Connect with us

POLITICA

Una jugada impensada. El juego de mesa que suma fanáticos y tiene su propio Mundial

Alrededor de 150 competidores viajaron desde diferentes puntos del mundo para jugar. “No se trata de armar palabras lindas, sino de hacer muchos puntos”, aseguran

Published

on

Ceño fruncido, mirada fija, mueca de concentración. La atmósfera, que se parece a la de una mesa de examen, también está reflejada en el tono imperativo de los carteles en el salón: “Mantenga su celular en modo avión”, “No comer ni beber”. El scrabble es cosa seria. Se juega a cara de perro en máximo mutismo y genera una devoción sin fronteras: 150 competidores viajaron desde diferentes puntos del planeta a Buenos Aires para participar del vigésimo cuarto Mundial en español. Para colmo, en la primera fecha se disputa la modalidad duplicada, una estresante variante que requiere hiperatención para proponer la mejor jugada en solo tres minutos. Después de horas de cranear las palabras que dan más puntos sobre el tablero, pocos se quedan al acto protocolar de apertura. Se impone el agotamiento y el sueño.

Genios de todas las edades y récords increíbles en el renovado furor por el “cubo mágico”

En un salón gigante de un coqueto hotel céntrico, el silencio tiene acción. Durante una semana, todas las mañanas y las tardes, el mundo se transforma en un tablero verde con 225 casillas, una bolsa de scrabble con 100 fichas, un pequeño atril, un anotador, una lapicera y un celular para controlar el tiempo. Acá el único mundial que vale es el de scrabble. Los horarios de los partidos en Qatar o las lesiones que apremian en la previa a los futbolistas, eran un vago rumor sin importancia. En los descansos, solo se conversa de los puntos ganados, de los vaivenes de las partidas, de la palabra cruzada que metió el rival.

El Mundial en español del juego de mesa o “deporte de la mente”, como les gusta remarcar a sus acérrimos defensores, tiene su propia dinámica: desde 1997 se realiza cada año en una ciudad diferente; la Argentina, España y Venezuela son potencia; se desarrolla la modalidad clásica, la variante duplicada y la Copa de las Naciones y, además, en simultáneo hay torneos más amateurs; este año se lo bautizó como el Mundial del Reencuentro, luego del paréntesis abierto por la pandemia, y no es necesario ser oriundo de un país de habla hispana para participar. Sin ir más lejos, el último campeón mundial, Serge Emig (53), es un tímido y lungo francés de casi dos metros que habla un español básico estirando las erres, pero que venció a todos.

Este año se lo bautizó como el Mundial del Reencuentro, luego del paréntesis abierto por la pandemia

Este año se lo bautizó como el Mundial del Reencuentro, luego del paréntesis abierto por la pandemia (Lucas Pérez Alonso/)

El VAR del scrabble

¿Cómo es el entrenamiento para el Mundial? Horacio Moavro (65), uno de los grandes impulsores del scrabble, coordinador del Comité Organizador del Mundial, sexto en el ranking argentino y décimo cuarto en el internacional, da pistas sobre la rigurosa preparación. Sostiene que el menú de ejercicios diarios incluye memorizar listados interminables de palabras –él mismo se armó hace años una serie de reglas mnemotécnicas para estudiar 3500 verbos y las más de 30 conjugaciones de cada uno– y que son de gran utilidad sitios web como Anagramador.com, la base de todo jugador de scrabble, que debe formar palabras a partir de una serie azarosa de letras. “Cualquier jugador avanzado es un anagramador en potencia. Cuando ve un auto Citroën, piensa en otras palabras que puede formar con las mismas letras: recinto, cetrino, cretino. No lo puede evitar”.

Otra página fundamental es Redeletras.com, donde todos participan escudados en un nickname. “El estado físico del futbolista se traduce acá como el conocimiento del vocabulario, aunque tampoco alcanza: no se trata de armar palabras lindas, sino de hacer muchos puntos”. Pero la aplicación estrella, el VAR del scrabble, que determina si la palabra formada en el tablero es válida o no, es el Lexicón. Creada por un grupo de especialistas, la app está basada en la última edición del diccionario de la Real Academia Española, la RAE. Como un aleph, ahí están las palabras que se aceptan: 667 mil en total.

Hace unos años, hubo un acontecimiento que pasó desapercibido para la humanidad, pero que provocó un tsunami que desestabilizó la corteza del planeta scrabble. De un soplido, la Real Academia borró 500 verbos y sus conjugaciones del diccionario, que dejaron de ser válidos en el juego. Las réplicas del temblor no se hicieron esperar: hubo borrón y cuenta nueva con muchos términos: “Marcó una revolución. Debimos desestimar miles de palabras, una acción que todavía es más difícil que estudiar”.

Salvo por el tintineo de las fichas cuando los participantes revuelven la bolsa, el silencio es total

Salvo por el tintineo de las fichas cuando los participantes revuelven la bolsa, el silencio es total (Lucas Pérez Alonso/)

Hagan juego

El clima en la segunda jornada es más tranquilo, pero no menos competitivo. Se lleva adelante la Copa de las Naciones. Los números: participan diez países, cada equipo tiene de tres a cinco miembros, de los cuales se eligen a los tres integrantes más inspirados del día para afrontar cada una de las siete rondas. Con cinco triunfos y una derrota, Argentina encabeza la tabla, cuando apenas queda una última fecha para proclamar al nuevo campeón. Pero más allá de los fríos números, Argentina está bien perfilada. Anfitriona y candidata, reúne a jugadores Top Ten y sumó al equipo a una de las grandes estrellas, el venezolano Benjamín Olaizola (43), radicado en Rosario en 2017, ya que, según las reglas, cada participante juega para el país donde reside.

En la tabla de posiciones, España, que trajo la copa y que busca revalidar el título, se ubica un peldaño más abajo que nuestro país. A la misma altura están Uruguay y Panamá, dando el batacazo del día. Venezuela, con una larga tradición en el scrabble que se promueve desde las universidades, no puede salir del último puesto. Con ganar una de las tres partidas ante España, Argentina se alza con la copa. Pero nunca hay que cantar victoria de antemano: uno a uno, los tres integrantes pierden sus respectivos combates y se desmorona el sueño mundialista. La desazón en el equipo argentino es total. “Fue una debacle”, resoplan sus integrantes.

Del otro lado, todo es celebración en el equipo español. Junto a Arantxa Delgado y Montse Sánchez, el andaluz Antonio Alvarez logró la épica perfecta en el último minuto. Sus credenciales rubrican un historial con el scrabble. Capitán del equipo, ha sido campeón del mundo, del Master, de Europa y es una pieza fundamental en el bicampeonato de España. Con una sonrisa de oreja a oreja, se lo escucha emocionado, pero conoce los códigos de humildad a la hora de las declaraciones: destaca el excelente nivel del team argentino y subraya que el triunfo fue una gran sorpresa hasta para ellos mismos. La disciplina ante todo: recién saldrá a celebrar a lo grande cuando termine la última jornada.

Horacio Moavro coordina el Comité Organizador

Horacio Moavro coordina el Comité Organizador (Lucas Pérez Alonso/)

Con un premio mayor de 3 mil dólares, nadie llega al Mundial por la bolsa de dinero. Aquí, lo que mueve es la pasión. El evento aglutina a contadores, docentes, editores, médicos, arquitectos a un espacio lúdico, de competencia y de socialización. Afuera del salón, terminada la batalla, todos son fraternales amigos que se conocen desde hace años.

Reconocido por sus pares como uno de los mejores, el argentino Luis Picciochi (55), el único tricampeón, trabaja en un estudio de agrimensura, pero todos los años se toma una semana para jugar el Mundial. Esta vez, aunque vive en Buenos Aires, decidió alojarse durante siete días en el hotel porteño donde se celebra la competencia para respirar el clima mundialista. Un ping pong de preguntas y respuestas nos aproxima a su devoción.

-¿Existe un scrabble espectáculo y otro más cerrado?

-Sí, están marcadas las tendencias. La mía es ir al ataque, con muchas palabras en diferentes partes del tablero. Pero en realidad los partidos se dan de acuerdo a cómo vengas.

-¿Letra favorita

-La jota. Es la más versátil y está sobrevaluada: le dieron demasiados puntos por lo fácil que es colocarla.

El evento aglutina a contadores, docentes, editores, médicos y arquitectos en un espacio lúdico

El evento aglutina a contadores, docentes, editores, médicos y arquitectos en un espacio lúdico (Lucas Pérez Alonso/)

-¿Es más importante el vocabulario o la estrategia

-La estrategia es fundamental. Con las palabras no alcanza.

-¿Otros juegos favoritos?

-Soy muy lúdico. Tengo todos los juegos de mesa que puedan existir.

-¿Qué dicen tus amigos de esta pasión?

-Me cargan. En la época en que también jugaba al fútbol con amigos, decían que iba a dejar la pelota por las letritas.

Ausente con aviso, “argumentó que no llegó a estudiar bien el español”, explican desde la organización, el neozelandés Nigel Richards (55) es un personaje fascinante. Considerado el mejor jugador de toda la historia, empezó a competir a los 28 años y se consagró campeón mundial en inglés en cinco oportunidades, un récord absoluto. Cuando se cansó de ganar de su lengua materna, decidió que era hora de ir por más. Se compró el diccionario de scrabble en francés, lo memorizó de punta a punta en nueve semanas y ganó el mundial sin hablar una sola palabra del idioma. Su extraordinaria memoria fotográfica, sumada a su fama de huraño, lo convirtieron en una figura con estatura mítica en los torneos, aunque en Buenos Aires no se lamenta tanto su ausencia. “Nos iba a humillar a todos”, comentan por lo bajo.

150 competidores viajaron desde diferentes puntos del planeta a Buenos Aires

150 competidores viajaron desde diferentes puntos del planeta a Buenos Aires (Lucas Pérez Alonso/)

La invención de Butts

La historia del scrabble es tan original como el propio juego. Fue creado por el arquitecto norteamericano Alfred Mosher Butts cuando perdió su trabajo en la Gran Depresión de los años 30. Aficionado al ajedrez, a los crucigramas y los rompecabezas, ideó un juego vinculado a las palabras cruzadas, tomando como base la frecuencia con la que se usa cada letra, otorgándole un valor, potenciando la estrategia y el conocimiento. No le fue muy bien. Los fabricantes rechazaron su creación y recién 15 años después, cuando ya estaba jubilado, se produjo el milagro: el presidente de los almacenes neoyorquinos Macy’s se entusiasmó tanto al ver una partida que empezó a comprar 6 mil unidades por semana.

Con adaptaciones para niños y viajeros, con mundiales en diferentes idiomas y concursos televisivos, hoy se practica en 130 países, y su huella es tan fuerte que cada 13 de abril se conmemora el Día Mundial del Scrabble, fecha de nacimiento de su creador. En la Argentina, el fenómeno caló hondo. Actualmente, la Asociación Argentina de Scrabble despliega un circuito a nivel nacional, con torneos mensuales, metropolitanos, máster y repechaje, que clasifican para los regionales y el Mundial, además de torneos federales con plazas fuertes en ciudades como Concepción del Uruguay, Rosario, Córdoba, Bariloche, Bahía Blanca y Mar del Plata. Por eso sus jugadores defienden a capa y espada la idea que se trata de un deporte de la mente, con torneos nacionales e internacionales, un ranking local y otro mundial, bibliografía especializada y formas de entrenamiento.

Luis Picciochi es uno de los referentes del equipo argentino

Luis Picciochi es uno de los referentes del equipo argentino (Lucas Pérez Alonso/)

Hay otras instancias, menos competitivas, donde el foco solo gira en torno a lo recreativo, a lo social y a la salud. Claudia Amaral (65) fue campeona en Panamá en 2004 y dirigió el Proyecto Cráneos, con talleres en colegios y en fundaciones para adultos mayores. “Como estimulador cognitivo, el scrabble es una herramienta muy poderosa: contribuye al vocabulario, la memoria, el lenguaje, la socialización, la toma de decisiones y los cálculos”. Otro participante, Rogelio Rivas, puede dar fe de los beneficios del scrabble: explica que lo ayudó desde el plano social y neurológico a recuperarse de un aneurisma que sufrió siendo muy joven, tras el cual había perdido la memoria a corto plazo. “Me salvó la vida”, resume.

La batalla final

Pura adrenalina: llega la definición en el Mundial individual. En la última jornada, se juega en 60 mesas. Las dos principales se ubican sobre una tarima, están ocupadas por los participantes mejor posicionados después de disputar 23 rondas y estas partidas se transmiten en vivo por WhatsApp. La palabra es plata y el silencio es oro en el salón. Apenas se escucha el tintineo de las fichas cuando los participantes revuelven la bolsa de scrabble. Hay dos punteros: el venezolano Benjamín Olaizola y el francés Serge Emig, primero y segundo del ranking mundial, respectivamente. Disputaron entre ellos dos partidos, con un triunfo para cada uno. El que gana ahora es campeón. Un poco en broma, un poco en serio, algún memorioso traza un paralelo con los antológicos partidos de ajedrez entre Bobby Fischer y Boris Spassky.

Promediando el juego, Serge aventaja por 70 puntos a Benjamín. Sobre el tablero, palabras tan inusuales como arreches, jiñes y entorila reflejan el vasto conocimiento del vocabulario de ambos. Benjamín hace magia: empareja con un scrabble, que otorga 50 puntos extra, cuando coloca las siete fichas en un solo turno, con la palabra lozanía, pero Serge devuelve gentilezas con trémolo. Al borde del knock out, el venezolano arriesga la palabra nutrera, pero es invalidada, y pierde su turno. La suerte está echada: 493 a 398 es el resultado final. A la hora de los premios, el francés, ahora bicampeón, un geniecillo que mide 1.92, que es profesor de tenis y que se volvió una celebridad en su país por ganar en programas de televisión sobre letras y números, agradece con un discurso brevísimo en un español afrancesado. Solo tiene una preocupación: prepararse para el siguiente Mundial, que se celebrará en Costa Rica el año próximo.

POLITICA

Encontraron a Jones Huala: “Llamó la atención la forma en la que fue capturado”

Published

on


El periodista rionegrino Leonardo Carrizo dio su parecer acerca de la captura del líder de la Resistencia Ancestral Mapuche, Facundo Jones Huala, que estaba prófugo de la Justicia chilena y con pedido de captura de Interpol.  

“Llamó la atención la forma en la que fue capturado”, marcó el periodista, que se mostró con dudas acerca del operativo. “Recordemos que todo inicia con una denuncia vecinal de una mujer que se comunicó con la policía ante la aparición de una persona que llegó a su casa con un avanzado estado de ebriedad, a los gritos, pateando la puerta de su vivienda y que luego ingresa a su patio», estableció.

En este sentido, el cronista relató: «La policía al llegar al lugar recorre la propiedad, se encuentran con un quincho donde ingresan y hallan a Facundo Jones Huala recostado sobre un montón de ropa. De hecho, cuando lo buscan, él mismo se presenta con su nombre y apellido, advirtiendo ser el líder de la RAM».

Y completó: «Desde allí es llevado a la comisaría de El Bolsón donde se certifica la identidad, porque más allá de lo que decía no tenía su documento, y, finalmente, se da a conocer que el lunes a las 4.00 de la mañana se había logrado detener a Jones Huala después de diez meses de búsqueda».

Asimismo, Carrizo indicó que «el conflicto con organizaciones que se identifican como mapuches siempre está latente y presente, precisamente por aquellos que eligen el camino de la violencia, y eso es lo que más trascendencia les ha dado, porque hay reclamos de comunidades mapuches que eligen las vías legales que estableció el estado».

Desde este aspecto, subrayó: «Estos grupos puntuales, que han elegido la violencia como método ganan espacio por la presencia que mantienen en algunas zonas donde se lo conocía a Jones Huala organizando todo esto desde la Resistencia Ancestral Mapuche, pero desde ayer el propio gobierno nacional ha minimizado la presencia o la capacidad de influencia en otros grupos».

Seguidamente, el periodista contó que » el líder de la RAM fue trasladado de El Bolsón a la localidad de Dina Huapi, muy cerca de Bariloche, a 15 kilómetros, donde está esperando que se inicie el proceso de su juicio de extradición, algo que ya vivió años atrás. para poder entregarlo a la Justicia chilena».

Finalmente, sobre su situación, advirtió: «Él va a tener una causa en la Justicia ordinaria de la Argentina porque, si bien la señora dueña de la casa donde se lo halló decidió no radicar ninguna denuncia penal contra él, sí lo hizo de oficio el fiscal, que le atribuyó los delitos de daños y violación de domicilio». (www.REALPOLITIK.com.ar)

 

(*) Escuchá RADIO REALPOLITIK FM en www.realpolitik.fm

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS





Source link

Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2023 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad