• Sáb. Jun 12th, 2021

Como viene pasando cada vez más, en 2020, el 65% de los que se jubilaron no tenían los 30 años de aportes mínimos.

En total se jubilaron 157.689 personas, y solo 54.163 (el 35%) accedieron con 30 o más años aportes. El resto –103.526- tuvo que recurrir a las moratorias (66.466) y otros 37.060 a la PUAM (Prestación Universal al Adulto Mayor). 

Los datos son del Boletín Estadístico de la Seguridad Social que muestra que, por la informalidad y el desempleo, la mayor parte de los que alcanzan la edad jubilatoria recurren a las moratorias o a la PUAM para jubilarse, pero con haberes muy inferiores al resto.

Los que se jubilan con moratorias en su casi totalidad cobran el haber mínimo ($ 20.571 brutos) y menos si se les descuenta la deuda por la moratoria. Y los que tienen que recurrir a la PUAM reciben el 80% del haber mínimo ($ 16.457).

Con 30 o más años de aportes, la jubilación ronda el 60/65% del sueldo promedio actualizado de los últimos 10 años en el caso de los trabajadores en relación de dependencia. A marzo de este año, el haber medio del régimen general sin moratoria es de $ 38.892 y con moratoria $ 21.571

En la actualidad hay vigentes dos moratorias que permiten regularizar años de aportes previsionales. La de la Ley 24.476, que quedó abierta con carácter permanente y permite a hombres y mujeres regularizar períodos comprendidos desde que cumplen 18 años hasta el 30 de septiembre de 1993. 

La otra moratoria vigente es hasta julio de 2022, aunque solamente para las mujeres. La Ley 26.970, permite regularizar años de aportes del período comprendido entre el 1 de enero de 1955 al 31 de diciembre de 2003.

Así las mujeres que cumplen este año 60 años, nacidas en 1961, pueden regularizar hasta 24 años de servicios entre 1979 –cuando cumplieron 18 años- y 2003.Y deben contar con 6 años o más de aportes a la seguridad social, luego de 2003.

La deuda que surge del cálculo de las moratorias puede cancelarse de contado o en un plan de hasta 60 cuotas, que se ajustan por el índice de movilidad.

Como informó Clarín, a partir de julio de 2022, cuando vence la moratoria para las mujeres, el 96% de las que tengan 60 años no contará con los 30 años de aportes y no podrá acceder a una jubilación y tampoco a la PUAM (se requiere 65 años).

En tanto los que no tienen aportes por haber estado inactivos o desempeñarse en la informalidad o cuenten con 10, 20 o 25 años de aportes, tanto varones como mujeres a los 65 años, por la ley 26.970 aprobada en junio de 2016, pueden acceder a la PUAM (Pensión Universal al Adulto Mayor).

El haber equivale al 80% de la jubilación mínima para todos por igual porque no toman en cuenta los años de aportes que tengan registrados. Y también si demuestran que están en “vulnerabilidad social” en base a una evaluación socio-patrimonial de la familia.

La PUAM no da derecho a la pensión por viudez por el fallecimiento del cónyuge.

NE