• Sáb. Jun 12th, 2021

Con la ratificación de las denuncias realizadas por el Colegio de Abogados de Misiones y un diputado provincial, el Jurado de Enjuiciamiento inició formalmente el proceso de destitución del juez de Familia y Violencia Familiar de Puerto Iguazú, Pedro Alberto Fragueiro (49), quien arrastra cinco denuncias por abuso y acoso sexual.

El magistrado presentó su renuncia indeclinable al cargo el martes, pero el gobernador Oscar Herrera Ahuad no la aceptó.

Además de enfrentar un complejo panorama judicial, Fragueiro verá comprometido su futuro laboral, ya que una destitución conlleva la imposibilidad de ejercer cargos en cualquiera de los tres poderes del Estado. Y desde el Colegio de Abogados ya adelantaron que tampoco tienen previsto habilitarle la matrícula.

Apenas surgieron las primeras acusaciones, hace más de dos semanas, el juez –hijo de un ex intendente peronista de Posadas– amagó con renunciar para evitar un escándalo mayor, pero recién envió una nota apartándose del cargo en forma indeclinable este martes, luego que el diputado del oficialismo Rafael Pereyra Pigerl presentara un segundo pedido de Jury.

Fuentes del Poder Judicial admitieron que Fragueiro era protegido de una de las ministras del Superior Tribunal de Justicia, y confiaba en que todo terminaría con una sanción de sus superiores.

Sin embargo, cuando el pedido de destitución partió desde las filas del Frente Renovador de la Concordia Social, sintió que sus días en la Justicia estaban contados y presentó en la Gobernación una escueta nota dando cuenta de su renuncia.

Hasta el momento, el gobernador Herrera Ahuad no aceptó la dimisión -no tiene plazos para hacerlo- y eso hizo que desde el Jurado de Enjuiciamiento convocaran a los denunciantes para ratificar las presentaciones y dieron intervención al Procurador Miguel Piñeiro, quien debe sostener la acusación.

Cómo sigue el proceso

A partir de la constitución del Jurado, empieza a correr el plazo de 60 días establecidos para completar el proceso de enjuiciamiento de funcionarios y magistrados.

El escándalo estalló a fines de abril cuando una joven de Puerto Iguazú utilizó las redes sociales para contar el calvario que vivió en el Juzgado de Familia y Violencia Familiar, donde había sido designada dos meses antes.

Su crudo relato hizo que otra empleada judicial, una joven niñera de la familia, una litigante y una chica que intentaba desembarcar en el mundo del referato del rugby, revelaran que también habían sufrido acoso y abusos por parte de Fragueiro.

Los casos más antiguos datan de hace más de una década. Una empleada de un Juzgado Civil y Comercial de Oberá relató que sufrió acoso por parte de Fragueiro cuando éste fue nombrado secretario. Y que las presiones terminaron cuando el juez le cambió de funciones.

En esa misma ciudad fue abusada sexualmente en varias ocasiones la joven que cuidaba los tres hijos de la pareja del todavía juez.

En su función de responsable de los árbitros de la Unión de Rugby de Misiones (URUMI), Fragueiro también acosó a una joven de Puerto Iguazú que quería convertirse en referí.

En su cargo de juez también tuvo un comportamiento indecoroso para con una mujer que tramitaba en el Juzgado de Familia y de Violencia Familiar su proceso de divorcio y una causa por alimentos para sus hijos.

EMJ