• Mié. Abr 14th, 2021

La mesa del AMBA resurge con diferencias sobre la gestión de las vacunas y la forma de aplicar restricciones

Fueron 15 minutos para empezar a delinear una hoja de ruta y realizar un punteo de las diferencias. Alberto Fernández dialogó por videollamada con Horacio Rodríguez Larreta, tras el positivo en coronavirus del Presidente que truncó la reunión que iban a tener en Olivos. En medio del pico de contagios que motivó -a partir de una gestión impulsada por el jefe de Estado- el relanzamiento de la mesa del AMBA, ambos coincidieron en mantener las escuelas abiertas y garantizar el funcionamiento de la actividad económica. Sin embargo, tienen posiciones enfrentadas respecto de la campaña de vacunación y la posibilidad de sumar restricciones.

“Ambos compartimos nuestra preocupación por el momento que atravesamos y coincidimos en la necesidad de trabajar junto al señor Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, para coordinar políticas y esfuerzos que nos permitan superar con éxito este momento”, expresó Alberto Fernández vía Twitter. Y agregó: “También advertimos que nuestra experiencia indica que ante el avance de la pandemia, los casos se concentran primero en el AMBA y después irradian hacia el interior del país. Es por eso que el trabajo coordinado de CABA, PBA y el Estado Nacional se torna indispensable”.

El planteo sobre las vacunas

En los mensajes siguientes, el Presidente reconoció que Larreta le pidió ”acelerar la vacunación de los adultos mayores en CABA, teniendo en cuenta que en la Ciudad reside un mayor porcentaje de ellos”. Fuentes de la Ciudad reconocieron a TN.com.ar que el jefe de Gobierno expresó disconformidad en relación al criterio de distribución de las vacunas. Desde la Casa Rosada utilizan como parámetro la cantidad de habitantes de cada distrito. En la sede de Uspallata creen que es injusto y que se contradice con la estrategia de vacunación nacional, que prioriza los grupos de riesgo.

“Ante la inquietud propuse analizar la posibilidad de involucrar al PAMI en la aplicación de las vacunas”, indicó Fernández, que teme un conflicto con los gobernadores en caso de acceder al pedido de Larreta. El territorio porteño recibe cerca de un 7% de cada cargamento: de las 909 mil dosis del nuevo lote de vacunas chinas Sinopharm cuya distribución comenzó este sábado, a CABA le corresponden 61.200.

Otro potencial foco de conflicto tiene su raíz en las medidas a tomar para frenar la escalada de casos. En la Casa Rosada observan que el uso del transporte público experimentó en las últimas semanas un incremento de la afluencia de personas. Y apuntan a reducir la concentración de gente en lugares cerrados como principal medida para reducir los contagios. La gestión porteña, sin embargo, descartó intensificar las restricciones en ese sentido.

“En ningún lugar del mundo en la segunda ola restringieron el transporte público”, remarcaron fuentes de CABA a TN.com.ar. “Vamos a transmitir que no podemos bajar a la gente del colectivo o del subte. La gente viaja porque hay un motivo. Estás en el transporte público un promedio de 15-20 minutos. No es riesgo”, agregaron. Las reuniones sociales y la nocturnidad también están en la mira del Gobierno nacional. En la Ciudad, por el contrario, advierten que no están dispuestos a tomar medidas que alteren el “bienestar integral”.

La Provincia reclama un “cierre total”

Según especificó Alberto Fernández, Larreta llamará este domingo a Kicillof “para encarar el trabajo en conjunto”. La Provincia, que en las últimas horas superó el millón de contagios, pide ir a un “cierre total”. Así lo advirtió el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, al referirse vía Twitter a las medidas adoptadas por otros países de la región.

En el misma sintonía, otro funcionario provincial pidió cerrar actividades recreativas, cines y bares entre seis y ocho semanas. “En Perú hay toque de queda, en Brasil el sistema está colapsado, en Alemania la gente puede salir una vez por semana. No podemos mirar para otro lado, en todo el Cono Sur están aumentando los casos”, remarcó el jefe de Gabinete del Ministerio de Salud bonaerense, Salvador Giorgi.

Esta semana, el gobierno provincial dio el primer paso en la incorporación de nuevas restricciones: prohibió todas las actividades recreativas de 2 a 6 y limitó a 10 personas las reuniones sociales.

Optimized with PageSpeed Ninja