Connect with us

POLITICA

Las millas de Insaurralde que investiga la Justicia: 27 viajes a Colombia y vuelos privados por Sudamérica

Se complica el frente judicial del exjefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde, en pleno escándalo.Parte de los vuelos que hizo Martín Insaurralde hacia Colombia, Chile y Perú. (Foto: TN).

Published

on

El escándalo de Martín Insaurralde que comenzó con unas lujosas vacaciones por Marbella con su novia, la modelo Sofia Clérici, continúa en la Justicia. La investigación ahora gira en torno a las 200 salidas y entradas que hizo el exjefe de gabinete bonaerense en los últimos 20 años, dentro de los que aparecen 27 vuelos a Colombia, vuelos privados por toda Sudamérica y misteriosas rutas constantemente repetidas.

La información de los viajes que hizo el todavía intendente de Lomas de Zamora -en uso de licencia- a la que pudo acceder TN también está incorporada en el expediente judicial que lleva adelante el fiscal Sergio Mola, proporcionada por Migraciones y a pedido de la Justicia.

Leé también: El caso Insaurralde marcará ritmo del segundo debate y Massa evalúa tácticas para neutralizar los ataques

Entre los números que se desglosan de la lista de vuelos que hizo el excandidato a concejal lomense, el destino más llamativo por la frecuencia con la que se repite es Colombia. Insaurralde pisó suelo cafetero 27 veces, aunque en algunas oportunidades prefirió no volar directamente desde la Argentina.

También hay diez vuelos a Estados Unidos, donde se estima que pasó las fiestas en más de una oportunidad. Uno de ellos, llamativo tanto por la forma en la que decidió viajar como por el destino que utilizó para hacer escala. Primero voló en un vuelo privado a Paraguay y luego viajó a Estados Unidos.

En el medio aparecen viajes muy curiosos: desde un fugaz viaje a Francia para festejar su cumpleaños hasta una “escapada” de tres días a Sudáfrica para estar presente en el partido del Mundial 2010 donde la Argentina que comandaba Diego Maradona cayó 4-0 ante Alemania.

Los misteriosos 27 vuelos a Colombia y una ruta que se repite

Entre 2004 y 2014 viajó apenas cinco veces. Todos viajes cortos, ninguno de más de cinco días. En febrero de 2015 algo cambió luego de un viaje de 17 días -salió el 6 de febrero de 2015 y volvió el 23- y ahí comenzó una ola de 22 viajes en menos de cinco años, donde entró a tierras colombianas desde la Argentina, Chile y hasta Perú. Todo desde vuelos de línea.

El primero duró cuatro días: salió el 20 de marzo hacia Perú y regresó el 24. 48 horas después, el 26 de marzo, se fue a Chile y regresó el 4 de abril. La siguiente salida fue a mediados de mayo, cuando fue y volvió a Colombia en cuatro días. El por entonces intendente de Lomas de Zamora le puso un freno de tres meses a su agenda de viajes, pero volvió a recorrer los mismos destinos a fines de agosto.

El 25 de agosto salió un vuelo de línea con destino a Chile y una semana después, el 1° de septiembre, regresó -vuelo de línea mediante- el 1° de septiembre. No fue el único viaje que hizo en ese mes: el 25 de septiembre viajó a Colombia y regresó el 28. El último viaje previo a una llamativa repetición de rutas fue a Chile: salió el 6 de noviembre y volvió el 8.

A fines de 2015 inició una frecuente y llamativa ruta que incluía ingresos por Chile y salidas por Colombia. Todas en vuelos de línea, pero ninguno duró más de cinco días. Llegó a repetir la misma ruta cinco veces y los vuelos se extendieron a ocho en apenas tres meses.

  • El 29 de diciembre de 2015 salió con destino a Chile y volvió el 4 de enero de 2016 desde Colombia.
  • 48 horas después de volver de Colombia, volvió a viajar a Chile. El 6 de enero se tomó el vuelo hacia el país trasandino y regresó por Colombia el 11.
  • Al día siguiente, el 12 de enero, volvió a viajar a Chile. Regresó el 18 de enero en un vuelo de línea desde Colombia.
  • En menos de 24 horas volvió a volar: el 19 de enero salió para Chile y regresó el 25 desde Colombia.
  • El último viaje del raid comenzó el 26 de enero, un día después del vuelo anterior, y concluyó el 1 de febrero. La vuelta, una vez más, fue desde Colombia.

Los viajes a Colombia y Chile no concluyeron ese año. El 11 de marzo volvió a irse a Colombia por seis días y dos meses después, el 11 de mayo, salió hacia Chile. Volvió cuatro días después, pero en un vuelo de línea desde Brasil.

Entre agosto y septiembre volvió a frecuentar el país colombiano. El primer viaje fue de once días -salió el 11 de agosto y volvió el 28- y el segundo de solo tres: salió hacia Colombia y regresó al país tres días después con un vuelo de línea.

Para fines de 2016 repitió nuevamente una catarata de viajes fugaces a Chile. El 19 de octubre salió del país y volvió el 23, pero 48 horas después volvió a salir para regresar el 30 del décimo mes del año. Además, figura un regreso desde chile del 29 de noviembre, sin ingresos previos.

Parte de los vuelos que hizo Martín Insaurralde hacia Colombia, Chile y Perú. (Foto: TN).
Parte de los vuelos que hizo Martín Insaurralde hacia Colombia, Chile y Perú. (Foto: TN).

Los diez viajes a Estados Unidos y la previa al escándalo Clérici

Desde 2009 -cuando hizo su primer viaje- a 2023, Insaurralde voló en diez oportunidades a Estados Unidos. Seis de ellos fueron en los últimos tres años. La particularidad es que en 2020 resolvió irse un mes al país norteamericano, salió el 27 de diciembre y volvió el 28 de enero. Un año después repitió el mismo viaje, pero con menos días: salió el 29 de diciembre de 2021 y regresó el 13 de enero.

Sin embargo, al regresar del segundo viaje volvió a irse apenas 14 días después y por otras dos semanas: salió el 27 de enero de 2021 y volvió el 7 de febrero a bordo de un avión de la aerolínea United Airlines. Ese mismo año volvió a irse del país con destino a EEUU: salió el 3 de junio y volvió el 12. Diez días antes, entre el 26 y el 30 de mayo, había ido a pasar su cumpleaños a Francia.

El anteúltimo de los viajes fue uno de los más llamativos por las formas en la que viajó: salió el 27 de diciembre en un vuelo privado a Paraguay desde el aeropuerto Jorge Newebery y regresó el 14 de enero en un vuelo directo -de línea- desde Estados Unidos. Su último viaje a territorio estadounidense se dio en el marco de sus visitas por Europa que destaparon el escándalo de las fotos en el yate junto a la modelo Sofía Clérici.

Leé también: Kicillof retoma su agenda de campaña para dejar atrás el escándalo Insaurralde: “Nosotros no somos eso”

Insaurralde viajó por primera vez a España el 28 de junio. Allá estuvo apenas seis días, y regresó en un vuelo de Iberia el 4 de julio. Un mes después, y dos meses antes del segundo viaje a España, hizo un fugaz recorrido por los Estados Unidos: salió el 15 de julio y regresó el 18. Ambos vuelos fueron de línea.

El último viaje que hizo fue el que explotó con la polémica. Salió el 15 de septiembre hacia España, allí estuvo en el lujoso yate junto a Sofía Clérici por las paradisíacas playas de Marbella, y regresó al país el 21 de septiembre pasado.

Advertisement

POLITICA

Argentina se acostumbró a ser campeón: en una final que tuvo todo, le ganó a Colombia y es otra vez el rey de América

Published

on


MIAMI (enviado especial).- El hielo en el tobillo, las lágrimas como pocas veces corriendo por su rostro. El dolor de Lionel Messi, transmitido al mundo, es el dolor del planeta fútbol. Impotencia, el alma rota; el físico, autoritario, le dio la orden: “No más”. Fue acaso el símbolo de una final intrincada, áspera, enrevesada, ya desde una previa escandalosa. Y por otro lado, las lágrimas del hombre que dijo adiós, el héroe de tantas finales, el castigado y hoy redimido: Ángel Di María. Fue la noche de las lágrimas y la noche de otra copa gloriosa para la Argentina, en el ciclo más exitoso de su historia. Argentina bicampeón de la Copa América, dueño del continente y del mundo. Con un 1 a 0 en la prórroga que sirvió para derribar a una selección Colombia de gran dureza. La mística de este grupo salió a flote y hoy disfruta del bicampeonato.

El desmadre organizativo empañó lo que se presumía un partido espectacular, con los dos mejores equipos de la Copa.

Lionel Scaloni siempre tiene algo para sorprender. Esta vez lo hizo –de alguna manera- al repetir la alineación del partido anterior. De entrada, salió con todo Argentina, con la intención de asfixiar a Colombia. Messi condujo, Montiel se proyectó y su centro no pudo ser agarrado de lleno por Julián.

A los 5, Richard Ríos llevó con velocidad y presencia la pelota, habilitó a Luis Díaz y su remate fue controlado abajo por Dibu.

James empezó a ubicarse en zonas despobladas para recibir y manejar los hilos. Y Colombia empezó a tener la pelota, algo peligroso para la Argentina. Córdoba dos veces tuvo la posibilidad al capitalizar errores no forzados en la salida argentina.

Colombia aprovechó cierta pasividad de los de Scaloni, sobre todo en el medio y movió la pelota hacia las bandas, por donde tiene gente idónea y peligrosa. Argentina quiso ralentar el partido para adormecer y sorprender con una salida rápida, pero no tuvo resultados. Sin movilidad para hallar espacios dentro de la férrea y cerrada estructura defensiva colombiana.

Dibu Martínez fue una garantía en lo alto y terminó elegido el mejor arquero de la Copa

A los 20 se dio la primera combinación Messi-Di María, en la despedida. Fideo tiró un pase atrás y el 10 acarició de zurda, pero Julián se interpuso y evitó el peligro en el arco de Vargas.

Y a los 32, Lerma sacudió la modorra con un remate lejano que Dibu se estiró para sacar al córner.

Scaloni vio que había inconvenientes por el lado de Tagliafico y cambió a Di María para que haga de soporte. El desarrollo se equilibró. Colombia siempre pareció más peligroso por la precisión en velocidad que mostró sobre todo en los primeros 20 minutos. Pero Argentina pudo disputarle la mitad de la cancha, emparejar las cosas y pasar el encuentro a su ritmo, mucho más pausado.

Ángel Di María y las lágrimas de emoción en la despedida de la selección

Casi en el final del primer tiempo sonó una alarma que nadie esperaba: Messi corrió una pelota que se iba y cuando se esforzó para tirar el centro, Arias cayó sobre su tobillo derecho. El 10 quedó muy dolorido y transcurrió hasta el epílogo de la parte inicial a media máquina.

Luego del show de entretiempo de Shakira –otra excentricidad al estilo estadounidense de la Copa América-, la reanudación no vio un cambio radical en las actitudes de uno y otro. Argentina pareció siempre con una marcha menos, sin la movilidad necesaria para sorprender. Colombia, que no dejó nunca de respetar la naturaleza de su rival, dio muestras de que cuando tenía la pelota desplegaba rápidamente a sus alas.

Fue Ángel Di María, en su última función con la camiseta celeste y blanca, el que empezó a marcar el camino. En una escapada mano a mano con su marcador, Fideo sacó un latigazo de zurda que el arquero tapó abajo.

El golpe final para Messi fue a los 19 minutos. Esos 19 minutos que estuvo de más, porque él ya sabía que la jugada del final del primer tiempo ya lo había sacado de partido. Messi salió de la cancha, como nunca, el líder que nunca quiere salir no dio más y pidió el cambio. Y se puso a llorar en el banco de suplentes, ese lugar no es para él. Ello obligó a un cambio de esquema, un 4-3-3 claro de Scaloni: entró Nico González como extremo izquierdo y Di María se fue a la otra punta. Segunda baja: Montiel, que estaba haciendo una buena tarea, también salió golpeado.

Pero así y todo, sin el líder dentro de la cancha, Argentina tuvo ocasiones. Nico González terminó en la red un pase atrás de Tagliafico, pero lateral estaba fuera de juego. Nico entró rápido y activo. Tuvo un cabezazo que pasó muy cerca luego de un centro preciso de Di María.

Lautaro fue el goleador del certamen, con cinco goles

A Colombia se le apagaron los generadores (James, Ríos) y solo la falta de puntería y decisión de Argentina llevó las cosas a la prórroga. Lorenzo mandó a Juanfer por James y Scaloni pateó el tablero con Paredes, Lo Celso y Lautaro a la cancha.

Nico González volvió a tener la oportunidad al terminar un centro de De Paul, pero su remate fue justo a las manos de Vargas.

Juanfer tuvo tiempo y espacio para hacer lo que mejor sabe: meter esos pases como dagas y hacer pausas, como los silencios en la música.

Pero cortó Paredes –de gran Copa pese a que no jugó los minutos que merecía- y Lo Celso -¡tac!- puso un pase de primera notable ante una defensa muy abierta. Lautaro Martínez, el goleador del torneo, definió como si estuviera en el Giuseppe Meazza.

La emoción de Di María al dejar la cancha; fue su despedida de la selección

A partir de entonces, no se jugó más. Hubo peleas, discusiones y hasta el tributo en plena cancha a Ángel Di María, que se fue bañado en abrazos y ovación.

Fue la noche de las lágrimas. Las de impotencia del mejor de todos y las de emoción del socio que dijo adiós para siempre. Argentina, en un contexto difícil, enrevesado y tóxico, sacó la chapa de campeón inexpugnable. Cuando la cosa venía mal, apareció la selección más ganadora de todos los tiempos. ¡Salud!

Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2024 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad