• Mié. Ene 27th, 2021

A seis días de la última emisión de «PPT Box» en 2020, Jorge Lanata analizó la política argentina y focalizó su mirada sobre las internas entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner. El periodista aseguró que el presidente «no tiene el poder y el poco poder que tiene lo esmerila la persona que lo eligió». Además, hizo un especial elogió a La Cámpora y vaticinó que Máximo Kirchner será el candidato del oficialismo en 2023.

«Toda la información que nos llega es que no se hablan«, expresó Lanata, en «Verdad/Consecuencia» (TN), que se refirió a la carta pública que difundió la vicepresidenta hace un mes.

«Lo que está pasando es terrible. Con la carta, Cristina se quiere despegar de Alberto. Y no solo la carta: muchos de los proyectos que hay por ahí, en contraposición, son de despegarse de Alberto», dijo el conductor, que señaló el desgaste al que somete la expresidenta al mandatario actual.

«Es un momento raro del gobierno. Tenés un presidente con poco poder, y el poco poder lo esmerila la mina que lo nombró. Es una situación extraña», continuó.

Lanata también dijo que Alberto «no tiene pasta de presidente».

«Sigo pensando que Alberto es el secretario de Cristina. Me da lástima decir esto, porque me gustaría tener un presidente que sea el presidente. Pero yo no lo veo con pasta de presidente. Es un muy buen operador, un muy buen jefe de gabinete, pero no da para ser presidente. Y menos teniendo una persona que le puso los votos», apuntó el periodista.

Calificó la situación de Alberto como «complicada» y vaticinó que Máximo Kirchner es el proyecto de candidato del Frente de Todos para 2023.

«Ellos creen que pueden sacar la reelección. Es gracioso cómo uno se puede engañar en el poder y cómo uno quiere quedarse siempre. La matemática existe, lo que va a pasar con la economía, que se va a desbocar el dólar, que va a subir la inflación… todo esto va a pasar. En un mes o en cinco, pero va a pasar. Qué le decís a Alberto cuando no tiene poder, o tiene muy poco poder, o está muy jaqueado, cuando él sabe que Máximo es el candidato, no es él. Es obvio que va a ser Máximo el candidato».

Al respecto, lanzó un curioso elogió a La Cámpora.

«Esto también hay que decirlo: La Cámpora es de lejos la mejor organización política que vi en los últimos 10 años en la Argentina. Se manejan muy bien. Son muy cerebrales, saben dónde meterse, tienen territorialidad, buscan lugares con votos y guita y creen en lo que dicen», dijo Lanata.

Y resumió la situación de Alberto Fernández: «Veo que el que me puede reemplazar es el hijo de ella, que abajo tiene a todos alineados, y veo para mi lado y qué veo: a los gobernadores que no me dan pelota, al PJ que es un sello, y no tengo nada más… a Dylan».

En otro tramo, expresó que no le cree al presidente: «No le creo a Alberto cuando habla. ¿Qué cosas dijo hasta hace 15 minutos? No le puedo creer, no es serio. Entiendo que tiene que hacer un acting, pero no le puedo creer».

Por último, señaló que las debilidades de Alberto Fernández tienen consecuencias en la situación judicial de Cristina Kirchner.

«La pretensión de Cristina de que el gobierno le sirviera para su impunidad, es una pretensión cada vez más evidente y más difícil –dijo Lanata–. Los jueces siempre están con el poder y se alinearían con Alberto si pensaran que Alberto tiene el poder. No se terminan de alinear con él porque ven que Alberto no tiene el poder. No están tan convencidos de que la unión entre Alberto y Cristina vaya a continuar».

El futuro de la Argentina

«Lo que está pasando nos muestra por primera vez la Argentina. Somos un país pobre, un país de recuperación a muchos años, un país que tiene que dejar de pedir guita, es darle una copa a un alcohólico. Lo peor que puede hacer el FMI es prestarnos guita. A lo mejor, al irnos peor, se hace de una vez una comisión multipartidaria que pueda gobernar. Yo eso no lo voy a ver. Alberto no tiene liderazgo para convocar».

La vacuna contra el coronavirus

«La vacuna sí me la pondría. ¿Por qué no? Me parece que es loco estar especulando si la eficacia es un 50 %, si es un 90 %, si es un 92 %, cuál me pongo. Me pondré la que compre el Estado argentino. Si empieza el plan de vacunación y me toca, iré; no me da problema eso. Me parece mal que paguen 20 dólares la vacuna rusa, cuando el resto vale 4. Pero eso es una discusión política, como que la traigan aunque no terminara la fase 3″.

Optimized with PageSpeed Ninja