Connect with us

POLITICA

Para Marina Dal Poggetto, con las últimas medidas del Gobierno ‘nunca vas a estabilizar’ la macroeconomía

Published

on



La economista Marina Dal Poggetto, directora ejecutiva de la consultora EcoGo, advirtió este sábado mientras el Gobierno “siga corriendo el dólar oficial y las tarifas por detrás de una inflación que se acelera y con un balance del Banco Central magro, nunca vas a llegar a estabilizar” la marco economía.

Dal Poggeto, que rechazó ser la viceministra de Economía de Sergio Massa, afirmó que “hay un problema de balance del Banco Central. Te sobran pesos en la economía y te faltan dólares en las reservas”.

Entonces, “el BCRA sigue sin comprar dólares, los últimos tres días empató la cuenta, pero tiene pocas reservas netas y la pregunta es cómo consigue dólares y para qué los consigue. ¿Los consigue para aumentar reservas o seguir vendiendo dólares baratos?”

La economista dijo que el aumento de “las tarifas de los servicios públicos todavía no están implementadas, cuando sea será en forma gradual” en declaraciones a Dato sobre Dato de radio Milenium.

“El ahorro que nosotros calculamos de la suba de tarifas este año son 115 mil millones de pesos y una semana después diste un bono a jubilados de 120 mil millones de pesos. El ajuste fiscal en la segunda parte del año va a estar dado por el aceleramiento de la inflación y alguna contención del gasto, pero no lleva a una estabilización”, agregó.

Explicó que si bien el BCRA aumentó “la tasa de interés fuerte, cuando mirás la tasa de la Leliq corre al 5,8% mensual, subieron fuerte la tasa de los “pases”, lo que remuneran los pesos de muy corto plazo, y armaron un mecanismos que no se define cómo se va a implementar que es que los fondos comunes de inversión puenteen a los bancos y puedan ir directamente a pases para asegurarte que vas a remunerar los pesos.”

En su análisis financiero y macroeconómico, Dal Poggetto aseguró que “la tasa de interés no corre por arriba de la devaluación, no corre por arriba de la inflación. No es lo suficientemente alta para hacer un programa de estabilización, pero a esta nominalidad es una tasa de interés muy alta que te crea muchos pesos. Si tu problema es que sobran pesos y faltan dólares, te van a sobrar más pesos y no vas a recuperar los dólares.”

Otro problema del Gobierno “es la brecha cambiaria”, dijo. “Si tu dólar marginal vale 300 o 350 mangos, el principal incentivo es ir a comprarte todos los dólares oficiales que puedas. El juego en los últimos dos años fue tomar precios baratos en el sistema financiero acorralado, comprar dólares baratos al BCRA y si sos afortunado podés vender en el mercado de precios descuidados”.

Las importaciones están hoy “en una zona de 8.200 millones de dólares y no tenés dólares del otro lado. No es que la Argentina se quedó sin dólares. La transferencia de ingresos que genera una brecha cambiaria de 100%, la mitad de importaciones son subsidios y un exportador recibe la mitad del precio”, explicó.

Con este ritmo de aumento de los precios y déficit fiscal “lo único que terminas de discutir es con qué inflación y con qué brecha vas a llegar a un lugar donde en algún momento vas a tener que devaluar, la pregunta es quién paga los costos de esto y mi sensación es que los costos se pagan cada vez más rápido, sobre todo si no aparecen los dólares frescos.”

Para salir de la actual crisis, Dal Poggetto aseguró que “requerís un programa de estabilización, cuánto más tarde se haga es más costoso”.

Opinó que “hay que devaluar con más retenciones, pero no podés cobrar retenciones con este nivel de brecha cambiaria”.

“Tenés que achicar la brecha, y requerís una señal fiscal. En el corto plazo, las retenciones te pueden ayudar. Todos los programas de estabilización requieren una agenda larga. El punto es cuándo lo vas a empezar a hacer y quién. Parecería que solo vamos a seguir ganando tiempo”, finalize.



Source link

POLITICA

El kirchnerismo apuesta a un triunfo de Lula da Silva en Brasil para revitalizar el discurso del “lawfare”

Published

on


Entusiasmado con las últimas encuestas, el kirchnerismo se esperanza con un amplio triunfo de Luiz Inácio Da Silva en las elecciones presidenciales de este domingo en Brasil. Cree que la vuelta al poder del líder de Partido de los Trabajadores (PT), que estuvo preso por una causa de corrupción, revitalizaría su propia estrategia contra lo que denomina el “lawfare”.

Tras el ataque que sufrió frente a su casa en Recoleta, Cristina Kirchner volvió concentrarse en las últimas semanas en su frente judicial. Realizó un fuerte alegato político contra los fiscales y los jueces de la causa Vialidad, y reimpulsó la reforma de la Corte Suprema en el Senado, por ahora sin chances de convertirse en ley en Diputados.

Leé también: Máximo Kirchner, sobre el ataque a la Vicepresidenta: “Queremos saber quién está detrás de Sabag Montiel y Brenda Uliarte”

Los fiscales habían pedido 12 años de prisión en su contra por presunta corrupción en el manejo de la obra pública en San Cruz, con direccionamiento al empresario K, Lázaro Báez. Se espera que a hacia fines de noviembre, el Tribunal Oral Federal N°2 dicte sentencia. En el oficialismo dan por descontado una condena.

Además, en los últimos días, la Vicepresidenta recibió otra mala noticia desde Comodoro Py. La Sala I de la Cámara Federal porteña confirmó por unanimidad el procesamiento en su contra por haber usado aviones de la flota presidencial para trasladar muebles a sus hoteles en El Calafate cuando era jefa de Estado.

Axel Kicillof cerró la campaña presidencial de Lula Da Silva en Argentina (Foto: Télam).
Axel Kicillof cerró la campaña presidencial de Lula Da Silva en Argentina (Foto: Télam).

En este contexto, el sector del Frente de Todos que responde a Cristina Kirchner se carga de expectativas con lo que sucederá este domingo en Brasil. Según las últimas encuestas, el expresidente y líder de la oposición, Lula da Silva, tiene chances de vencer en primera vuelta al actual mandatario brasileño, Jair Bolsonaro.

Pero no se trata simplemente de una cuestión de afinidad ideológica. Lula estuvo preso durante un año y medio por supuestamente haber recibido un departamento a cambio de favorecer con contratos estatales a una constructora. Además, llegó a ser condenado por corrupción, en procesos que luego invalidó la Corte Suprema brasileña, lo que lo habilitó a ser candidato en los comicios de este año.

El kirchnerismo traza paralelismos entre la situación de Lula y Cristina Kirchner y los engloba bajo la bandera del “lawfare”.

El sábado pasado, el gobernador bonaerense Axel Kicillof -que responde a la Vicepresidenta- cerró la campaña a favor de Da Silva en la Argentina, organizado por PT e impulsado por el Instituto Patria.

“Esos métodos de persecución, que intentan proscribir a los dirigentes del campo popular, eso es lo que intentan hacer con Cristina Fernández de Kirchner. Por eso en América Latina somos parte de las mismas persecuciones y las mismas luchas y tenemos los mismos propósitos”, dijo Kicillof.

“Fuerza Lula, Lula gana; acusado, preso y perseguido, hoy candidato a Presidente y después Presidente de Brasil”, cerró.



Source link

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2022 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad