Connect with us

SOCIEDAD

Atlas derrotó 2-1 en casa a Mazatlán

Published

on

Con la mínima diferencia, los Zorros les ganaron a Mazatlán en la fecha 2 de México – Liga MX – Clausura 2023. Los goles del partido para el local los anotaron Julio Furch (15′ 2T) y Julián Quiñones (29′ 2T, de penal). Mientras que el gol de visitante lo hizo Nicolás Benedetti (39′ 2T).

La figura del partido fue Ricardo Gutiérrez. El guardameta de Mazatlán mostró su calidad al contener 8 disparos.

Julio Furch fue otro de los jugadores destacados. El delantero de Atlas mostró su mejor nivel al marcar 1 gol y rematar 4 veces al arco contrario.

A los 9 minutos de la primera etapa, el defensor Jorge Padilla levantó al público con un caño a Aldo Rocha.

Un alto promedio de faltas, frenó constantemente el juego en la cancha. Hubo varios amonestados: Ariel Nahuelpán, Jorge Padilla, Aldo Rocha, Luis Reyes y Julián Quiñones.

El estratega de Atlas, Benjamín Mora, paró al once inicial con una formación 4-4-2 con Camilo Vargas en el arco; Javier Abella, Anderson Santamaría, Hugo Nervo y Luis Reyes en la línea defensiva; Jonathan Herrera, Aldo Rocha, Jeremy Márquez y Edison Flores en el medio; y Julio Furch y Julián Quiñones en el ataque.

Por su parte, los elegidos por Gabriel Caballero Schiker salieron al campo de juego con un esquema 4-5-1 con Ricardo Gutiérrez bajo los tres palos; Jorge Padilla, Néstor Vidrio, Efrain Orona y Raúl Sandoval en defensa; Édgar Bárcenas, Jefferson Intriago, Roberto Meraz, Josué Colmán y Nicolás Benedetti en la mitad de cancha; y Ariel Nahuelpán en la delantera.

Ismael López Peñuelas fue designado como el árbitro principal del encuentro en el estadio Jalisco.

En la siguiente jornada los Zorros se enfrentará de visitante ante Querétaro y Mazatlán disputará el juego de local frente a Santos Laguna.

Con este resultado, el anfitrión acumula 3 puntos a lo largo del certamen y ocupa el cuarto puesto. Por su parte, la visita no suma aún y se ubica en el décimo cuarto lugar.

Fuente de Nota e imagen: DataFactory

SOCIEDAD

Quiénes son los 8 rugbiers condenados por el brutal crimen de Fernando Báez Sosa

Los procesados permanecerán detenidos con prisión preventivas hasta que se celebre el juicio.Una de las pruebas contra los rugbiers: se alejan de Fernando, tirado en el piso, tras la golpiza. (Foto: TN.com.ar).El ex jugador del CASI, señalado de ser el líder del grupo, le pegó la patada mortal al estudiante de Abogacía.Fue quien empezó el salvaje ataque en la vía pública.Lucas fue quien le informó al grupo que la víctima estaba muerta. «Caducó», dijo.Es el hermano de Ciro y el más chico de los imputados: tenía 18 años en el momento del crimen.Además de haber participado en la agresión, es señalado como uno de los arengadores del ataque.Según la Fiscalía, fue uno de los que premeditó el crimen a Fernando.Es el segundo más joven de los acusados e íntimo amigo de Luciano Pertossi.Aytor fue otro de los arengadores en la agresión.Fueron puestos en libertad un mes después del asesinato.

Published

on

Terminó el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes por una patota de rugbiers a la salida de un boliche en Villa Gesell. El veredicto fue contundente: cinco de ellos fueron condenados a perpetua mientras que los otros tres pasarán 15 años en prisión.

