Connect with us

POLITICA

Impuesto a las gananacias: Castagneto confirmó un pago extraordinario y pidió a las empresas que sean “solidarias”

Published

on


En junio de 2021 Carolina Losada anunció que sería precandidata a senadora nacional por la provincia de Santa Fe. Si bien la decisión era firme, la maniobra escondía una confusa metodología. Losada era candidata por la provincia que la vio nacer, pero tenía domicilio en el barrio porteño de Palermo, Buenos Aires. Es decir, no podía votarse a ella misma.

Quien la convenció de sumarse a la política fue su hermana, Georgina Losada. Militante radical, crítica con los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, es sin embargo funcionaria en el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), donde cobra un salario de 179.986 pesos mensuales.

Las hermanas Losada cayeron en otro triste cliché de la política argentina: el de estar a ambos lados del mostrador. Mientras Carolina deambula por los canales de televisión explicando en detalle las barbaridades del gobierno, su hermana Georgina cobra como funcionaria de Alberto Fernández y utiliza su empresa Agrinet SA para cobrarle al estado kirchnerista grandes sumas de dinero.

 

Incluso, la propia Georgina Losada, a pesar de beneficiarse de la gestión kirchnerista, publica en sus redes sociales las actividades políticas de su hermana junto al jefe de Gobierno porteño y potencial candidato presidenciable de Juntos por el Cambio, Horacio Rodríguez Larreta, en sus visitas a empresas privadas.

El vínculo de la familia Losada con el Frente de Todos y el kirchnerismo en general nace en el año 2004, cuando en plena gestión de Néstor Kirchner fundan la empresa Agrinet SA, dedicada a la elaboración de mallas antigranizo. “Nadie que esté siquiera cuestionado puede ocupar un cargo político”, aseguró Georgina Losada durante una de sus pocas apariciones periodísticas, pocas semanas después de que su empresa proveedora del mismo estado en el que cobra ella y su hermana senadora, embolse otra suma sideral de dinero.

Al revés que en la fórmula gobernante, en Agrinet SA la Presidente es una mujer, María Eugenia Losada y el Vicepresidente un hombre, el joven Gonzalo Losada. La familia de la senadora nacional copó la dirigencia de la empresa que nació y se apuntaló durante la llamada “Década Robada K” desde sus inicios. Hoy por hoy, forman parte de su directorio Georgina LosadaFernando LosadaAntonio LosadaGuillermina Losada, y otros integrantes como Mónica Mabel GonzálezAna María DandeferAgustina Debernardi y Rodrigo López Fontana.

A pesar de declararse abiertamente antikirchneristas, la realidad de la familia Losada es paradójica. Georgina continúa de ambos lados del mostrador, cobrando su jugoso salario en el gobierno de Alberto Fernández y, a la vez, recibe notables beneficios a través de la empresa familiar.

En efecto, y de acuerdo a datos oficiales, el mayor crédito fiscal entregado por la gestión albertista hasta el momento fue, justamente, a Agrinet SA. La resolución 122/2021 del ministerio de Desarrollo Productivo benefició a la empresa de la familia Losada con 759.154 pesos.

La empresa declaró una facturación estimada de entre 70 y 350 millones de pesos anuales. Por supuesto, eso no impide que Agrinet SA registre no solo enormes deudas sino y sobre todo un extenso historial de no menos de diez ejecuciones fiscales por problemas de evasión. La situación de la empresa familiar de Losada, que ella misma supo integrar en el pasado no lejano, se ha agravado a tal punto de un escandaloso “embargo general de fondos y valores”.



Source link

POLITICA

El kirchnerismo apuesta a un triunfo de Lula da Silva en Brasil para revitalizar el discurso del “lawfare”

Published

on


Entusiasmado con las últimas encuestas, el kirchnerismo se esperanza con un amplio triunfo de Luiz Inácio Da Silva en las elecciones presidenciales de este domingo en Brasil. Cree que la vuelta al poder del líder de Partido de los Trabajadores (PT), que estuvo preso por una causa de corrupción, revitalizaría su propia estrategia contra lo que denomina el “lawfare”.

Tras el ataque que sufrió frente a su casa en Recoleta, Cristina Kirchner volvió concentrarse en las últimas semanas en su frente judicial. Realizó un fuerte alegato político contra los fiscales y los jueces de la causa Vialidad, y reimpulsó la reforma de la Corte Suprema en el Senado, por ahora sin chances de convertirse en ley en Diputados.

Leé también: Máximo Kirchner, sobre el ataque a la Vicepresidenta: “Queremos saber quién está detrás de Sabag Montiel y Brenda Uliarte”

Los fiscales habían pedido 12 años de prisión en su contra por presunta corrupción en el manejo de la obra pública en San Cruz, con direccionamiento al empresario K, Lázaro Báez. Se espera que a hacia fines de noviembre, el Tribunal Oral Federal N°2 dicte sentencia. En el oficialismo dan por descontado una condena.

Además, en los últimos días, la Vicepresidenta recibió otra mala noticia desde Comodoro Py. La Sala I de la Cámara Federal porteña confirmó por unanimidad el procesamiento en su contra por haber usado aviones de la flota presidencial para trasladar muebles a sus hoteles en El Calafate cuando era jefa de Estado.

Axel Kicillof cerró la campaña presidencial de Lula Da Silva en Argentina (Foto: Télam).
Axel Kicillof cerró la campaña presidencial de Lula Da Silva en Argentina (Foto: Télam).

En este contexto, el sector del Frente de Todos que responde a Cristina Kirchner se carga de expectativas con lo que sucederá este domingo en Brasil. Según las últimas encuestas, el expresidente y líder de la oposición, Lula da Silva, tiene chances de vencer en primera vuelta al actual mandatario brasileño, Jair Bolsonaro.

Pero no se trata simplemente de una cuestión de afinidad ideológica. Lula estuvo preso durante un año y medio por supuestamente haber recibido un departamento a cambio de favorecer con contratos estatales a una constructora. Además, llegó a ser condenado por corrupción, en procesos que luego invalidó la Corte Suprema brasileña, lo que lo habilitó a ser candidato en los comicios de este año.

El kirchnerismo traza paralelismos entre la situación de Lula y Cristina Kirchner y los engloba bajo la bandera del “lawfare”.

El sábado pasado, el gobernador bonaerense Axel Kicillof -que responde a la Vicepresidenta- cerró la campaña a favor de Da Silva en la Argentina, organizado por PT e impulsado por el Instituto Patria.

“Esos métodos de persecución, que intentan proscribir a los dirigentes del campo popular, eso es lo que intentan hacer con Cristina Fernández de Kirchner. Por eso en América Latina somos parte de las mismas persecuciones y las mismas luchas y tenemos los mismos propósitos”, dijo Kicillof.

“Fuerza Lula, Lula gana; acusado, preso y perseguido, hoy candidato a Presidente y después Presidente de Brasil”, cerró.



Source link

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2022 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad