Connect with us

SOCIEDAD

Felipe VI pide respetar la Constitución: “sin ella no hay democracia ni convivencia, solo imposición”

Casi todo el discurso navideño del monarca se ha centrado en la defensa de la Carta Marga y la unidad de España respetando el “pluralismo político”y el derecho de todos “a ser respetados en su propia personalidad y cultura”

Published

on

Felipe VI
Felipe VI, durante el discurso (Ballesteros/)

Felipe VI ha hecho esta noche una firme y contundente defensa de la Constitución en su tradicional discurso de Nochebuena, el décimo desde que llegó al trono. En un clima de crispación y polarización política sin precedentes, no se esperaba otra cosa del Jefe del Estado. “Este año, nuestra Constitución ha cumplido 45 años. Y es, sin duda, el mejor ejemplo de la unión y convivencia entre españoles”, señaló el monarca al inicio de sus palabras

“No podemos olvidar que uno de nuestros grandes activos en democracia es, precisamente, esa convivencia basada en sentimientos compartidos y en la búsqueda común del bienestar y la prosperidad de todos (…) Naturalmente, en España todo ciudadano tiene derecho a pensar, a expresarse y defender sus ideas con libertad y respeto a los demás. Pero la democracia también requiere unos consensos básicos y amplios sobre los principios que hemos compartido y que nos unen desde hace varias generaciones”, enfatizó el rey para defender el principio de que toda diferencia política debe solucionarse dentro del marco constitucional.

Te puede interesar: Intrahistoria del discurso del rey: quién escribió, cuándo se grabó y el papel de Letizia en el mensaje de Nochebuena de Felipe VI

Estaba claro que la ley de amnistía, que obviamente no mencionó explícitamente, y el complicado panorama político que se vive en el Congreso, agravado por la difícil aritmética parlamentaria, iba a ser el eje principal del discurso de Felipe VI. “Y esa unión, que tiene profundas raíces históricas y culturales, debe descansar sobre todo en los valores que rigen toda convivencia democrática: la libertad, la justicia, la igualdad, el pluralismo político. Esos son los valores que nos cohesionan, que le dan fortaleza y permanencia a un sistema democrático como el nuestro”. El rey ha definido a la Carta Magna como “el mayor éxito político” de nuestra reciente historia “que supuso la culminación de un proceso que mereció una admiración y un reconocimiento internacional extraordinarios”.

Te puede interesar: El discurso del rey íntegro

El monarca ha recalcado que la Carta Magna “consiguió construir y consolidar una democracia plena, abierta e integradora, un Estado social y democrático de derecho, que ha asegurado nuestra convivencia y que nos ha permitido superar diversas y graves crisis en los últimos años. Esa es la evidente realidad de nuestra historia reciente constitucional”. También ha asegurado que es la única herramienta que tenemos para “superar la división” y “evitar que nunca el germen de la discordia se instale entre nosotros. Es un deber moral que tenemos todos. Porque no nos lo podemos permitir”

Felipe VI
MADRID, 24/12/2023.- El rey Felipe VI en su tradicional mensaje de Navidad, el décimo de su reinado, en el que ha apelado al cumplimiento de la Constitución como garantía de unión y de progreso, al advertir de que si no se respeta, “no hay democracia ni convivencia posibles”, tampoco ley, ni paz, ni libertad, sino “imposición y arbitrariedad”. EFE/ Ballesteros POOL (Ballesteros/)

Pero para Felipe VI la Constitución no es solo un “valor democrático de presente y de futuro”, sino también “una garantía imprescindible para que la vida de los españoles pueda seguir discurriendo con confianza y estabilidad”. Una estabilidad “que nos permite asegurar nuestro modelo de vida, nuestra forma de vivir y de entender la vida. Expresarse libremente, recibir una educación, tener un empleo, o protegerse de la enfermedad”. También “acceder a una vivienda, formar una familia, contar con ayuda social o disponer de un retiro digno… Todos esos hechos diarios y muchos más, son los que la Constitución ampara, garantiza y protege.

“Pero es evidente que para que la Constitución desarrolle plenamente su cometido no solo se requiere que la respetemos, sino también que conservemos su identidad, lo que la define, lo que significa; su razón de ser como pacto colectivo de todos y entre todos para un propósito compartido”, prosiguió el monarca. “Por tanto, fuera del respeto a la Constitución no hay democracia ni convivencia posibles; no hay libertades sino imposición; no hay ley, sino arbitrariedad. Fuera de la Constitución no hay una España en paz y libertad”. Fueron estas las palabras más atrevidas de Felipe VI.

Te puede interesar: El desafío de Felipe VI tras firmar en 2022 su discurso de Navidad menos visto en seis años: las audiencias de su reinado

La segunda parte de su discurso se centró en defender la unidad de España, con sus particularidades. “Aprobamos una visión compartida de España que reconoce el derecho de todos a sentirse y a ser respetados en su propia personalidad y en su cultura; con sus lenguas, tradiciones e instituciones. Y hoy, España es una sociedad fuerte, que ha demostrado muchas veces los valores que forjan nuestro sentido como comunidad política: Hemos tenido un comportamiento cívico ejemplar en la superación de la COVID; y hemos demostrado coraje, dignidad y principios frente al terrorismo”. Y todo ello, advirtió el Jefe del Estado, “lo hemos hecho juntos y de acuerdo con el marco constitucional”.

Más “responsabilidad” empezando por él mismo

La defensa de ese marco constitucional centró todo su discurso. De la relación, también compleja, que Felipe VI mantiene con su padre, Juan Carlos I, que cada vez está normalizando con mayor frecuencia sus viajes de regreso a España, no ha hecho ninguna mención. El rey, no obstante, ha pedido “responsabilidad” a todas las instituciones del Estado. Procurando “siempre los intereses generales de todos los españoles con lealtad a la Constitución. Cada institución, comenzando por el rey, debe situarse en el lugar que constitucionalmente le corresponde, ejercer las funciones que le estén atribuidas y cumplir con las obligaciones y deberes que la Constitución le señala. Debemos respetar también a las demás instituciones en el ejercicio de sus propias competencias y contribuir mutuamente a su fortalecimiento y a su prestigio. Y finalmente debemos velar siempre por el buen nombre, la dignidad y el respeto a nuestro país”.

Para terminar, ha apelado a todos los estamentos políticos y sociales a “tomar mayor conciencia del gran país que tenemos, para así sentirlo más y cuidarlo entre todos. Así podremos cumplir mejor con la obligación de la que hablé hace unas semanas en las Cortes: la de garantizar a las jóvenes generaciones el legado de una España unida, cohesionada, con voluntad de entendimiento, y sólida en sus convicciones democráticas, cívicas y morales; el legado de una España respetada, de una nación querida, en la que puedan continuar desarrollando sus vidas de manera libre, de manera segura en un entorno de estabilidad y confianza”.

Advertisement

SOCIEDAD

La situación social provoca los primeros chispazos de Javier Milei con el papa y la Iglesia argentina

La situación social enfrenta a Milei con el papa y la Iglesia. (Foto: EFE).El Sumo Pontífice recibió al presidente argentino en el Vaticano en febrero. (Foto: EFE/Simone Risoluti/Servicio Fotográfico Vaticano )Primer encuentro entre Javier Milei y el Papa. (Foto: AFP)

Published

on

El costo social del severo ajuste que el presidente de la Nación aplica suscita el interrogante acerca de cuán larga será la paciencia de los sectores más perjudicados. El hecho de que Javier Milei lo haya anunciado en la campaña y que una parte importante de la sociedad le otorgara un crédito ante el fracaso de los gobiernos anteriores le permite al libertario contar con un cierto plafón. Pero el tiempo que tiene para bajar la altísima inflación y comenzar a reactivar una economía en franca recesión tiene un límite.

Muchos economistas dicen que algunas variables responden bien. Por caso, el dólar se mantiene estable, el Banco Central logra hacerse de reservas y la inflación empieza a tener una tendencia a la baja. Pero la suba del precio de los alimentos y de las tarifas, junto con una menor actividad económica, golpean muy duro a los sectores medios bajos y bajos. Por no hablar del impacto del aumento de las cuotas de los colegios, de las facturas de las prepagas en la clase media y del drama de los que cobran la jubilación mínima.

Leé también: El encuentro entre el Papa y Milei: un ejemplo de convivencia que el presidente debe trasladar a la política

El deterioro social no es novedoso. El país lleva más de una década de recesión. Pero en los últimos meses, se agravó de la mano de una política fiscal irresponsable -movida por fines electorales- del anterior gobierno que terminó fogueando la inflación. Y de una nueva gestión que, al sincerar las variables, devaluaron más de un 100%, liberaron precios y subieron tarifas, inició una senda de saneamiento económico -cuyo resultado está por verse- que al menos inicialmente atizó el fuego inflacionario.

El Observatorio de la Deuda Social de la UCA estimó el grado del deterioro de los últimos meses a través de un ejercicio de simulación econométrica -no a base de su periódico relevamiento- con el fin de crear conciencia. El cálculo arrojó que en enero el 57,4 % de los argentinos (casi 27 millones) eran pobres luego de que escalara del 44,7 % en noviembre al 49,5 % en diciembre. Y determinó que el 15% (7 millones) de ellos eran indigentes tras haber sido el 9,6% en noviembre y el 14,2% en diciembre.

El Sumo Pontífice recibió al presidente argentino en el Vaticano en febrero. (Foto: EFE/Simone Risoluti/Servicio Fotográfico Vaticano )
El Sumo Pontífice recibió al presidente argentino en el Vaticano en febrero. (Foto: EFE/Simone Risoluti/Servicio Fotográfico Vaticano )

Más allá de las estimaciones, un simple cotejo entre el costo de la canasta básica que fija el INDEC y la cantidad de personas que tienen el nivel de ingreso como para poder afrontarla en su totalidad es elocuente. De acuerdo con el organismo, en enero, una familia tipo de cuatro integrantes necesitó ingresos superiores a los $596.823 para no ser pobre, y a los $285.561 para no ser indigente, sin pagar un alquiler. Pocas familias llegan a obtener $600.000 por mes.

No obstante, tras conocerse la estimación de la UCA, Milei replicó una reacción propia de todos los gobiernos desde que el Observatorio de la Deuda Social (ODSA) mide la pobreza: cuestionó el cálculo. Dijo que era “un dibujo”. El director del ODSA, Agustín Salvia, defendió la metodología utilizada, al señalar que no se trató de una mera “extrapolación de datos”, sino de técnicas -llamadas de nowcasting-, muy utilizadas. Por eso, concluyó que el Presidente “estuvo mal informado”.

Visto en perspectiva, la descalificación de la estimación por parte de Milei no se trató solo de un roce con la UCA, sino que bien podría considerarse como el primer chispazo con la Iglesia y hasta con el mismísimo papa. Porque siendo arzobispo de Buenos Aires y, por tanto, Gran Canciller de la Universidad Católica Argentina, quiso que esa casa de altos estudios asumiera un mayor compromiso y se creó el Observatorio de la Deuda Social.

Primer encuentro entre Javier Milei y el Papa. (Foto: AFP)
Primer encuentro entre Javier Milei y el Papa. (Foto: AFP)

De todas maneras, no fue el primer roce del gobierno con la Iglesia. El cambio de metodología de la ayuda alimentaria a los comedores comunitarios de todo el país que dispuso el ministerio de Capital Humano, que encabeza Sandra Petovello, provocó una suspensión del suministro de los productos que llevó a la Conferencia Episcopal Argentina a pedir su inmediata reanudación.

Con el fin de evitar la intermediación y dotar de mayor transparencia a la implementación de la asistencia, el ministerio había dispuesto el reempadronamiento de los comedores y el otorgamiento a sus responsables de una tarjeta para la compra de los comestibles que posibilita, además, acceder no solo a productos no perecederos sino también a los frescos.

La posterior firma del Gobierno de un acuerdo con Cáritas para recibir ayuda económica para sus comedores -que también suscribió con la principal organización evangélica- fue inicialmente bien recibida por esa organización solidaria de la Iglesia católica hasta que consideró que de esa manera el Poder Ejecutivo esquivaba a los movimientos sociales.

Leé también: Volcó un camión de hacienda y en cuestión de minutos faenaron los animales con cuchillos y motosierras

Por eso, en un posterior comunicado, Cáritas dijo que ante la magnitud de la crisis ninguna organización social, sindicato u ONG debía ser excluida de la contribución para desplegar su obra solidaria porque todas son necesarias. Esto, más allá de que la Iglesia católica es consciente de la existencia de algunos dirigentes que hacen un negocio político o económico con la pobreza.

Todo esto adquiere una especial relevancia en la relación de Milei con el papa porque, como el propio presidente lo contó, Francisco le pidió especialmente durante la audiencia en el Vaticano que se atendiera a “los vulnerables”, especialmente frente al ajuste en marcha que para el libertario es imprescindible para estabilizar la economía y comenzar a dejar atrás la crisis.

Y si bien Milei dijo en la campaña que no habría recortes en el área social, está claro que, además de fondos, hace falta una gestión eficiente de la ayuda, partiendo de no negar la realidad y de reconocer que aumentó la cantidad de gente que sufre y anhelando que su sufrimiento no sea en vano.

Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2023 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad