• Mié. Abr 14th, 2021

Los Kirchner ahora reclaman deudas por el alquiler del Alto Calafate

La familia Kirchner le reclamó a la Justicia por el alquiler del Alto Calafate. Según un escrito que presentó el abogado de la vicepresidenta, Carlos Beraldi, en el marco de la causa Hotesur, el alquiler que se cobra por ese hotel multi investigado por lavado, es inferior al del mercado. Además, sostuvo que todavía hay saldos que no fueron cobrados y que quiere recuperar. La situación se da en un momento complejo, ya que la intervención judicial viene advirtiendo que la empresa debería liquidarse ya que es inviable la situación comercial de la compañía K. Y por otra parte los Kirchner quieren recuperar el manejo de sus empresas. 

“El alquiler abonado por la locataria sería sustancialmente inferior a su valor de mercado, a lo que se suma la existencia de importantes saldos que no habrían sido cobrados y que serían irrecuperables, por haber operado los respectivos plazos de prescripción”, sostuvo Beraldi en el escrito y cuestionó: “¿Quién se hará cargo de esos perjuicios?”.

Beraldi, por orden de Cristina, Máximo y Florencia, vienen insistiendo que los Kirchner deben volver a manejar la empresa hotelera. En el escrito en el que reclama por las deudas, el abogado apuntó contra los interventores, sobre quienes dijo que “generaron contingencias sumamente costosas, ya que los administradores han reclamado honorarios a su favor por cifras millonarias. El contador Altman estimó que sus honorarios debían ascender a más de ocho millones de pesos, mientras que la Lic. Moyano también ha reclamado en reiteradas oportunidades cuantiosas sumas por el mismo concepto». Raquel Moyano es la interventora que dispuso la Justicia para el Alto Calafate. 

Antes de la intervención judicial quien administraba Hotesur era la empresa Idea SA, de Osvaldo Sanfelice, socio K y también investigado por lavado en el marco del caso Hotesur. 

Hotesur SA es la empresa dueña del hotel Alto Calafate que la familia Kirchner adquirió por más de cinco millones de dólares en 2008. La explotación del complejo turístico estuvo desde entonces, hasta julio de 2013, a cargo de Lázaro Báez. Garantizó ingresos por 27,5 millones de pesos a favor de los ex presidentes a través de dicha explotación. Hubo más, Báez contrataba con otras siete empresas suyas, habitaciones de los hoteles que nunca utilizó: eso garantizó ingresos por $ 11 millones en dos años.

Por estos y otros movimientos de fondos, el juez Julián Ercolini determinó que la familia Kirchner blanqueó con la participación de Báez y Sanfelice, 80 millones de pesos. En el marco de ese expediente la firma quedó intervenida. Cuando Báez dejó de administrar el Alto Calafate, se ocupó de esa tarea Idea SA de Osvaldo Sanfelice, ex socio de Máximo Kirchner en la inmobiliaria y administrador de varias propiedades de la ex presidenta.

Los interventores dieron a conocer otra situación: Idea SA y Hotesur mantienen una deuda millonaria sobre la cual no se ponen de acuerdo. La empresa de los Kirchner, reclama a la firma explotadora, por meses y meses de cánones que no se pagaron: la cifra asciende a $ 3.406.854. “Algunos pagos se fueron realizando en cuotas pero las empresas no se ponen de acuerdo respecto al pasivo”, dijeron fuentes del caso a Clarín. Ahora, la ex familia presidencial responsabiliza a la justicia por esas cifras.

Optimized with PageSpeed Ninja