Connect with us

POLITICA

Soledad Acuña le respondió a Axel Kicillof por el lenguaje inclusivo: ‘Subestima a estudiantes y familias’

Published

on


La polémica que se instaló tras la prohibición del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de la utilización del lenguaje inclusivo dentro de las aulas sumó este miércoles un nuevo capítulo, cuando el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, instó a los estudiantes a «rebelarse» contra la medida y a que «hablen como quieran». En ese contexto, Soledad Acuña, ministra de Educación porteña y responsable de la medida, volvió a cruzar al mandatario provincial.

«El gobernador subestima a estudiantes y familias. Invita a los chicos a rebelarse para que hablen como quieren, cosa que obviamente pueden hacer. ¿Por qué no los invita a luchar por la calidad educativa bonaerense? Eso sí sería revolucionario», desafió irónicamente la funcionaria desde su cuenta de Twitter.

Kicillof, durante la mañana y mientras encabezaba en Tecnópolis el juramento a la Bandera de estudiantes de 15 distritos de la Provincia, había apuntado contra la RAE ante los alumnos, intendentes, representantes sindicales, directores y maestros de colegios: «Desde España qué nos van a explicar las palabras que usamos».

Y recalcó, en un manifiesto ataque a la prohibición porteña: «No nos gusta prohibir, nos gusta que puedan expresarse, decir lo que sientan y sean patriotas».

Incluso fue más lejos el gobernador, al trazar un paralelismo entre la pelea de Manuel Belgrano por la independencia de la patria con el desafío de rebelarse contra la norma que deja de lado al lenguaje inclusivo dentro de las escuelas.

En ese sentido, resaltó que el prócer «se estaba rebelando contra una dominación, contra una monarquía. Fue rebelarse pensando en los otros».

«Acá en la Provincia también rebelarse es hablar como uno quiere, como una quiere», continuó Kicillof, y aclaró que ello no implica «decir palabrotas, pero sí expresar lo que uno quiere».

No más lenguaje inclusivo en las escuelas porteñas

El pasado 9 de junio el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires firmó una resolución que prohíbe la utilización del lenguaje inclusivo dentro de las aulas como una medida que busca “recuperar los aprendizajes perdidos”.

La normativa prohíbe específicamente que los docentes usen la “e”, la “x” o el “@” dentro de las aulas. Ya no se podrá decir “chiques” o escribir “todxs” frente a los alumnos.

El argumento es que, en el contexto de la emergencia educativa generada por la pandemia, esas expresiones del llamado lenguaje inclusivo son una barrera que dificulta el aprendizaje de la lectoescritura.

Soledad Acuña cruzó a Axel Kicillof por el lenguaje inclusivo en las escuela. Foto Andrés D'Elia

Soledad Acuña cruzó a Axel Kicillof por el lenguaje inclusivo en las escuela. Foto Andrés D’Elia

En su artículo 1° establece que todos los docentes del distrito, de los niveles inicial, primario y secundario, tanto de escuelas públicas como privadas, “deberán desarrollar actividades de enseñanza y realizar las comunicaciones institucionales de conformidad con las reglas del idioma español, sus normas gramaticales y los lineamientos oficiales para su enseñanza”.

La resolución también aprueba tres guías prácticas y de recomendaciones para el uso de la comunicación inclusiva (uno por cada nivel educativo), elaborados por los expertos del Ministerio. Allí exhiben a los docentes las formas en que sí se puede usar un lenguaje no sexista, porque no deforman la lengua y no ponen trabas al aprendizaje de la lectura y la escritura.

“Necesitamos terminar de eliminar todas las barreras que puedan obstaculizar el correcto aprendizaje de la lectura, de la comprensión lectora y de la fluidez tanto en la redacción como en la lectura y, obviamente, cuando empezamos a incorporar palabras distorsionadas, o formas distorsionadas del uso de la lengua, generan trabas. Por eso vamos a ordenar el uso del lenguaje dentro de las escuelas”, dijo Acuña en aquel momento.



Source link

POLITICA

Consejos para lavar el pelo graso

Published

on


El exceso de secreción sebácea del cuero cabelludo puede generar que, aún y lavándote el cabello cada día, éste nunca se vea 100% limpio y suelto. Y ahí empieza la pesadilla del cabello graso: cuanto más sucio lo ves, más necesidad sentís de lavarlo.

Pero, la solución no siempre está en aumentar la frecuencia de lavado. La clave está en la manera en que lo hagas.

1. Cepillalo antes del lavado

Así eliminarás los posibles nudos y enredos, el exceso de suciedad, productos de styling y demás partículas que se hayan podido acumular.

2. Elegí un shampoo específico para cabello graso

Estos productos están formulados para regular el exceso de sebo y reequilibrar el pH de la piel. Se presentan en fórmulas ligeras y refrescantes que no aporten peso al pelo y limpien en profundidad.

En cuanto a la fórmula, fijate que incluya ingredientes astringentes y reguladores del sebo como jengibre, romero, tomillo, menta, té verde, cítricos como el limón o el aceite de árbol de té, pues destacan por sus grandes propiedades purificantes. También podés usar aceites esenciales con estos ingredientes, poniendo dos gotas en el shampoo.

3. Agua tibia

El agua caliente agrava más la secreción excesiva de sebo. Por el contrario, el agua tibia o fría (si podés soportarla) te ayudará a estimular la circulación sanguínea del cuero cabelludo, lo que generará menos producción sebácea y te ayudará a cerrar la cutícula, evitando que la suciedad y el exceso de sebo penetren en la fibra capilar.

4. Masajeá bien durante el lavado

Hacelo siempre suavemente con las yemas de los dedos y nunca rascando con las uñas. Esto estimulará la circulación sanguínea del cuero cabelludo, regulando la producción sebácea. Realizalo durante unos tres minutos con movimientos circulares, sin olvidarte las zonas de la nuca y detrás de las orejas.

5. Regulá la cantidad de acondicionador y mascarilla

Son fundamentales en los cabellos deshidratados pero hay que tener cuidado en cabellos grasos. Elegí fórmulas específicas para pelo graso y aplicá solo de medios a puntas.

6. No te excedas con la cantidad de producto

Para el shampoo, la cantidad del tamaño de una nuez es suficiente. Podés adaptar más o menos esta cantidad dependiendo de la largura de tu melena.

7. No lo laves cada día

Los lavados demasiado frecuentes empeoran la sobreproducción de sebo. Si creés que no aguanta limpio de un día para otro y necesitás una ayuda extra, probá el shampoo en seco en las raíces para absorber el exceso de sebo, algo que permite espaciar mejor los lavados. No abuses de él, ya que en cueros cabelludos sensibles podría deshidratar la piel y aumentar el problema o hacer que aparezcan otros, como la caspa.

8. Exfoliá el cuero cabelludo

Te ayudará a mantener tu pelo limpio más tiempo, a regular la aparición de grasa y eliminará los residuos de células muertas y suciedad acumulados en el cuero cabelludo.

Recordá limpiar tu cepillo de forma habitual con agua tibia, de manera de que elimines todos los restos adheridos de sebo, suciedad, pelitos y productos. Además, evitá tocarte constantemente el cabello, ya que hace que todas las partículas y bacterias que se acumulan en las manos pasen directamente a tu melena, ensuciándola aún más.

Fuente: Perfect hair



Source link

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2022 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad