Connect with us

POLITICA

En medio de las dudas por el swap y una polémica por Taiwán, Diana Mondino se reunió con el embajador de China

La ministra de Relaciones Exteriores, Diana Mondino recibirá al embajador chino esta semana. (Foto: AFP y Xinhua)Será la segunda reunión que mantengan desde la asunción de Javier Milei. (Foto: Ariel Grinberg/Clarín)La foto del legislador provincial Agustín Romo con la representante de Taiwán en la Argentina generó enojo en China. (Foto: prensa LLA)

Published

on

Con el objetivo de encausar la relación entre ambos países, Diana Mondino recibe esta tarde en la Cancillería al embajador de China, Wang Wei. Será el primero desde que el representante del gigante asiático regresó de una consulta en Beijing y se da en medio de una polémica desatada por una supuesta reunión entre la canciller argentina y la representante de Taiwán en el país, Florencia Miao-hunga Hsie.

Dicho encuentro es rechazado enfáticamente por el Palacio San Martín. Ayer China envió un gesto de distensión en ese sentido. Consultada por este tema, la vocera de la cancillería del gigante asiático, Mao Ning, aseguró que la Argentina había explicado la situación y aclarado que sigue respetando el principio de “una sola China”, el cual afirma que Taiwán es parte de China y rechaza cualquier intento de soberanía.

Leé también: Gesto diplomático: en menos de una semana, China aprobó al nuevo embajador argentino designado por Milei

La relación entre la Argentina y China navega en aguas que por estos días están muy movidas. Desde la asunción de Javier Milei, hubo claros gestos de un reacomodamiento geopolítico hacia Occidente, principalmente a Estados Unidos, que generó inquietud en la cúpula del Partido Comunista Chino.

Aunque era un movimiento esperado por los dichos de Milei durante la campaña, Beijing apostaba a que el flujo comercial -China es el segundo socio de la Argentina- y los compromisos económicos que quedaron de la administración de Alberto Fernández podían torcer el barco. La Cancillería buscó descomprimir con gestos como la designación de Marcelo Suárez Salvia como embajador, aprobado en tiempo récord por Beijing.

Será la segunda reunión que mantengan desde la asunción de Javier Milei. (Foto: Ariel Grinberg/Clarín)
Será la segunda reunión que mantengan desde la asunción de Javier Milei. (Foto: Ariel Grinberg/Clarín)

En el medio, Luis Caputo se impacienta por la indefinición del gigante asiático sobre la liberación de unos 6500 millones de dólares correspondientes a una parte del swap de monedas con China que había negociado Sergio Massa el año pasado cuando estaba al frente del Palacio de Hacienda. Es un desembolso que le daría oxígeno a las arcas del Banco Central, pero que Beijing puso en el freezer desde el cambio de gestión.

Una reunión para acercar posiciones

En este contexto, Mondino tiene previsto recibir a Wang Wei para distender relaciones. Según pudo saber este medio, la reunión está pautada desde hace tiempo y la Cancillería busca transmitirle a China que, a pesar del acercamiento con Estados Unidos y la salida de los BRICS, sigue siendo un socio estratégico para la Argentina, con el que busca mantener el flujo comercial y de cooperación.

El embajador de China regresó a la Argentina la semana pasada después de estar casi un mes en Beijing, adonde fue citado para entregar un informe anual sobre el estado de la relación bilateral. Estuvo reunido con el presidente chino, Xi Jinping, y con otros diplomáticos de misión en el exterior.

Leé también: La deuda condicionará la relación entre la Argentina y China durante el gobierno de Javier Milei

Será la segunda vez que la ministra de Relaciones Exteriores de la Argentina se reúna con el representante chino en menos de un mes. La primera se dio al día siguiente de la asunción presidencial, cuando la delegación encabezada por Wu Weihua, vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de la República Popular China, visitó a Javier Milei en la Casa Rosada.

De esa reunión surgieron múltiples versiones de que el presidente argentino le había enviado a su par chino una carta para pedir que interceda y destrabe el desembolso del swap. Distintas fuentes de Casa Rosada y Cancillería negaron esta información y aseguraron que la delegación de China sí hizo hincapié en la importancia de una visita de Milei a Beijing.

La cuestión Taiwán sobrevuela el vínculo con China

Otro de los temas que viene sobrevolando la agenda de la relación bilateral es Taiwán, la prioridad número uno en materia de política exterior para el gigante asiático. China considera a Taiwán como una provincia rebelde, al tiempo que Taipéi busca apoyos internacionales para lograr un reconocimiento de estado soberano. El próximo sábado los taiwaneses tendrán elecciones presidenciales.

Desde China miran muy de cerca cuál es la posición que la Argentina adoptará sobre Taiwán. “Es una línea roja”, advirtieron en diálogo con TN desde Beijing cuando el legislador provincial Agustín Romo publicó una foto con Florencia Miao-hunga Hsie, la representante de la oficina Comercial y Cultural de Taipei en la Argentina, agradeciendo por la entrega de 300 cajas navideñas.

Para más, durante el fin de semana circuló la versión de que el 26 de diciembre Diana Mondino había recibido a la virtual embajadora de Taiwán. Consultados por este medio, dicho encuentro fue desmentido por distintas fuentes de Cancillería y por la propia Florencia Miao-hunga Hsie.

La foto del legislador provincial Agustín Romo con la representante de Taiwán en la Argentina generó enojo en China. (Foto: prensa LLA)
La foto del legislador provincial Agustín Romo con la representante de Taiwán en la Argentina generó enojo en China. (Foto: prensa LLA)

“El día 26 de diciembre pasado no tuve reunión con la Sra. Canciller en la cancillería. Ojalá me recibiera algún día”, se sinceró la representante taiwanesa. Hay un claro interés de la representación -no diplomática porque Argentina no lo reconoce como tal- en aumentar el vínculo cultural y político. Ven una posibilidad con el cambio de gobierno.

Desde la normalización de las relaciones diplomáticas con Beijing en febrero de 1972, la Argentina siempre reafirmó la política de “una sola China”, donde se reconoce que Taiwán es parte continental y política de China y rechaza cualquier intento de que ingrese como un estado soberano a, por ejemplo, organismos internacionales. Esta posición le ha valido a la Argentina del respaldo chino en la cuestión Malvinas.

POLITICA

La marcha universitaria, un punto de inflexión en la dignidad argentina

Published

on


Las encuestas mandan y estas dejaron saber que el derrumbe de 68 a 47 puntos en las encuestas tuvo como principal segmento social de fuga a los votantes originales de Javier Milei, aquellos que habían creído con sinceridad que el panelista estrella devenido en presidente cumpliría con sus promesas de combatir a la “casta”. Hoy tienen en claro que la “casta” eran los jubilados, los trabajadores, los beneficiarios de planes sociales, los trabajadores en general, los comedores populares, las pymes, los discapacitados y las provincias, sometidos al drama del empobrecimiento permanente y el desempleo. Esa constelación subalterna que componía gran parte de su universo inicial hoy lo ha abandonado. Quedaron, en cambio, como su sostén más firme, los votantes de Patricia Bullrich que se agregaron en la segunda vuelta electoral, por lo que resultó necesario convertirlos en “planeros” -por medio de la habilitación de vouchers escolares- y ahora salir a reconocer que la aplicación plena del mega DNU inconstitucional terminaría por liquidar sus bases sociales de sustentación. Culpar a las prepagas implicar recurrir a la lógica amigo-enemigo, que desde Carl von Clausewitz hasta Carl Schmitt, desde Joseph Goebbels hasta Ernesto Laclau, constituye la apelación habitual para quienes necesitan un discurso totalizador para tratar de evitar que su respaldo social se les escurra como arena entre los dedos. .

¿Si el mercado todo lo soluciona, por qué razón el estado -una organización peor que la mafia para el presidente- debe verse obligado a intervenir en la economía, para aminorar las consecuencias de la aplicación de la herramienta de acción que el mismo gobierno diseñó? ¿Cómo explicar que la gestión se niega a convalidar la libre negociación de salarios, en una pretendida economía de mercado? Pero, más aún, ¿cómo podrá seguirse apelando al combate contra la “casta”, cuando los senadores de todas las fuerzas políticas se autoasignaron un incremento salarial de más del 100 por ciento? La argumentación de Martín Lousteau para justificar ese incremento es reveladora: los senadores no podrían cobrar menos que un secretario de Estado, como Manuel Adorni o Karina Milei. Pero tanto uno como otro fueron ascendidos a rango ministerial, por lo que sus propios estipendios están en paralelo con los de la cámara alta. Y esto sin hablar de la contratación y designación serial de parientes de funcionarios y legisladores de LLA en cargos públicos. Ni qué decir del poder judicial, que nunca fue incluido en el discurso crítico de Milei. Parece increíble que el 48 por ciento de los argentinos no registre que la “casta” -en la que debe incuirse a los grandes empresarios amigos que ocupan con sus cuadros buena parte de las funciones estatales estratégicas y de las empresas del estado- ha sido la principal beneficiaria de la gestión actual, aunque aparente no verlo, por odio o por conveniencia.

Mientras que el gobierno va incrementando concesiones y recortes para conseguir la aprobación de la ley Combi, la amenaza de la depresión –ya no recesión- y la catástrofe consiguiente aguardan a la vuelta de la esquina. Si bien el oficialismo celebra la caída de los indicadores de inflación, el costo resulta exorbitante y signará el futuro oscuro de los argentinos. El FMI advierte los riesgos del estallido social y, mientras celebra en público los logros, recomienda atender las variables sociales y dotar de mayor “calidad” al ajuste, reinstalando el impuesto a las Ganancias sobre salarios desplomados por la motosierra y la licuadora de las que se enorgullecen los funcionarios públicos, que experimentan un goce incomparable al condenar a millones de argentinos al hambre y la indigencia. Desde Domingo Cavallo hasta Miguel Ángel Broda han insistido en la necesidad de una “corrección” del tipo de cambio, lo que en la práctica implica una nueva devaluación con impacto impredecible sobre los precios. Por algo el FMI aplaude en público pero no le abre la bolsa a Luis “Toto” Caputo: saben que el giro de divisas frescas tendrá como consecuencia una nueva fuga de capitales, como la que el actual ministro de Economía propició en 2018.     

En este contexto, la marcha universitaria, con apoyo de la CGT, los movimientos sociales y hasta los centros de estudiantes de universidades privadas se levanta como un muro amenazante para las políticas de saqueo, transferencias de riqueza y exclusión social que impulsa este gobierno. El gobierno, tal como es su característica, anunció un incremento ficticio del presupuesto universitario que en media hora quedó desmentido. La mentira tiene patas cortas y más del 80 por ciento se ha expresado en favor de la educación universitaria pública que siempre fue el orgullo nacional, pero también el canal para posibilitar la movilidad social ascendente.

¿Será la marcha universitaria el punto de inflexión para poner freno a la destrucción de la sociedad argentina? El 23 de abril no será un día más: el destino de los argentinos comenzará a definirse a partir de entonces. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS





Source link

Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2023 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad