Connect with us

POLITICA

Trabaja hace seis meses en una empresa en EE.UU. y se queja de algo de la cultura que “tiene que cambiar”

Por años, el modelo de trabajo se ha mantenido prácticamente sin cambios, pero las nuevas generaciones pretenden instalar un complejo debate

Published

on

Para nadie es un secreto que entre los múltiples aspectos de la vida cotidiana que cambiaron tras la pandemia, el trabajo es de los sectores que más afectados se vieron por las nuevas reglas que surgieron. Para Julia Huynh, el modelo convencional de una relación corporativa, en horario “de 9 a 5″, es una de las cosas que deben cambiar. A través de un clip en TikTok, generó múltiples reacciones y un debate al respecto.

Muestra lo que gana en sus dos trabajos en Estados Unidos y resalta un detalle clave

En su cuenta (@jigglyjulia), difundió un clip donde contó su experiencia. “Llevo literalmente seis meses en mi primer trabajo corporativo y ya quiero dejarlo”, narró la joven en el video. Al mismo tiempo, aclaró que su empleo era bastante agradable y que adoraba a sus compañeros.

(@jigglyjulia / TikTok)

Más allá del ambiente o de las condiciones, Huynh se centró en el hecho de que, bajo esta cultura del trabajo, el tiempo pasa muy rápido y no le queda más para otras tareas. “Cuando llega el viernes, estoy tan agotada que ya no puedo hacer nada el fin de semana”, dijo la creadora de contenido.

Inspira a provocar un cambio

“No voy a pasarme toda la vida trabajando durante cuarenta años y luego despertarme un día y pensar en ello y decir: ‘Vaya, han pasado cuarenta años y no he hecho literalmente nada’”, expresó en la grabación que ya tiene más de un millón de reproducciones y 4000 comentarios. “Tengo miedo de trabajar toda mi vida y de que me olvide de vivir realmente”, complementó en respuesta a otro usuario.

El modelo de trabajo convencional está bajo la lupa con todos los cambios después de la pandemia

El modelo de trabajo convencional está bajo la lupa con todos los cambios después de la pandemia

Entre las reacciones al clip, destacaron quienes se pronunciaron a favor de establecer una semana laboral más corta. “Necesitamos fines de semana de tres días”, se leía en un comentario marcado como “Me gusta” por más de 6000 usuarios. “Nosotros, como generación, tenemos que cambiar la cultura del trabajo”, publicó otra persona.

Lo echaron del trabajo y se vengó de una forma irreproducible

A pesar de la visión de lo complicado que puede llegar a ser soportar el formato tradicional para muchos, Julia Huynh también es realista y compartió en su clip que la economía es un factor primordial. “El único riesgo de dejar este trabajo es que no tendré dinero, así que cómo se supone que voy a vivir, qué se supone que voy a hacer, no lo entiendo”, agregó.

Nuevas formas de trabajo

Junto con los nuevos modelos, como el trabajo a distancia y la preocupación por el bienestar de los colaboradores, han surgido también diferentes oportunidades para creativos, emprendedores y nuevos negocios, que requieren solo de unas horas de atención y ofrecen ganancias atractivas. Tal es el caso de Shannon Smith, quien pasó de ser mesera a convertirse en empresaria, con un trabajo de únicamente dos horas al día. En esa línea, otra de las historias que se han vuelto virales es la del tiktoker español @franjulises, quien fue reclutado para trabajar en Australia y comenzó a ganar 30 dólares la hora con un puesto de cleaner de construcción.

Grabó cómo la echaron del trabajo y se hizo viral: “El despido más corto de la historia”

La jornada de 9 a 5 es un legado de la revolución industrial y se mantuvo prácticamente inalterable hasta la pandemia de Covid-19. Desde el año pasado, ha cobrado fuerza la tendencia llamada “jornada laboral no lineal” con la que los empleados pueden hacer su trabajo en ráfagas flexibles y concentradas, repartidas a lo largo del día. La idea es que los empleados puedan articular sus horarios de trabajo en torno a su vida personal, en lugar de atiborrarse de horas fijas y fijadas en contratos”, describe un artículo de BBC Mundo.

POLITICA

Marta Minujín tuvo su fiesta inolvidable en el Malba después de cumplir 80 años

Published

on


El dress code de la invitación a la gala, enviada a menos de doscientas personas, imponía un riguroso negro. Escrito con letras doradas, demandaba también anteojos oscuros. Un uniforme perfecto para que la “novia”, Marta Minujín, se destacara con el exuberante vestido rosa con el que descendió hoy de un colectivo de la línea 67 en la puerta del Malba, para casarse “con la eternidad” un día después de haber cumplido 80 años. En el mismo lugar donde, hace una década, bajó de un mateo vestida de blanco para celebrar su boda con el arte.

Minujín bajó del colectivo 67 y caminó sobre una alfombra negra del brazo de un acompañante anónimo que lucía una máscara de Vincent van Gogh, una de las que ella usa en los videos que comparte en Instagram
Minujín bajó del colectivo 67 y caminó sobre una alfombra negra del brazo de un acompañante anónimo que lucía una máscara de Vincent van Gogh, una de las que ella usa en los videos que comparte en InstagramAlejandro Guyot – LA NACIÓN

Llegó del brazo de un acompañante anónimo que lucía una máscara de Vincent van Gogh, una de las que ella usa en los videos que comparte en Instagram. Con una amplia y vaporosa falda de tul, el diseño del joven santafesino Jorge Rey –regalo que Amalia Amoedo le hizo a la artista más popular de la Argentina– contrastó con la alfombra negra sobre la que caminó mientras sonaba la marcha nupcial hasta el hall del museo, cubierto por globos al tono, donde la esperaba una torta de chocolate sin velas. Se descartó la idea inicial de hacerla de caviar, así como de teñir el champagne y los bocaditos. “En 1975, cuando hice eso en el CAyC para inaugurar La academia del fracaso –recordó Minujín en diálogo con LA NACION–, Jorge Romero Brest se asustó cuando fue al baño y fue a consultar al médico”.

También bailó el vals con sus acompañantes enmascarados
También bailó el vals con sus acompañantes enmascaradosAlejandro Guyot – LA NACIÓN

También era negro el ramo de flores, regalo de Teresa Bulgheroni, que tiró más tarde a los invitados, junto con un retazo de su vestido. “Es el color de la gente del arte –agregó–. En Nueva York es cada vez más notable: todos los curadores se visten así. Yo misma, durante veinte años hasta el 2000, no usé nada que no fuera negro”.

Ahora que se inspira en sus colchones y dibujos fluorescentes para lucir versiones pop de los mamelucos que creaba su abuelo en el taller de San Cristóbal, Minujín le quita peso a la edad. “No sé por qué los 80 son tan significativos… Entrar en la octava década no es fácil pero para mí es facilísimo, ¡me siento de 25 siempre!”, cuestiona, mientras Paul McCartney demuestra una vitalidad similar a meses de haberlos cumplido y Mick Jagger se encamina a hacerlo bailando sobre los escenarios con su energía habitual.

En el hall del Malba fue recibida por amigos, curadores y artistas como una estrella de rock
En el hall del Malba fue recibida por amigos, curadores y artistas como una estrella de rockAlejandro Guyot – LA NACIÓN

Con el mismo espíritu de estrella de rock, la artista nacida en San Telmo compartió ayer en su cuenta de Instagram por su cumpleaños un reel con imágenes históricas acompañadas por la canción “(I Can’t Get No) Satisfaction”, de The Rolling Stones, y hoy optó por danzar un tango creado en 1983.

Ese año retornaba la democracia en la Argentina, y ella también participará del festejo del aniversario: el 25 de mayo inaugurará cerca del Centro Cultural Kirchner un Partenón de libros prohibidos idéntico al que construyó en 1983 sobre la Avenida 9 de Julio, en el que se inspiró para la recreación presentada con títulos censurados en distintos países en la Documenta de Kassel en 2017. “Eso es lo que más me gusta hacer”, confesó a LA NACION.

La artista bailó también con Jorge Rey, creador del vestido que le regaló Amalia Amoedo
La artista bailó también con Jorge Rey, creador del vestido que le regaló Amalia AmoedoAlejandro Guyot – LA NACIÓN

A comienzos de marzo, el registro de su obra Simultaneidad en simultaneidad será incluido en la muestra Señales: cómo el video transformó el mundo, en el MoMA. Luego seguirán dos grandes muestras individuales en la Pinacoteca de San Pablo y en el Museo Judío de Nueva York, y el año próximo La Menesunda se exhibirá en Dinamarca, Bélgica y Gran Bretaña.

Pese a que ya están en marcha hace meses los preparativos que implica esa intensa luna de miel, Minujín no muestra signos de cansancio. Girando al ritmo de un vals inició esta “celebración con participación” de amigos y artistas como “Yuyo” Noé y Guillermo Kuitca. “La primera retrospectiva la hice en este museo. No hay nada que hablar; esto es vivir el arte”, exclamó.

También se bailó al ritmo de la música de David Bowie y de Queen
También se bailó al ritmo de la música de David Bowie y de Queen Alejandro Guyot – LA NACIÓN

Entre los presentes hubo representantes del Malba y otros museos, como Mariana Marchesi, del Bellas Artes, y Teresa Riccardi, del Sívori, además de artistas, curadores y galeristas, que fueron invitados a participar en el festejo por jóvenes enmascarados o con sus caras pintadas.

Con máscaras de animales, de pelotas de fútbol o de la estatua de la Libertad, hacían preguntas como “¿Dónde estoy?” o “¿Me dice la hora exacta?” y los invitaban a girar sobre sí mismos y a gritar “Tiempo, tiempo, tiempo”. Otra consigna fue: “Levante los brazos y diga: uno más uno es dos, sesenta veces”.

Minujín con su hijo Facundo y Marc Stanley, embajador de los Estados Unidos
Minujín con su hijo Facundo y Marc Stanley, embajador de los Estados UnidosAlejandro Guyot – LA NACIÓN

También estuvieron presentes en el festejo Marc Stanley, embajador de los Estados Unidos, y Ulrich Sante, embajador de Alemania; Jorge Telerman, director general y artístico del Teatro Colón; y Valeria González, secretaria de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura de la Nación.

Los rostros de algunos de los que integraban el equipo de Minujín parecían deformados al estilo cubista, en homenaje a Pablo Picasso, como cuando ella realizó hace medio siglo la “ópera-happening” Kidnappening en el MoMA meses después de la muerte del maestro malagueño.

Con Teresa Bulgheroni, presidenta de la Fundación Malba, quien le regaló el ramo de flores
Con Teresa Bulgheroni, presidenta de la Fundación Malba, quien le regaló el ramo de floresAlejandro Guyot – LA NACIÓN

Nadie fue secuestrado en el Malba, como ocurrió entonces con quince de los presentes. Pero sí se presionó a los invitados para que dejaran el hall, después de que extrajeran de la torta una decena de dijes con forma del Partenón. Las puertas se cerraron tras ellos al llegar a la explanada, desde donde vieron cómo Minujín se disponía a tomar el colectivo. “El modelo del tiempo es la eternidad”, gritaban sus acompañantes.

Faltaba todavía, sin embargo, el bonus track. Minutos más tarde la artista reingresó por una puerta trasera del museo, para mantener un breve diálogo con periodistas en el auditorio. “Después de los 90 no quiero vivir más, quiero desaparecer. Porque se te va cayendo todo, no solo la cara -confesó-. La eternidad es invisible, es intangible, es como la estela de un cometa. Entrás en un mundo etéreo, como en un arcoíris”.

El momento de tirar el ramo
El momento de tirar el ramoAlejandro Guyot – LA NACIÓN
Conocé The Trust Project



Source link

Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2023 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad