Connect with us

POLITICA

El Gobierno monitorea con preocupación la escalada del dólar blue y lo atribuye a la interna oficialista

El ministro adelantó que la cifra de la inflación de diciembre 2022 “empieza con 4″, pero los analistas hablan de un 5.5%. (Foto AFP)El dólar tiene pleno control sobre la emisión. (Foto: Adobe Stock)Analistas estiman que la inflación de diciembre rondará en un 5%. (Foto: NA/Mariano Capace)

Published

on

Antes de que se conozca el índice de inflación de diciembre y la medición correspondiente a 2022, el ministro de Economía adelantó que, según los cálculos de su cartera, la cifra “empieza con 4″, aunque las consultoras privadas que reportan al Banco Central (BCRA) estimaron un 5,5%.

Sin embargo, el fantasma económico que asusta al gobierno de Alberto Fernández por estos días no es la variación de precios, sino el dólar blue, que este miércoles cerró en $359 y marcó un nuevo máximo histórico.

“Se fue al carajo” (sic), se sinceró un ministro del gabinete nacional que pidió reserva de su nombre.

Leé también: Dos ciudades argentinas son más caras que Dubai, Nueva York y Tokio para hacer turismo al dólar oficial

Emisión monetaria, la variable clave que estudia el Gobierno

¿Por qué es tan importante la cotización del dólar paralelo para un gobierno que públicamente lo subestima Para responder esta pregunta es preciso que acordemos una definición básica acerca del fenómeno de la inflación. Se trata de un problema multicausal en el cual la emisión monetaria es -claramente- la variable central. Pensémoslo de manera simple.

Cuando un gobierno (actor con la potestad de imprimir) emite dinero, inmediatamente aumenta la cantidad de pesos dando vueltas por el sistema. Al haber más billetes con una misma cantidad de bienes y servicios, merma la capacidad de compra de cada billete.

Otro factor es la “velocidad de circulación del dinero”. Cuando la gente se desprende más rápido del dinero que tiene entre sus manos, la demanda presiona sobre la oferta, la oferta se robustece y los precios suben.

El dólar tiene pleno control sobre la emisión. (Foto: Adobe Stock)
El dólar tiene pleno control sobre la emisión. (Foto: Adobe Stock)

Tercer factor: la expectativa. Es la faz psicológica del fenómeno inflacionario, claramente, consecuencia de cuestiones estructurales. La expectativa es mala cuando la gente tiene miedo del futuro, cuando siente inestabilidad, etc. La mala expectativa es congruente con la suba de precios, en tanto actitud de resguardo, de autoprotección. “Aumento por las dudas; no vaya a ser que después la ligue yo”. Parece una conducta rudimentaria. Y la es. Pero, ¿acaso la economía no se basa en cuestiones rudimentarias?

El Gobierno sabe perfectamente que, de las tres variables citadas anteriormente, la emisión es la más grave. “La peor variable en un año electoral. ¿Cómo bajamos la emisión cuando tenemos que salir a buscar votos? Con una crisis como la que tenemos el gasto público es la única carta que te queda para jugar”, reconoce un funcionario de peso de la Casa Rosada.

Leé también: El Foro Económico Mundial alertó a la Argentina por la inflación, la deuda y la polarización política

Así, el Gobierno queda a merced de dos factores, cuyo control no está plenamente en sus manos. Para peor, se retroalimentan uno con el otro.

La velocidad de circulación del dinero se explica por varias líneas. Primero, por la falta de confianza en el peso argentino: la gente se desprende de una moneda que no sirve como reserva de valor, pues se devalúa en términos reales. Peso que tengo, peso que gasto. No sirve conservarlo. Segundo, por la falta de instrumentos de ahorro en pesos cuya tasa de rendimiento le empate a la suba de precios. Otra vez: peso que tengo, peso que gasto. Tercero, por algo que los especialistas atribuyen a la pandemia: la necesidad de vivir aquí y ahora. Una vez más: peso que tengo, peso que gasto. Así, el dinero se mueve rápido, la demanda presiona fuerte sobre la oferta y conclusión: aumentan los precios.

Analistas estiman que la inflación de diciembre rondará en un 5%. (Foto: NA/Mariano Capace)
Analistas estiman que la inflación de diciembre rondará en un 5%. (Foto: NA/Mariano Capace)

¿Qué puede hacer el Gobierno con esto? ¿Generar confianza en el peso? ¿Diseñar instrumentos financieros en pesos para capitalizar ahorro en moneda local? De verdad: ¿Puede?

La expectativa y el dólar blue

Un país con restricciones a la compra de divisa (oficial), sin instrumentos rentables de ahorro en moneda local, etc., es un país que empuja al mercado del dólar paralelo. Ahora bien: ¿qué ocurre cuando el blue se convierte en única herramienta de protección del ahorro personal, o como único camino a la adquisición de bienes importados necesarios para la producción de bienes y servicios locales? Lo que ocurre es que la demanda de dólares en el mercado paralelo presiona a la oferta de divisas. Mucha gente comprando pocos dólares. Pocos dólares cotizados en alza.

Leé también: Los almaceneros advierten que los productos de la canasta básica ya subieron 3% en el comienzo del año

Lo que intentamos describir es que cuando la incertidumbre es grande, la necesidad de autoprotegerse aumenta. Pura humanidad. El Gobierno lo sabe. “Entramos en un laberinto del que cuesta mucho salir. Porque para salir necesitamos que la gente confíe en nosotros. Ahí aparece el kirchnerismo presionando a Alberto con temas que no le importan a nadie y que lo único que generan es que los argentinos sientan que los que gobernamos vivimos una realidad paralela. ¿Y sabés qué? Tienen razón. Así perdemos la confianza necesaria para frenar bolas de nieve, como -por ejemplo- la del dólar blue”, admite un importante integrante del gobierno nacional.

¿Cómo volvemos al tema de la inflación? En un país cuyos bienes y servicios tienen alto porcentaje de composición importada… En un país con acceso restringido al dólar oficial… En un país con bajo nivel de expectativa de corto plazo… En ese país, donde el dólar blue es necesario para comprar insumos para producir… En ese país es lógico que, si el dólar blue sube, con él suban los precios.

No es fácil para el Gobierno. Cualquier encuesta de opinión pública mínimamente seria expresa con claridad que el tema “precios” constituye la principal preocupación popular. Ergo: saben que si no resuelven el tema, “estamos fritos”, dice una fuente de gobierno. “El problema es que la inflación se parece a un paciente grave 100% politraumatizado. No sabés por dónde empezar a curarlo”, remata.

POLITICA

Dólar hoy: el blue vuelve a caer, pero cierra enero con un salto de $35

El tipo de cambio informal se vende $2 por debajo del valor de ayer, mientras los financieros presentan algunas alzas; en el mes, se destacaron la Bolsa porteña y algunos bonos de deuda soberana

Published

on

En enero, los dólares libres continuaron la tendencia al alza que mostraron desde fines de diciembre. Tras un fin de 2022 caracterizado por el despertar de los tipos de cambio paralelos, en el primer mes de 2023 las presiones en el mercado cambiario se mantuvieron, y tanto el dólar blue como los financieros marcaron récord nominales. Mientras tanto, la brecha con el oficial se expandió por encima del 104% y el Gobierno decidió tomar cartas en el asunto.

En la última rueda de enero, el dólar blue se vende a $381. Si bien se trata de una caída de $2 frente al cierre anterior (-0,6%), en los últimos 31 días acumula un salto de $35 (+10,1%). Se trata del segundo mes que el billete verde que se comercializa en la informalidad avanza fuertemente, ya que en diciembre registró una suba del 10,5%. Aún así, el año pasado quedó por detrás de la inflación: se movió un 68%, cuando el Índice de Precios al Consumidor (IPC) cerró en 94,8%.

Mientras tanto, los tipos de cambio financieros abren en alza, aunque la tendencia suele revertirse hacia el final de la jornada por las intervenciones que realiza el Gobierno en el mercado financiero. El dólar MEP se negocia a $357,03, $3 más que ayer (+0,9%), mientras que el contado con liquidación (CCL) cotiza a $370,22, con una suba diaria de $0,7 (+0,2%). Pese a los intentos oficiales por contener estos valores, finalizan enero con subas de $29,09 (+8,8%) y $26,09 (+7,5%), respectivamente.

El dólar blue subió $36 a lo largo de enero

El dólar blue subió $36 a lo largo de enero

“Al ritmo que el drenaje de divisas sigue su curso, tal como era anticipado tras el fin del dólar soja II, los operadores temen que dicha dinámica se combine pronto con una caída en la demanda de dinero. Un ‘combo’ que acentuaría las tensiones cambiarias. Así, se anticipan crecientes intervenciones en los dólares financieros, en busca de extender su lateralización reciente para no realimentar las presiones en la inflación y la nominalidad de la economía. Aún, a riesgo de limitar un gradual reacomodamiento alcista, que al final incuba un mayor atraso y acentúa la demanda por cobertura”, señaló Gustavo Ber, economista de Estudio Ber.

¿Dólar o plazo fijo? Cuál fue la opción ganadora de enero

Mientras tanto, el dólar oficial mayorista se negocia este martes a $186,89 (+0,2%). Sin sorpresas, ya que esta cotización se mueve a cuentagotas por los controles y las restricciones a la demanda que mantiene vigente el Banco Central (BCRA), avanzó $9,73 a lo largo del mes (+5,5%). De esta forma, la tasa de devaluación del oficial en enero se encontraría por debajo de la inflación del mes: si bien no se conoce aún el dato, los analistas proyectan que cerrará en torno al 6%. Con las cotizaciones actuales, la brecha cambiaria con respecto al blue es de 104%.

“Una ampliación de la brecha renovaría la perversa dinámica del mercado de cambios en la que se retrasan exportaciones y se adelantan importaciones, al mismo tiempo que comenzaría a colarse en las expectativas de inflación de los agentes económicos. Febrero será un mes crucial, aunque el Banco Central (BCRA) todavía puede actuar para mitigar los daños”, destacó Pedro Siaba Serrate, de Portfolio Personal de Inversiones (PPI).

Bonos y acciones: subas mensuales arriba del 20%

Este martes, los bonos globales del último canje de deuda presentan variaciones mixtas en la legislación extranjera. Por un lado, presentan algunos avances el Global 2029 (+0,89%) y GD38D (+0,26%). Por el otro, ceden el Global 2035 (-0,56%) y Global 2030 (-0,53%).

Al observar todo el recorrido del mes, los globales con vencimiento a corto plazo mostraron los números más altos: el Global 2029 trepó 31,45%, y el Global 2030, 31,28%. Son los dos activos que fueron protagonistas durante el anuncio de recompra de deuda. “El rally de los bonos argentinos, que se viene produciendo desde octubre del 2022, explicado en gran parte por el contexto más constructivo para la deuda emergente, ha continuado durante las últimas semanas”, mencionaron desde Invertir en Bolsa.

En consecuencia, el riesgo país cayó 399 unidades en el último mes (-18%). Actualmente se ubica en los 1815 puntos básicos, ocho más que ayer (+0,5%), aunque sigue siendo uno de los valores más bajos desde comienzos de junio.

Prepagas: cuánto subirán las cuotas en marzo y cómo es el trámite para pedir, a partir de mañana, que el aumento sea más bajo

En línea con el rally alcista que viene transitando la Bolsa porteña en los últimos tres meses, en enero el S&P Merval volvió a destacarse. Hoy se ubica en las 251.656 unidades, un 2,4% más que ayer y 24,5% por encima del valor del primer día hábil del mes. Ajustado por el dólar contado con liqui, se posiciona en las 682 unidades, dato que marca una suba mensual del 16,2% en moneda dura.

En el panel del principal índice accionario de la Argentina, hoy YPF lidera la suba con un 4,1%, seguido por Grupo Financiero Galicia (+3,4%), BBVA (+3,2%) y Pampa Energía (+2,9%). En el mes, los avances más fuertes fueron para Grupo Financiero Galicia (+45,4%), el Banco Macro (+40,6%) y Transener (+38,8%).

“Los grandes ganadores fueron los bancos, correspondientes al sector más atrasado respecto al índice de referencia. En dólares, las metalúrgicas Ternium Argentina (+13%) y Aluar (+7%) también lograrían cerrar el mes arriba, acompañando la suba en los commodities metalúrgicos que lidera la recuperación económica china. Las petroleras concluyeron el mes mixtas, con un sobresaliente rendimiento de YPFD (21%)”, remarcaron desde Delphos Investment.

El FMI, más optimista: mejoró sus pronósticos para la economía global y la Argentina

En la segunda rueda de la semana, las acciones argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York (ADR) operan en terreno positivo. Los papeles de YPF trepan un 4,4%, seguidos por el Banco Supervielle (+4,2%), BBVA (+4%) y Grupo Financiero Galicia (+4%).

En enero, los avances más marcados los presentaron Mercado Libre, con un 37,2%, seguido por el Grupo Financiero Galicia (+34,9%), Irsa (+34,4%), Despegar (+31%), el Banco Macro (+30,3%) y Ternium (+30,2%).

Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2023 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad