• Sáb. Jun 12th, 2021

El ministro de Economía, Martín Guzmán, se refirió este viernes al escándalo que se desató en el oficialismo por las diferencias en torno a los aumentos de las tarifas de los servicios públicos y le envió un duro mensaje a los sectores del kirchnerismo al advertir que «hoy tenemos un sistema de subsidios energéticos que es pro-ricos».

«Nosotros también debemos ser autocríticos. Hoy tenemos un sistema de subsidios energéticos que es pro-ricos. En un país con 57 por ciento de pobreza infantil estamos gastando en subsidiar el consumo de luz y de gas en una parte de nuestra población, que hoy no es prioritaria para esos subsidios, barrios en donde vive gente de altos ingresos», advirtió.

Guzmán agregó que esos recursos, los que el Estado nacional destina a través de los subsidios, «deben ser utilizados para aquello que más necesita la sociedad argentina hoy».

El ministro se pronunció así sobre las extremas tensiones que se instalaron en la coalición oficialista Frente de Todos, por las diferencias respecto al futuro de las tarifas de los servicios públicos.

El conflicto incluyó un escandaloso episodio: Guzmán le pidió la renuncia al subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, el funcionario que responde a la vicepresidenta Cristina Kirchner y que se encargó de frenar los aumentos: finalmente, la actualización en la tarifa de distribución eléctrica (luz) en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense fue del 9 por ciento.

Guzmán decidió este viernes hablar por primera vez en público sobre esa interna. «Todos entendemos que la política es el instrumento para la transformación de realidades y nosotros seguimos el liderazgo de nuestro Presidente que siempre marca una línea, que es la línea que consideramos que es sana para la Argentina, que va a tranquilizar a nuestra sociedad y a nuestra economía», dijo.

Seguido, explicó que ese camino es el que «parte de los consensos y los acuerdos, como el lugar sobre el cual buscar construir de forma colectiva, entendiendo que hay veces que el conflicto es inevitable y que lo que importa es cómo se administra, cómo se maneja ese conflicto».

«Se debe manejar con respeto, con responsabilidad», sentenció Guzmán para luego reiterar que su compromiso es el de «seguir trabajando para tener cada día una sociedad con más oportunidades y con oportunidades distribuidas de una forma más equitativa».

Antes de plantear esa posición, el ministro de Economía se encargó de ratificar su mirada sobre los desafíos económicos de la Argentina. «Es cada vez más esencial afinar el uso de los recursos del Estado», planteó. 

Noticia en desarrollo.