Leé también: Así reaccionaron los rugbiers tras la sentencia

Una de las pruebas contra los rugbiers: se alejan de Fernando, tirado en el piso, tras la golpiza. (Foto: TN.com.ar).
Una de las pruebas contra los rugbiers: se alejan de Fernando, tirado en el piso, tras la golpiza. (Foto: TN.com.ar).

Máximo Thomsen

El ex jugador del CASI, señalado de ser el líder del grupo, le pegó la patada mortal al estudiante de Abogacía.
El ex jugador del CASI, señalado de ser el líder del grupo, le pegó la patada mortal al estudiante de Abogacía.

Apodado Machu, actualmente de 22 años, es señalado como el líder del grupo y quien le propinó la patada mortal en la cabeza al estudiante de Abogacía cuando ya estaba inconsciente en el suelo. También, uno de sus golpes de puño le habría provocado la fractura en el maxilar izquierdo a la víctima. Según un testigo, durante la agresión, dijo a viva voz: “Quedate tranquila que me lo voy a llevar de trofeo”. Luego del homicidio, se fue a comer una hamburguesa a una casa de comidas rápidas.

Leé también: Crimen de Fernando Báez Sosa: los rugbiers se quejaron del “olor nauseabundo” de la comida y la alcaidía pide que vayan a un penal

Fue acusado por varios presentes y quedó registrado en las grabaciones de celulares y en las cámaras de seguridad de la ciudad balnearia. Además, los investigadores secuestrados de la casa que alquilaban una zapatilla de lona negra que tenía sangre seca en la punta y el Laboratorio Scopométrico de la Policía Federal indicó que coincidía con el pie del hijo de la ex secretaria de Obras Públicas de Zárate. A su vez, los videos confirman que usó ese calzado en el momento de la salvajada frente al boliche Le Brique.

Luego de formarse en Arsenal Zárate Rugby, pasó en 2017 a formar parte del Club Atlético San Isidro (CASI) hasta que fue suspendido como socio tras su arresto. Según comentaron sus padres, se encontraba cursando para ser profesor de Educación Física y planeaba ser kinesiólogo de alto rendimiento.

Fue condenado con prisión perpetua.

Ciro Pertossi

Fue quien empezó el salvaje ataque en la vía pública.
Fue quien empezó el salvaje ataque en la vía pública.

De 21 años, es otro de los que mayor responsabilidad tuvo en el homicidio y el que inició el ataque en la calle, golpeando por la espalda al adolescente porteño y luego generando su caída al suelo para seguir agrediéndolo. Algunas imágenes aportadas a la causa lo muestran chupándose los dedos que tenían sangre cuando fue interceptado por la Policía.

En el grupo de WhatsApp de los rugbiers, el hermano de Luciano y primo de Lucas instó a sus amigos a guardar silencio. “Chicos, no se cuenta nada de esto a nadie”, escribió.

Lucas Pertossi

Lucas fue quien le informó al grupo que la víctima estaba muerta. "Caducó", dijo.
Lucas fue quien le informó al grupo que la víctima estaba muerta. «Caducó», dijo.

Es el mayor de los ocho condenados, con 22 años, y fue quien grabó con su celular la secuencia del ataque. El jugador de Arsenal Zárate Rugby dejó de filmar en un momento para sumarse a la golpiza contra uno de los amigos de la víctima.

Leé también: Crimen de Fernando Báez Sosa: la Justicia fijó fecha para el juicio a los ocho rugbiers y tuvo que explicar por qué lo aplazó un año

Se quedó en la escena del crimen y le envió un audio al resto de sus amigos en el chat de WhatsApp para informar la muerte que ocasionaron: “Estoy acá cerca de donde está el pibe y están todos ahí a los gritos. Está la Policía, llamaron a la ambulancia… caducó”.

Fue condenado con 15 años de prisión.

Luciano Pertossi

Es el hermano de Ciro y el más chico de los imputados: tenía 18 años en el momento del crimen.
Es el hermano de Ciro y el más chico de los imputados: tenía 18 años en el momento del crimen.

Es el menor de los condenados, con 20 años y teniendo 18 en el momento del asesinato. Según los testigos, fue uno de los que inició la pelea con el grupo de amigos de Fernando dentro del boliche. Afuera, llegó tarde al ataque y se sumó golpeando a la víctima. También le dio una paliza a un amigo del fallecido, dejándolo tirado sobre el capot de un auto.

Fue condenado con prisión perpetua.

Matías Benicelli

Además de haber participado en la agresión, es señalado como uno de los arengadores del ataque.
Además de haber participado en la agresión, es señalado como uno de los arengadores del ataque.

De 22 años, es señalado como uno de los arengadores y también golpeó a Fernando. “A ver si volvés a pegar, negro de mierda”, le dijo al adolescente, de acuerdo a un testimonio. Fue quien le abrió la puerta de la casa que alquilaban en Villa Gesell a la Policía cuando se ordenó la detención de todo el grupo y se encontró sangre de Fernando en su camisa.

Fue condenado con prisión perpetua.

Enzo Comelli

Según la Fiscalía, fue uno de los que premeditó el crimen a Fernando.
Según la Fiscalía, fue uno de los que premeditó el crimen a Fernando.

El joven, de 21 años, fue uno de los primeros en agredir a Fernando, junto a Ciro. También se lo sitúa pegándole a otros chicos. Según la Fiscalía, premeditó el ataque previo a repartirse los roles y luego observó de cerca la paliza que recibió el asesinado. En el momento de su aprehensión, presentó un hematoma sobre el labio inferior.

Leé también: La defensa de los rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa busca voltear la acusación denunciando irregularidades

Blas Cinalli

Es el segundo más joven de los acusados e íntimo amigo de Luciano Pertossi.
Es el segundo más joven de los acusados e íntimo amigo de Luciano Pertossi.

El segundo más chico del grupo, con 20 años y 18 en el día del crimen. La imputación sostiene que “existen sendos elementos probatorios” para demostrar “una participación criminal esencial en la comisión del hecho”. En este sentido, se lo acusa de ser “agresor directo de Fernando” y golpear a otros “sujetos que se encuentran en el piso”.

Fue condenado con 15 años de prisión.

Ayrton Viollaz

Aytor fue otro de los arengadores en la agresión.
Aytor fue otro de los arengadores en la agresión.

Es indicado como otro de los arengadores y si bien en ninguno de los videos se lo observa golpeando a las víctimas, lo “ubican claramente junto a Fernando”. “Quizás se trate de un agresor directo. Se lo observa cerca de todo lo sucedido”, afirmó el informe final de la Fiscalía.

Fue condenado con 15 años de prisión.

Los liberados

Fueron puestos en libertad un mes después del asesinato.
Fueron puestos en libertad un mes después del asesinato.

Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, ambos de 21 años, fueron excarcelados en febrero del 2020 por falta de mérito. No obstante, se los acusa de ser “partícipes necesarios”. Mientras el primero no fue identificado en la rueda de reconocimiento y tampoco fue ubicado en la escena del crimen, a Guarino fue observado cruzado de brazos, con un buzo en sus hombros, a metros del ataque.

Leé también: Caso Fernando Báez Sosa: el remero acusado por los rugbiers demandó a la Justicia bonaerense por 10 millones de pesos

El sospechoso Nº 11

Identificado como Tomás Colazzo, no fue detenido ni imputado, aunque estuvo en el boliche con los rugbiers. Estaba de vacaciones con sus padres y según el análisis de las cámaras de seguridad, salió de la discoteca 11 minutos después que el resto de los imputados.

Más información sobre el crimen de Fernando Báez Sosa

La situación de Máximo Thomsen, el rugbier que pegó la patada mortal

La mamá de Fernando Báez Sosa, a dos años del crimen: “Tratamos de vivir de su recuerdo”

Qué dice la defensa de los rugbiers imputados

Cuándo será el juicio a los 8 rugbiers

Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2023 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad