• Vie. Ene 22nd, 2021

La reforma judicial tensa el arranque de las sesiones extraordinarias en el Congreso

El oficialismo de Diputados avanza con los preparativos para sesionar en extraordinarias, sin el acompañamiento de Juntos por el Cambio que exige consensuar antes los temas. Quieren garantías de que no se va a tratar la Reforma Judicial ni la nueva ley de la Procuración, dos iniciativas que el presidente Alberto Fernández incluyó en el decreto de convocatoria. Esa discusión tensa el arranque de las extraordinarias y calienta el debate en el Congreso. 

La prenda de negociación es, nuevamente, el protocolo de funcionamiento virtual. Ese reglamento venció el 3 de enero y el presidente de la Cámara, Sergio Massa, ya lo hizo circular entre los jefes de bloque para que lo firmen digitalmente para poder sesionar entre el 20 y 27 de enero, como está previsto.

El texto fija la prórroga del sistema presencial, solo con los exceptuados conectados en forma remota, hasta el 12 de febrero.

Hasta ahora, lo firmaron los miembros del bloque aliado que conduce José Luis Ramón y el grueso del interbloque Federal (su jefe Eduardo “Bali” Bucca, los cordobeses que responden al gobernador Juan Schiaretti y el progresista Luis Contigiani). También el ex cambiemos Felipe Alvarez que armó un bloque propio, mientras que el presidente de la bancada lavagnista, Alejandro “Topo” Rodríguez aún no lo había hecho.

Sin embargo, en Juntos por el Cambio se niegan a hacerlo hasta no tener un punteo confiable de los temas que van a ser debatidos entre enero y febrero. “El requisito es saber qué vamos a tratar, porque el listado del Presidente es largo”, señalan.

En este contexto de pedidos de amnistías e indultos no estamos para sesionar si no es con un acuerdo claro y temas explicitados”, aseguró a Clarín el nuevo presidente del bloque de la Coalición Cívica, Juan Manuel López.

«No hay nada complejo. No quieren sesionar porque están todos de vacaciones», contraatacan en el Frente de Todos.

Lo cierto es que ambos temas judiciales figuran en el temario del Gobierno y en el brindis de fin de año que el presidente Fernández compartió con los legisladores del bloque oficialistas les pidió tratar puntualmente la reforma judicial y el cambio de la ley del Ministerio Público Fiscal.

Sin embargo, en el oficialismo de la Cámara baja aseguran que ese debate quedará para febrero y por lo bajo, reconocen, que aún no tienen el número para lograr su aprobación.

Por lo pronto la sesión del miércoles 20 será «light», con temas pocos conflictivos. Entre ellos, el proyecto de sostenibilidad de la deuda -que ya tuvo luz verde en el Senado.

También la iniciativa que busca reactivar la industria de la construcción e incluye un blanqueo impositivo; el beneficio por única vez a los familiares de los tripulantes del ARA San Juan, y la ley para incrementar el financiamiento del Sistema de Ciencia y Tecnología que prevé llevar la inversión en ese sector a un punto del PBI para 2023.

Por último, está en duda la prórroga de la Ley de Biocombustibles, que para tratarla es necesario que el Presidente envíe una ampliación del temario de extraordinarias.

Optimized with PageSpeed Ninja