• Mar. Abr 13th, 2021

Joe Biden asegura que está devastado por el ataque al control de seguridad del Capitolio

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo estar devastado tras el ataque al control de seguridad del Capitolio que dejó un agente muerto y otro herido este viernes. “Jill y yo tenemos el corazón roto tras enterarnos del violento ataque contra un control de seguridad del Capitolio de Estados Unidos”, dijo el mandatario en un comunicado. El mandatario ordenó colocar la bandera de la Casa Blanca a media asta.

Murió un policía tras el ataque en el Capitolio y Washington desplegó un amplio operativo de seguridad

El mandatario, que se trasladó a Camp David, el tradicional retiro oficial en las montañas de Maryland, para pasar el fin de semana, envió su pésame a la familia del agente fallecido y “a todos los que lloran su pérdida”. “Sabemos lo difícil que ha sido este momento para el Capitolio, para todos los que trabajan allí y para los que lo protegen”, agregó Biden, cuya ceremonia de posesión, el pasado de 20 de enero, transcurrió bajo un estricto operativo de seguridad después de que el día 6 de ese mes grupos afines al expresidente Donald Trump asaltaran el Capitolio.

Sobre lo ocurrido este viernes, Biden aseguró que ha estado recibiendo “informes continuos” y expresó su gratitud a la Policía del Capitolio, a la Fuerza de Respuesta Inmediata de la Guardia Nacional y a los otros que respondieron rápidamente a los hechos.

“Mientras lloramos la pérdida de otro valiente agente de la Policía del Capitolio, he ordenado que las banderas de la Casa Blanca se bajen a media asta”, anunció.

El agente de la Policía del Capitolio William “Billy” Evans murió este viernes luego de que un hombre chocó con un automóvil a dos policías que se encontraban en una barricada afuera de la sede del poder legislativo y posteriormente salió del vehículo con un cuchillo en la mano. Se trata de la segunda muerte de un oficial en 2021, para una agencia que sigue luchando para recuperarse de la insurrección del 6 de enero.

El oficial de policía William "Billy" Evans, que fue asesinado en el ataque al Capitolio. (Foto: Reuters)
El oficial de policía William «Billy» Evans, que fue asesinado en el ataque al Capitolio. (Foto: Reuters)

Un video muestra cuando el conductor del automóvil estrellado sale con un cuchillo en la mano y empieza a correr hacia los agentes, comentó Yogananda Pittman, jefe interino de la Policía del Capitolio, a los reporteros. Las autoridades balearon al sospechoso, que murió en un hospital.

El sospechoso apuñaló a uno de los agentes, dijeron dos funcionarios del orden público a The Associated Press. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato debido a que no estaban autorizados para discutir públicamente la investigación en curso.

“Solo le pido al público que tenga en sus oraciones a la Policía del Capitolio y a sus familias’’, dijo Pittman. “Esta ha sido una época extremadamente difícil para la Policía del Capitolio federal luego de los eventos del 6 de enero, y ahora con lo que ha ocurrido aquí hoy’’.

Evans, un veterano con 18 años de servicio, era miembro de la unidad de primeros auxilios del departamento.

Las autoridades dijeron que no había una amenaza en curso y que el ataque no parecía estar relacionado al terrorismo, aunque el complejo del Capitolio fue cerrado como precaución. De momento no había una conexión inmediata entre el incidente del viernes y los disturbios del 6 de enero.

El incidente se produjo mientras la región de Washington sigue en vilo casi tres meses después de que una multitud de insurrectos leales al expresidente Donald Trump irrumpieron en el Capitolio mientras el Congreso votaba para certificar la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales.

Optimized with PageSpeed Ninja