Connect with us

SOCIEDAD

Liderazgo indígena para una relación pacífica con nuestra Tierra

Para los Shuar, la paz implica la armonía con la naturaleza, considerando un solo cuerpo y no entidades separadas. Por ello, el porvenir de la humanidad está íntimamente ligado con el cuidado de la naturaleza que nos rodea y su protección es una prioridad

Published

on

Liderazgo Indígena para una Relación Pacífica con Nuestra Tierra (Juan Carlos Jintiach)
Liderazgo Indígena para una Relación Pacífica con Nuestra Tierra (JUAN CARLOS JINTIACH) (Rachel Elkind/)

Como indígena Shuar del corazón de la Amazonía ecuatoriana, mi vida ha sido un entramado de las luchas de mi pueblo y la tierra que consideramos sagrada. Recientemente nominado para el Premio Nobel de la Paz, quiero reconocer que este título no es sobre mí, sino sobre el espíritu colectivo que nos une y nuestro compromiso compartido de preservar a la Madre Tierra.

Hace más de dos décadas, en los años 90, mi viaje de resistencia comenzó con una histórica acción colectiva contra el Bloque 24, un proyecto que buscaba explotar petróleo en las tierras ancestrales Shuar y Achuar. Por más de 20 años, luchamos no solo por nuestros derechos, sino por la esencia misma de la vida y el derecho a determinar nuestro propio destino; porque siempre entendimos que nuestro porvenir está íntimamente ligado con el cuidado de la naturaleza que nos rodea. En esos años, el incansable movimiento Shuar, Achuar y el Comité Interfederacional lograron detener la amenaza inmediata, pero el deseo de explotar las entrañas de la Amazonía nunca muere, hoy seguimos defendiendo cada centímetro de tierra que nuestros ancestros han preservado.

Las lecciones de esa lucha, grabadas en mi ser por la sabiduría de mi abuelo y mi padre, me guían hoy mientras enfrentamos un nuevo desafío: la lucha contra la minería de oro en las montañas y ríos de Napo. El campo de batalla puede haber cambiado, pero la esencia sigue siendo la misma: defender nuestra tierra de aquellos que buscan riqueza sin pensar en el delicado equilibrio que debe existir entre la humanidad y la enorme naturaleza que nos da vida.

La lucha de los shuar por la defensa de la Amazonía de Ecuador se ha vuelto más difícil en el último tiempo (REUTERS)
La lucha de los shuar por la defensa de la Amazonía de Ecuador se ha vuelto más difícil en el último tiempo (REUTERS) (STRINGER/)

Hoy la lucha se ha vuelto más compleja, con líneas legales e ilegales cada día más difusas. Las compañías y gobiernos se han vuelto expertos navegantes de las entrelíneas, con permisos obscuros y juegos de palabras, caminan de puntillas para avanzar en los territorios sin que haya ley que proteja la tierra sagrada. Los empresarios conocen nuestras comunidades, se acercan a nosotros y toman ventaja de las más crudas necesidades, ellos saben que pueden jugar con la desigualdad para hacer falsas promesas de “desarrollo”. Pero los empresarios de estas compañías chinas y ecuatorianas no tienen un interés sincero, hoy nos prometen pan y mañana, miseria. Para ellos la meta es romper nuestros lazos colectivos para extraer cada gramo de oro de las venas de los ríos y montañas.

Sin embargo, mi determinación permanece inquebrantable, porque sé que esta lucha es colectiva, que los pueblos hacemos una gran maloca que resiste a la explotación y el desarraigo. Cada día me conecto con mis ancestros y los que me rodean para dar fuego a ese espíritu colectivo que atemoriza a los inversores y empresarios. Sé que en nuestra resistencia yace la clave para afrontar esta crisis climática y llevarnos a la paz con la naturaleza que nos rodea.

En el ámbito internacional llevo un mensaje claro e inquebrantable: el destino de los bosques, los ecosistemas y la biodiversidad del mundo no puede discutirse sin los guardianes primarios, los pueblos indígenas y comunidades locales. Nuestra conexión con la Tierra es profunda, arraigada en generaciones de sabiduría; el hombre y la naturaleza son uno mismo.

Para los Shuar, la paz implica la armonía con la naturaleza, reconociéndonos como un solo cuerpo en lugar de entidades separadas. Esta filosofía se refleja claramente en la ceremonia Uwi, que tiene lugar durante la floración de este fruto amazónico. El Uwi se utiliza simbólicamente en la recolección ceremonial como representación de prosperidad y abundancia. Cuando los Shuar llevan a cabo esta ceremonia, están experimentando un momento de paz, aprovechando el tiempo de floración del Uwi para meditar junto a las cascadas, expresar gratitud a la Madre Tierra, reflexionar sobre el pasado y sanar. Las conexiones espirituales son fundamentales para el significado de Uwi, ya que permiten a los Shuar experimentar una profunda conexión con la naturaleza.

Más allá de la posibilidad de premios y reconocimientos, hoy quiero que mi historia sea ejemplo de los cientos de años de conocimiento, conexión con la naturaleza y resistencia que los pueblos estamos liderando. Esta nominación no es para mí, sino para los pueblos indígenas de todo el mundo. Es un llamado a reconocer la importancia de nuestro papel como guardianes de la Tierra y para que nos volvamos uno con la naturaleza, una responsabilidad que trasciende fronteras y es solo posible en el colectivo.

Liderazgo Indígena para una Relación Pacífica con Nuestra Tierra (Juan Carlos Jintiach)
Jintiach considera que esta nominación y los reconocimientos no son para él sino para los pueblos indígenas de todo el mundo (Juan Carlos Jintiach)

Frente a estos desafíos, mi viaje es un testimonio del poder de la acción colectiva, la resistencia de las comunidades indígenas y la necesidad urgente de una relación pacífica con la Madre Tierra. El Premio Nobel de la Paz debería ser para todos los pueblos indígenas del mundo que, en la vida cotidiana y desde las profundidades de los ecosistemas más ricos, nos llaman a un mundo donde la humanidad y la naturaleza coexistan en armonía.

Advertisement

SOCIEDAD

Revelan por qué algunas aerolíneas solo contratan azafatas que midan más de 1.60 metros de altura

Published

on



Existen diversos rumores sobre el trabajo en las aerolíneas, por tal motivo es que se pueden encontrar con frecuencia algunos videos de TikTok en los que las personas que trabajan en la industria de los vuelos nacionales e internacionales explican cómo es su día a día.

Entre los mitos más frecuentes es que se le exige a sus trabajadores tener cierta estatura para poder ser parte del grupo de auxiliares de vuelo, lo cual ha sido confirmado en diversas ocasiones, pero no muchos conocen la razón.

«Barbiebac», conocida como «La Azafata» tiene una cuenta muy popular en Tiktok donde comparte secretos y consejos de vuelo@barbiebac – @barbiebac

Una azafata explicó en un video la verdadera razón del requisito de altura: “Las aerolíneas solo quieren azafatas altas, primero porque no estamos en el avión solo para servir café, estamos por seguridad, entonces si un pasajero se siente mal o a alguien se le ocurrió fumar en el baño y se prendió fuego, nosotras tenemos que actuar”.

“Para eso tenemos que usar elementos de emergencia, como extintores de fuego, máscaras o un botiquín de primeros auxilios. Muchas de esas cosas están en los comportamientos de equipaje, esos lugares quedan muy arriba. Así que imagínense, en caso de una emergencia, que una azafata bajita intente agarrar un extintor de fuego y no pueda”, comentó Barbiebac, conocida en TikTok como “La Azafata”.

También, explicó cómo son las entrevistas en las compañías aéreas: “Además de medir a las azafatas, piden que alcancen con el brazo estirado, y sin los zapatos, doscientos doce centímetros porque esa es la única forma de asegurarse que van a poder trabajar en esos aviones”.

La mujer añadió que esto no solo es con el fin de salvar vidas, puesto que en su experiencia pudo notar que ciertas empresas aéreas también lo exigen como fin de mantener una imagen para los clientes, por tal motivo tienen en cuenta la estética de las auxiliares de vuelo.

La azafata de TikTok explicó que pese a que la altura es uno de los mayores requisitos en las aerolíneas, las auxiliares de vuelo que no alcancen la estatura necesaria pueden tener otras opciones de trabajo más exclusivas, ya que las aeronaves privadas suelen ser más pequeñas.

“Lo bueno es que para nosotras, las azafatas bajitas, hay un montón de aerolíneas que nos pueden contratar, incluso podemos trabajar en aerolíneas ejecutivas que tienen aviones chiquititos, en los que solo piden azafatas bajitas”, culminó su mensaje.

*Por Leidy Rico Arboleda

El Tiempo (Colombia)

Conocé The Trust Project
Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2024 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad