Connect with us

SOCIEDAD

Aumento y bono para el empleo doméstico: cómo queda la hora desde octubre y cuándo se paga el extra

En octubre, las empleadas domésticas que trabajen jornada completa recibirán la segunda cuota del bono de $25.000. (Foto: Adobe Stock)Con el nuevo incremento, las empleadas domésticas tendrán un aumento del 34%, en tres tramos, hasta diciembre. (Foto: Adobe Stock).

Published

on

La Comisión de Trabajo en Casas Particulares definió un nuevo aumento del sobre las remuneraciones mínimas del personal que realiza tareas domésticas. Se realizará en tres tramos y tendrá como base los salarios pagados en septiembre de 2023.

El incremento se percibirá durante los últimos tres meses del año: 12% en octubre, otro 12% en noviembre y 10% en diciembre no acumulativo. De esta manera, los empleadores deberán pagar en los primeros días de noviembre un 12% correspondiente al primer tramo, que rige en los salarios de octubre.

Leé también: Oficializaron el aumento para el empleo doméstico en los últimos tres meses del año

Durante los primeros 15 días hábiles de octubre, los empleadores deberán abonar la última cuota de $12.500 del bono de $25.000. En tanto, si la jornada es menor, recibirá un monto proporcional.

Aumento para empleadas domésticas: cuánto cobro desde octubre de 2023

De acuerdo al aumento no acumulativo del 12% que regirá para octubre, la hora y el mes trabajado deberá pagarse (a principios de noviembre) de la siguiente manera:

  • Supervisores con retiro: $1428 la hora y $178.162,88 el mes trabajado;
  • Supervisores sin retiro: $1564,08 y $198.453,60;
  • Personal para tareas específicas con retiro: $1351,84 y $165.522,62;
  • Personal para tareas específicas sin retiro: $1482,32 y $184.255,68;
  • Caseros: $1276,80 y $161.493,98;
  • Asistencia y cuidado de personas con retiro: la hora $1276,80 y el mes trabajado $161.493,98;
  • Asistencia y cuidado de personas sin retiro: $1428 y $179.968,88;
  • Personal para tareas generales con retiro: $1183,84 y $145.230,40;
  • Personal para tareas generales sin retiro: $1276,80 y $161.494,48.

Bono para empleadas domésticas: cuándo y cuánto cobro en octubre

En octubre, rige el último tramo del aumento de 36% que se aplicó para el periodo julio-septiembre.

  • El personal para tareas específicas con retiro cobrarán $1207 por hora y $147.788,50 el mes.
  • Al sumar la segunda cuota del bono y el incremento del 8%, percibirán en total $160.288,50.
Con el nuevo incremento, las empleadas domésticas tendrán un aumento del 34%, en tres tramos, hasta diciembre. (Foto: Adobe Stock).
Con el nuevo incremento, las empleadas domésticas tendrán un aumento del 34%, en tres tramos, hasta diciembre. (Foto: Adobe Stock).

Leé también: Aumento para el empleo doméstico: qué sueldo cobrará cada categoría a partir de octubre

Empleadas domésticas: cómo calcular el proporcional del bono de $25.000

En septiembre, las empleadas domésticas que trabajaron jornada completa (192 horas mensuales) recibieron la primera parte del bono de $25.000 y durante los primeros 15 días hábiles octubre, los empleadores deben liquidar la segunda cuota de $12.500.

En tanto, si la jornada es menor, recibirán un monto proporcional. Es por ello, que la AFIP permite calcular el monto total del refuerzo a través de un simulador. Para acceder a esta calculadora, deberán:

  • Ingresar al portal “Casas particulares” de AFIP.
  • Colocar en la calculadora las horas trabajadas en agosto
  • Una vez completado, hay que clickear en “Calcular”.
  • El sistema arrojará cuál es monto del bono total y mensual.

Por ejemplo, si una empleada trabajó 150 horas en septiembre, el bono total será de $19531,25 y la cuota del refuerzo mensual $9765,63.

Advertisement

SOCIEDAD

7 hábitos clave para cuidar los dientes

Published

on


El secreto para tener dientes y encías sanos no es tan secreto: cepillarse los dientes dos veces por día, usar hilo dental una vez por día e ir al dentista con regularidad para hacerse limpiezas.

«No es atractivo ni sorprendente, pero es lo que funciona si se quiere evitar las caries y las enfermedades de las encías», dijo Matthew Messina, director clínico y profesor adjunto de la Facultad de Odontología de la Universidad del Estado de Ohio.

Pero los dentistas dicen que hay más cosas que podríamos hacer en beneficio de la salud bucal. Éstos son algunos de los buenos y malos hábitos que sugieren adoptar… o abandonar.

1. Malo: usar un cepillo o pasta de dientes que contenga carbón

Los cepillos y dentífricos con carbón pueden ser eficaces para blanquear los dientes, pero sus beneficios tienen un costo.

«El carbón es sumamente abrasivo«, dijo Messina. «Blanquea los dientes lijando la capa externa del esmalte dental».

El esmalte es el tejido duro y cristalino que cubre y protege los dientes. Aunque eliminar un poco de esmalte puede tener un efecto blanqueador temporal, con el tiempo, el esmalte perdido debilitará los dientes y puede provocar manchas, grietas, caries y otros problemas.

«El cuerpo no fabrica más esmalte dental, así que todo lo que lo desgaste es una mala idea«, advirtió.

2. Bueno: cepillarse suavemente con un cepillo blando

Utilizar un cepillo de cerdas duras y cepillarse con fuerza también puede desgastar el esmalte y provocar recesión de las encías y lesiones dentales.

«La gente en general tiende a cepillarse demasiado fuerte, y eso puede dañar los dientes y las encías», explicó Natalie Peterson, profesora clínica asociada de la Facultad de Odontología de la Universidad de Minnesota. «Si las cerdas del cepillo se abren o separan durante el cepillado, es que se está presionando demasiado fuerte», advirtió.

Los mejores cepillos de dientes son los blandos. Foto iStock

Es mejor cepillarse suavemente con un cepillo de cerdas blandas e intentar sostenerlo como si fuera un bolígrafo, «ya que es más difícil ejercer demasiada presión sujetándolo así», explicó.

Si le resulta difícil acordarse de cepillarse suavemente, Peterson sugiere cambiar a un cepillo eléctrico: «Muchos de ellos avisan si se está ejerciendo demasiada presión».

3. Malo: beber bebidas deportivas, gaseosas y café saborizado

Todos hemos oído decir que el azúcar «pudre los dientes». Más concretamente, los investigadores han descubierto que los alimentos y bebidas azucarados favorecen el tipo de bacterias bucales que causan caries y enfermedades de las encías.

Los alimentos y bebidas ácidos también son perjudiciales. «El ácido deteriora el esmalte dental, por lo que, con el tiempo, puede causar mucha destrucción», señaló Frank Scannapieco, profesor de Biología Oral de la Facultad de Odontología de la Universidad de Buffalo.

Las bebidas deportivas, las energéticas y las gaseosas suelen tener alto contenido de ácido y azúcar, lo que supone un doble perjuicio para los dientes. «Incluso las gaseosas sin azúcar tienen altos niveles de ácido — explicó Scannapieco–. Si se toma una de esas bebidas por día, no va a ser un gran problema, pero beberlas durante todo el día aumentará mucho el riesgo de erosión dental».

Las bebidas de café saborizado son otra fuente sigilosa pero significativa de ácidos (del café) y azúcar (de los agregados dulces).

«A menudo tenemos pacientes que no saben de dónde vienen sus caries, y con frecuencia resulta ser que provienen de los cafés saborizados», dijo Peterson. «Esos caramel macchiatos o lo que sea a veces contienen incluso más azúcar que las gaseosas», alertó.

4. Bueno: enjuagarse con agua

Enjuagarse la boca con agua inmediatamente después de comer o beber puede ayudar a neutralizar la acidez, eliminar el azúcar residual y limpiar los tipos de bacterias que causan caries y mal aliento.

«Especialmente si se ha comido o bebido algo dulce o ácido, enjuagarse con agua después es beneficioso», dijo Messina. «Algo tan simple puede ayudar a neutralizar cualquier daño«.

5. Bueno: posponer el cepillado después de comer

Cepillar el esmalte que ha sido temporalmente ablandado por ácidos y azúcares puede desgastarlo, explicó Messina.

«Si puede esperar 30 minutos después de comer o beber antes de cepillarse, es mejor para los dientes», señaló.

Durante ese periodo, el esmalte dental se «remineralizará» a medida que el ácido pierda su efecto, explicó. «Pero las bacterias permanecen a menos que las eliminemos con el cepillado y el hilo dental».

6. Malo: usar palillos de dientes

«Hurgarse los dientes habitualmente – ya sea con la uña o con escarbadientes de madera – puede provocar lesiones en las encías entre los dientes, abscesos gingivales, dientes sensibles o abrasión de los dientes», dijo Scannapieco.

Si siente la necesidad de hurgar, conviene limpiar el espacio entre los dientes con cepillos interdentales. Son seguros y eficaces, quizá incluso más que el hilo dental, dijo. Algunas de sus investigaciones también han descubierto que estos cepillos causan menos irritación de las encías que el hilo dental.

7. Malo: usar los dientes como herramientas

«Veo a gente que ha utilizado los dientes para cortar el hilo de plástico de las etiquetas de precio de la ropa o para abrir envases», explicó Messina.

El esmalte dental es muy fuerte cuando se comprime, como al morder o masticar, pero no lo es tanto cuando se dobla o flexiona.

«Tirar de una lengüeta de plástico dobla el diente, y el esmalte puede romperse o astillarse», advirtió. «Veo ese daño en los dientes de adelante todo el tiempo».

The New York Times. Especial para Clarín

Traducción: Elisa Carnelli

Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2024 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad