Connect with us

POLITICA

Swap con China: los motivos detrás de la confidencialidad del acuerdo comercial con el gigante asiático

El presidente del BCRA, Miguel Pesce, firmó la renovación del swap con China durante la gira que encabezó Sergio Massa al gigante asiático. (Foto: Ministerio de Economía)El ministro de Economía Sergio Massa, y el presidente del BCRA, Miguel Ángel Pesce, acordaron la renovación del swap con el titular del Banco Popular Chino, Yi Gang. (Foto: ministerio de Economía).

Published

on

Las condiciones del swap con China, que refuerza las alicaídas reservas del Banco Central (BCRA), son un misterio y cada dato que se descubre toma mayor relevancia porque nunca se develaron los detalles del acuerdo.

El convenio se firmó y se mantiene bajo estricta confidencialidad y que la Argentina utilizó este año, entre otras cosas, para cumplir con un vencimiento con el FMI ante la escasez de dólares.

Leé también: Juicio por la expropiación de YPF: los beneficiarios del fallo piden empezar con los embargos a la Argentina en 30 días

Para conocer los requerimientos del entendimiento con la Argentina, TN realizó un pedido de acceso a la información pública, pero el BCRA decidió “denegar en su totalidad la solicitud”. Sin embargo, a la hora de explicar los motivos por los cuales se rechazó responder a las consultas esbozadas, la autoridad monetaria dejó entrever algunas cuestiones que hasta el momento se desconocían.

Si bien el Gobierno ya había evitado entregar información detallada sobre las condiciones impuestas por China para activar el swap, incluso hubo distintos pedidos por parte de la oposición y todos también fueron rechazados de plano, esta es la primera vez que de manera oficial reconocieron qué hay detrás de la exigencia de Beijing por no revelar el detalle de sus préstamos y acuerdos financieros. Ese hermetismo ya despertó una ola de críticas.

Los motivos por los que el Gobierno se niega a dar información sobre el swap con China

Al tratarse de un acuerdo de monedas entre bancos centrales, la facultad para entregar información sobre el swap con China corresponde al BCRA. Así lo validó también el propio Ministerio de Economía, donde derivaron el pedido de informes efectuado por TN a la autoridad monetaria.

En primer lugar, en la resolución del expediente, el BCRA -que dirige Miguel Pesce- admitió que para concretar el swap, “el Banco Popular de China realiza una difusión muy limitada de los términos y condiciones suscriptos con cada banco central (entre ellos, esta Institución) y vela por su confidencialidad”.

Esta insistencia en relación con la confidencialidad, siempre de acuerdo a la explicación del Banco Central, tiene que ver con “evitar divulgaciones que puedan generar disrupciones de mercado, afectando la relación entre ambos bancos centrales y poniendo en amenaza la continuidad de los acuerdos”.

Dicho de otro modo, el Gobierno explicó que la divulgación de las condiciones del swap con China puede poner en riesgo la continuidad del acuerdo, que se encuentra “en plena vigencia y ejecución”.

La respuesta -firmada por Agustín Torcassi, gerente general del BCRA-, también precisó que en caso de arriesgar la continuidad del acuerdo, “no solamente se vería afectada la relación bilateral entre los países, sino que se limitaría de manera significativa la efectividad de aquellas herramientas que pueden ser utilizadas para fortalecer la liquidez en moneda extranjera y/o el nivel de reservas internacionales brutas en escenarios de estrés, y reducir así la incertidumbre de los agentes domésticos sobre la capacidad de intervención de esta Institución, generando efectos negativos de regulación cambiaria y monetaria”.

Esta aclaración dejó clara la necesidad del gobierno argentino por disponer del dinero acordado con China para hacerle frente a los compromisos en moneda extranjera y cristalizó la importancia de este tipo de convenios comerciales para el gigante asiático.

“Los acuerdos de swap de monedas suscriptos por el Banco Popular de China con otros bancos centrales en general (y con el BCRA, en particular) representan uno de los importantes componentes de la relación bilateral entre los respectivos países y la República Popular China”, indicó el documento oficial.

Qué se sabe del swap con China

El secreto que mantiene China sobre sus acuerdos no es exclusivo para la Argentina. Sean del ámbito político, académico o diplomático, muchos de los que siguen las negociaciones del gigante asiático en distintas partes del mundo advierten sobre las condiciones impuestas por Beijing para efectuar desembolsos de dinero a países que se encuentran en medio de crisis o urgencias económicas, sumado a los riesgos que conlleva para quienes contraen esa deuda.

El intercambio de monedas entre China y la Argentina comenzó en 2009. Luego, en 2014, se firmó un segundo acuerdo que se renovó tres años después y en 2018 se cerró un pacto suplementario. En agosto de 2020 se firmó el entendimiento que fue renovado nuevamente en junio de 2023 por tres años más. Es decir, hasta agosto de 2026.

Leé también: Tras la ampliación del swap con China, fabricantes de electrónica pagarán importaciones en yuanes

Tal como se explicó, del acuerdo del swap con China se sabe muy poco. Primero, estimaciones privadas arrojan que tiene una tasa de interés un poco más elevada en comparación con organismos multilaterales. En 2015 se conoció que el interés era equivalente a la tasa Shibor + 400 puntos básicos, por lo que si sigue vigente se estima que representa un 6,5% en dólares.

En abril, Sergio Massa anunció que la Argentina activaba el swap para pagar importaciones con yuanes en lugar de dólares y el 2 de junio, el Gobierno anunció la renovación del acuerdo de monedas por 130.000 millones de yuanes -unos US$19.000 millones- por tres años y que se duplicaría el monto que se puede utilizar. El tramo “de uso” pasó así de 35.000 millones de yuanes a 70.000 millones de esa moneda, equivalente a US$10.000 millones.

La última información sobre el pacto de intercambio de monedas se conoció cuando el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó los aspectos técnicos de la quinta y sexta revisión del programa con la Argentina. Allí, el Fondo explicó que “la línea swap ha sido activada en varias ocasiones para proporcionar apoyo de liquidez a corto plazo, incluso para apoyar la financiación de las importaciones”.

“En enero de 2023 se activó el equivalente a unos US$5000 millones y a mediados de agosto se utilizaron aproximadamente US$3800 millones de dólares del primer tramo”, puntualizó el FMI, que reveló así el monto utilizado por el Gobierno.

El ministro de Economía Sergio Massa, y el presidente del BCRA, Miguel Ángel Pesce, acordaron la renovación del swap con el titular del Banco Popular Chino, Yi Gang. (Foto: ministerio de Economía).
El ministro de Economía Sergio Massa, y el presidente del BCRA, Miguel Ángel Pesce, acordaron la renovación del swap con el titular del Banco Popular Chino, Yi Gang. (Foto: ministerio de Economía).

De allí se desprende que aún no se habría activado el segundo tramo del intercambio, algo que solo sucede cuando se agotan los montos del primero. “La activación de un segundo tramo por un importe equivalente al del primer tramo sigue siendo un tema de discusión”, sostuvo el FMI.

Según el reporte del FMI, el swap de monedas con China tuvo varios usos: para financiar importaciones (US$1800 millones) y cumplir con las obligaciones de deuda con bonistas privados (US$900 millones).

También explicó que se usaron US$1000 millones para cumplir con el Fondo en junio. Y el Banco Popular de China concedió un “préstamo puente” de US$1700 millones para que el gobierno argentino pudiera afrontar los vencimientos con el ente multilateral de crédito en julio. En estas dos ocasiones, por primera vez se utilizaron yuanes para cubrir los compromisos pautados con el FMI. El dinero del “puente” se devolvió en su totalidad y automáticamente después de que el Fondo aprobó la última negociación con el Gobierno.

Advertisement

POLITICA

Belliboni, tras ser citado por irregularidades en los planes: “No puedo poner las manos en el fuego”

Published

on



Eduardo Belliboni dijo tras la citación a indagatoria por irregularidades en los planes: “No puedo poner las manos en el fuego por toda la organización”. El líder del Polo Obrero adelantó que se presentarán en la Justicia porque no tienen “nada que ocultar”, tras la convocatoria dispuesta por el juez federal, Sebastián Casanello, a cargo del expediente por presunta defraudación al Estado y extorsión a beneficiarios de asistencia estatal del plan Potenciar Trabajo.

Belliboni dijo: “Nos vamos a presentar, no tenemos nada que ocultar, además de declarar lo que nos pregunten Casanello y el fiscal, también vamos a denunciar a los ministros, Sandra Pettovello (Capital Humano), por los cinco millones de kilos de alimentos no entregados, y también a Luis Caputo (Economía), que redujo el ingreso de programas sociales casi a la nada, por la inflación”.

Leé también: Citan a indagatoria a Eduardo Belliboni en la causa por irregularidades con los planes sociales

El líder del Polo Obrero planteó: “Los planes sociales, que antes se llamaban Potenciar Trabajo, les otorgaban a las organizaciones algo que está mal, con lo que nosotros estamos en contra, la potestad de poder informarle al Estado si la persona asistía o no lo hacía a la tarea obligatoria que tenía por el plan social. Claro que estamos en contra de eso”. El dirigente social dijo que hacían eso porque estaban “obligados por la disposición que tenía el Ministerio de Desarrollo Social anterior que decía que había que controlar que la persona cumpliera con la contraprestación”.

Belliboni criticó la citación por irregularidades en planes: “Forma parte de una campaña para hacer humo”

El líder del Polo Obrero cuestionó la citación de él y de otros 22 dirigentes sociales, que vinculó a “una campaña para hacer humo en un lado cuando la economía se está derrumbando, cuando hay miles de puestos de trabajo que se pierden cotidianamente, cuando hay un rebelión popular en Misiones. Belliboni agregó: “Se intenta estigmatizar algo que ya ocurrió. No me asombra en absoluto”, en declaraciones a Radio La Red.

Las claves de la citación a indagatoria a dirigentes sociales por irregularidades en planes sociales

La Justicia citó a indagatoria al referente del Polo Obrero y a otros 22 dirigentes sociales por irregularidades con los planes sociales. La medida la dispuso Casanello, que ordenó que la citación del dirigente sea el próximo 25 de junio, por presunta defraudación al Estado y extorsiones a beneficiarios de planes sociales de Potenciar Trabajo.

  • Casanello mencionó que la causa “se inició a través de las voces de quienes denunciaron” a través de la línea 134 del Ministerio de Seguridad “haber sido obligados a movilizarse a cambio de o para mantener un plan social”. Dijo que “todas las personas que fueron escuchadas en su calidad de beneficiarias del Potenciar Trabajo indicaron haber accedido al beneficio a través de organizaciones sociales, que actuaron como unidades de gestión”.
  • El juez explicó que “el rol de esas unidades era garantizar y hacer posible, a través de propuestas productivas, la inclusión social de aquellas personas en situación de vulnerabilidad social y económica” y que “el beneficio directo del ingreso económico debía ser completado por el beneficio indirecto que ofrecía la unidad de gestión”.
  • Indicó que “por esta tarea, la organización recibía fondos del Estado y asumía una serie de obligaciones de administración de aquellos intereses universales que le habían sido confiados” y que “los elementos probatorios reunidos por la fiscalía y el juzgado llevan a sospechar que, en los casos que aquí se investigan, el interés público fue desviado”.

Eduardo Belliboni

Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2024 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad