Tras un fin de 2022 caracterizado por el despertar de los tipos de cambio paralelos, en el primer mes de 2023 las presiones en el mercado cambiario se mantuvieron, y tanto el dólar blue como los financieros marcaron récord nominales. Mientras tanto, la brecha con el oficial se expandió por encima del 104% y el Gobierno decidió tomar cartas en el asunto.

En la última rueda de enero, el dólar blue se vende a $381. Si bien se trata de una caída de $2 frente al cierre anterior (-0,6%), en los últimos 31 días acumula un salto de $35 (+10,1%). Se trata del segundo mes que el billete verde que se comercializa en la informalidad avanza fuertemente, ya que en diciembre registró una suba del 10,5%. Aún así, el año pasado quedó por detrás de la inflación: se movió un 68%, cuando el Índice de Precios al Consumidor (IPC) cerró en 94,8%.

Mientras tanto, los tipos de cambio financieros abren en alza, aunque la tendencia suele revertirse hacia el final de la jornada por las intervenciones que realiza el Gobierno en el mercado financiero. El dólar MEP se negocia a $357,03, $3 más que ayer (+0,9%), mientras que el contado con liquidación (CCL) cotiza a $370,22, con una suba diaria de $0,7 (+0,2%). Pese a los intentos oficiales por contener estos valores, finalizan enero con subas de $29,09 (+8,8%) y $26,09 (+7,5%), respectivamente.

El dólar blue subió $36 a lo largo de enero

El dólar blue subió $36 a lo largo de enero

“Al ritmo que el drenaje de divisas sigue su curso, tal como era anticipado tras el fin del dólar soja II, los operadores temen que dicha dinámica se combine pronto con una caída en la demanda de dinero. Un ‘combo’ que acentuaría las tensiones cambiarias. Así, se anticipan crecientes intervenciones en los dólares financieros, en busca de extender su lateralización reciente para no realimentar las presiones en la inflación y la nominalidad de la economía. Aún, a riesgo de limitar un gradual reacomodamiento alcista, que al final incuba un mayor atraso y acentúa la demanda por cobertura”, señaló Gustavo Ber, economista de Estudio Ber.

¿Dólar o plazo fijo? Cuál fue la opción ganadora de enero

Mientras tanto, el dólar oficial mayorista se negocia este martes a $186,89 (+0,2%). Sin sorpresas, ya que esta cotización se mueve a cuentagotas por los controles y las restricciones a la demanda que mantiene vigente el Banco Central (BCRA), avanzó $9,73 a lo largo del mes (+5,5%). De esta forma, la tasa de devaluación del oficial en enero se encontraría por debajo de la inflación del mes: si bien no se conoce aún el dato, los analistas proyectan que cerrará en torno al 6%. Con las cotizaciones actuales, la brecha cambiaria con respecto al blue es de 104%.

“Una ampliación de la brecha renovaría la perversa dinámica del mercado de cambios en la que se retrasan exportaciones y se adelantan importaciones, al mismo tiempo que comenzaría a colarse en las expectativas de inflación de los agentes económicos. Febrero será un mes crucial, aunque el Banco Central (BCRA) todavía puede actuar para mitigar los daños”, destacó Pedro Siaba Serrate, de Portfolio Personal de Inversiones (PPI).

Bonos y acciones: subas mensuales arriba del 20%

Este martes, los bonos globales del último canje de deuda presentan variaciones mixtas en la legislación extranjera. Por un lado, presentan algunos avances el Global 2029 (+0,89%) y GD38D (+0,26%). Por el otro, ceden el Global 2035 (-0,56%) y Global 2030 (-0,53%).

Al observar todo el recorrido del mes, los globales con vencimiento a corto plazo mostraron los números más altos: el Global 2029 trepó 31,45%, y el Global 2030, 31,28%. Son los dos activos que fueron protagonistas durante el anuncio de recompra de deuda. “El rally de los bonos argentinos, que se viene produciendo desde octubre del 2022, explicado en gran parte por el contexto más constructivo para la deuda emergente, ha continuado durante las últimas semanas”, mencionaron desde Invertir en Bolsa.

En consecuencia, el riesgo país cayó 399 unidades en el último mes (-18%). Actualmente se ubica en los 1815 puntos básicos, ocho más que ayer (+0,5%), aunque sigue siendo uno de los valores más bajos desde comienzos de junio.

Prepagas: cuánto subirán las cuotas en marzo y cómo es el trámite para pedir, a partir de mañana, que el aumento sea más bajo

En línea con el rally alcista que viene transitando la Bolsa porteña en los últimos tres meses, en enero el S&P Merval volvió a destacarse. Hoy se ubica en las 251.656 unidades, un 2,4% más que ayer y 24,5% por encima del valor del primer día hábil del mes. Ajustado por el dólar contado con liqui, se posiciona en las 682 unidades, dato que marca una suba mensual del 16,2% en moneda dura.

En el panel del principal índice accionario de la Argentina, hoy YPF lidera la suba con un 4,1%, seguido por Grupo Financiero Galicia (+3,4%), BBVA (+3,2%) y Pampa Energía (+2,9%). En el mes, los avances más fuertes fueron para Grupo Financiero Galicia (+45,4%), el Banco Macro (+40,6%) y Transener (+38,8%).

“Los grandes ganadores fueron los bancos, correspondientes al sector más atrasado respecto al índice de referencia. En dólares, las metalúrgicas Ternium Argentina (+13%) y Aluar (+7%) también lograrían cerrar el mes arriba, acompañando la suba en los commodities metalúrgicos que lidera la recuperación económica china. Las petroleras concluyeron el mes mixtas, con un sobresaliente rendimiento de YPFD (21%)”, remarcaron desde Delphos Investment.

El FMI, más optimista: mejoró sus pronósticos para la economía global y la Argentina

En la segunda rueda de la semana, las acciones argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York (ADR) operan en terreno positivo. Los papeles de YPF trepan un 4,4%, seguidos por el Banco Supervielle (+4,2%), BBVA (+4%) y Grupo Financiero Galicia (+4%).

En enero, los avances más marcados los presentaron Mercado Libre, con un 37,2%, seguido por el Grupo Financiero Galicia (+34,9%), Irsa (+34,4%), Despegar (+31%), el Banco Macro (+30,3%) y Ternium (+30,2%).

Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2023 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad