Connect with us

POLITICA

Punta del Este: 200 barcos argentinos están varados y no pueden volver al país por una restricción del ministerio de Salud

Published

on

Las banderas argentinas de alrededor de 200 embarcaciones amarradas en el puerto de Punta del Este coparon la península uruguaya, después de casi dos años sin poder ingresar al país por la pandemia de coronavirus. Desde las vísperas de la temporada de verano, más de 80 barcos fueron despachados desde puertos argentinos por la Prefectura Naval, si bien bajo la advertencia de que no podrían regresar por la falta de un “corredor seguro”.

Mientras 80.000 turistas nacionales atraviesan las fronteras con Uruguay de un lado a otro, a bordo de buques de pasajeros, de sus propios vehículos, e incluso de aviones, quienes eligieron hacerlo en barcos privados hoy no pueden cruzar el “charco” por una medida de Sanidad de Fronteras, dirección que depende del ministerio de Salud de la Nación. Para este último grupo de veraneantes, no son suficientes la declaración jurada y el PCR negativo.

El 50% del puerto de Punta del Este está ocupado por embarcaciones de bandera argentina

El 50% del puerto de Punta del Este está ocupado por embarcaciones de bandera argentina (Ricardo Figueredo/)

Una gran porción de los viajeros que eligen las costas esteñas para pasar sus vacaciones lo hacen en embarcaciones comerciales, como Buquebus, Colonia Express o en los cruceros de pasajeros. Y tanto los puertos de los buques turísticos como la terminal de cruceros Quinquela Martín son “corredores seguros”, según fuentes de Prefectura Naval. Sin embargo, indicaron que “los mismos no están habilitados para el ingreso de embarcaciones deportivas”, es decir privadas.

Todo barco particular fue despachado en la Argentina con el dato de que posiblemente no pueda retornar. “Se les informa por parte de esta autoridad marítima [Prefectura Naval Argentina] que previo regreso a la Argentina deberá prever las condiciones en las que se encuentra el país”, dice un documento, a modo de declaración jurada, que los dueños de las embarcaciones deben firmar cuando abandonan las aguas nacionales, además del papeleo que completan todos los turistas para egresar.

Responsables de la autoridad marítima nacional dejan trascender que, pese a la falta de corredores seguros, hoy se está trabajando en la posibilidad de habilitar alguno. Pero, ya hacia mediados de enero y con la temporada en su pico turístico, no hay confirmaciones de ningún tipo.

Durante los trámites del despacho de una embarcación en una dependencia de Prefectura Naval en la zona norte de la provincia de Buenos Aires, en cambio, deslizaron que habría otras razones además de la cuestión del corredor sanitario. “Ya cuando hicimos el trámite para despachar el barco, la persona que nos atendió nos dijo que es una medida de corte político, que no los quieren dejar entrar por ideología”, sostuvo un propietario de un barco, en diálogos reservados con LA NACION.

Los concursantes de la regata Rolex Circuito Atlántico Sur 2022 tienen un permiso especial para volver al país

Los concursantes de la regata Rolex Circuito Atlántico Sur 2022 tienen un permiso especial para volver al país (Ricardo Figueredo/)

El enojo de los dueños de las embarcaciones varadas en Punta del Este escala a medida que avanza la temporada y sus fechas de regreso se asoman. Es que, una vez que terminen sus vacaciones, deberán volver a sus hogares en otro medio de transporte y dejar su barco amarrado en aguas uruguayas. Esto no solo implica no poder navegar en su ciudad de residencia, sino también el costo dolarizado de los gastos extras de amarra y del sueldo del marinero que debe quedarse en el puerto.

Pese a la irritación generalizada, las restricciones del Gobierno nacional parecen no importarles a los 200 dueños de los barcos argentinos que están amarrados en el puerto de Punta del Este. La mayoría confía en que, sobre el final de la temporada, este problema se solucione.

Distinta es la situación de los participantes de la regata organizada por el Yacht Club Argentino y el Yacht Club Punta del Este, Rolex Circuito Atlántico Sur 2022, que zarpa desde la Argentina el 15 de enero, con regreso el 22. Los concursantes de la prueba tendrán un permiso especial para volver al país después de pasar una semana en suelo uruguayo.

Las escolleras esteñas están repletas de embarcaciones argentinas y, según lo confirma el jefe del puerto de Punta del Este, Carlos Ferreira, el 50% del lugar está ocupado por barcos de esa bandera. De no poder regresar, deberán seguir sumando diariamente los 70 dólares que pagaron por cada jornada en la ciudad costera uruguaya, precio promedio de la amarra para un barco de 16 metros de eslora.

“La variable de la moneda en el puerto no tiene incidencia”, aclara Ferreira, y advierte que se ven las mismas caras de siempre. De todos modos, ya desde la temporada 2021 decidieron reducir a la mitad las tarifas por amarrar y fue una postura que mantuvieron para 2022.

“Hablé con muchos de ellos para saber si iban a venir. Hay mucho malestar por no saber si podían volver. Hubo unos cuantos que no se animaron a venir, es una situación que vienen viviendo hace tiempo y siempre con información deficiente”, comenta el jefe portuario.

En Punta del Este ya no cabe ni una moto de agua. El nivel de adhesión de viajeros fue tal que algunos que en un principio habían declinado viajar hoy debieron terminar con una amarra en Piriápolis, a más de 40 kilómetros, por la falta de lugar en la península.

Hay quienes creen que se trataría de una bajada como “castigo” para aquellos quienes tienen la posibilidad de salir del país con sus embarcaciones privadas para vacacionar. Sin embargo, fuentes oficiales del ministerio de Salud precisaron a este medio que se encuentran trabajando en resolverlo, pero que aún restan algunos detalles por ultimar.

“Tenemos un acuerdo completo con todos los organismos del Estado y la Prefectura identificó las terminales privadas y hay acuerdo de las mismas para dar amarra de cortesía”, informan, aunque todavía hay varias cuestiones pendientes para que comience a regir una medida que no se conoce cómo funcionará.

El puerto de Punta del Este está reservado al 100% y está abierta la lista de espera

El puerto de Punta del Este está reservado al 100% y está abierta la lista de espera (Ricardo Figueredo/)

Ricardo viajó con su familia y el marinero Daniel, el pasado 18 de diciembre, rumbo a Punta del Este. Es el dueño de uno de los 200 barcos que no puede volver al país navegando. Ya en Buenos Aires, cuenta que debió dejar su crucero al cuidado del tripulante hace varios días por la restricción de Sanidad de Fronteras.

Comenta que no cuenta con mucha información y describe la situación que atraviesa como confusa. “La persona de Prefectura perfectamente puede controlar los PCR, una burocracia más que se entiende con animosidad”, dice.

Con el enojo por no poder navegar en Buenos Aires, relata: “Incertidumbre de salir y no saber cuándo se puede regresar, hoy en día he regresado por Buquebus, teniendo que dejar la embarcación con el costo de la marina y alguien que la cuide y después tener que ir a buscarla. Nuevamente no es motivo lógico desde lo enunciado por el Gobierno. En fin, no se entiende el porqué de esta medida”.

El marinero Daniel, desde Punta del Este, explica que la Prefectura uruguaya los despacha para regresar a Buenos Aires, pero es en el destino final donde no los reciben. “Es una picardía, me hago un hisopado acá en Uruguay y viajo mañana. Puedo llegar con el PCR dentro de las 72 horas como pide”, plantea, y se pregunta: “¿Por qué puedo viajar con 1000 personas en Buquebus pero no con el dueño del barco?”.

Martín A. y su familia también se arriesgaron a llevar su barco como el resto de los argentinos que comparten amarra con él. “La medida fue impuesta hace bastante, pero era tan absurda que genuinamente creímos que iba a terminar siendo ley muerta. Como todos seguían señando las amarras acá, imaginamos que todos creían lo mismo”, detalla el joven.

“Argentina es el único país de la región con limitaciones impuestas al regreso de embarcaciones privadas. Es bastante ridículo que estén abiertas las fronteras migratorias comerciales y no las individuales, por un tema de volumen de gente más que nada. Me parece que es un caso más de esos donde no podés permitir que el Estado te coerza con normativas sin sentido porque al final del día terminás sin poder disfrutar”, profundiza desde Uruguay.

Entre los usuarios del puerto de Punta del Este, algunos están resignados y otros esperan con ansias la medida que les permita regresar a la Argentina

Entre los usuarios del puerto de Punta del Este, algunos están resignados y otros esperan con ansias la medida que les permita regresar a la Argentina (Ricardo Figueredo/)

Vicente es marinero y llevó un barco hacia Punta del Este a mediados de diciembre y ya volvió a la Argentina. Recién en febrero tiene planeado navegar de regreso algunos barcos, si Sanidad de Fronteras lo permite. “Se ve que no tienen ganas de solucionarlo, no es muy difícil”, se queja.

“Cuando vine desde Uruguay en Buquebus no me pidieron ningún papel, solo el DNI para migraciones porque la declaración jugada ya está cargada. ¿Cuál sería el control sanitario que tiene que hacer Prefectura? Solo el ingreso de papeles que es el PCR que nos piden para salir de allá”, continúa.

Mauricio B. llegó a Punta del Este el último 26 de diciembre con su familia. “Crucé porque supongo que este problema lo van a solucionar en los próximos dos o tres meses, si no, tendré que dejar mi barco en Uruguay”, explica, mientras se prepara para zarpar con su familia en una soleada mañana esteña.

“Nos parece que es una restricción totalmente innecesaria que se debería haber resuelto al principio del verano”, reflexiona, y advierte: “Mucha gente quiere usar sus embarcaciones para salir del país a divertirse, en Uruguay hay muchos puertos hermosos y es una picardía que nos pongan más restricciones cuando todos la pasamos mal por el Covid-19″.

Como tantos otros veraneantes argentinos y sin muchas ganas de interiorizarse en esta preocupación que interrumpe su descanso de enero, Jorge P. asegura, resignado: “Vinimos a disfrutar. Volveremos cuando se pueda, por ahora no nos preocupa demasiado”.

“Capacidad colmada. Se cierra el ingreso de embarcaciones a guardería en explanada”, reza un cartel en el ingreso al puerto de Punta del Este. “Solicitar formulario de lista de espera”, se agrega. Pese a las restricciones, la saturación llegó a su punto máximo. Y, con las normativas vigentes, todo indica que seguirá así.

POLITICA

Ocaña prometió más pruebas para demostrar que Volnovich dejó ‘acéfalo’ al PAMI mientras vacacionó en el Caribe

Published

on


La diputada de Juntos por el Cambio, Graciela Ocaña, anunció este sábado que tras la feria judicial aportará más pruebas para intentar demostrar que el PAMI “estuvo acéfalo” durante los diez días que su directora y director, Launa Volnovich y Jorge Rodríguez estuvieron de vacaciones, juntos en el Caribe mexicano.

Ocaña explicó que «la dirección del PAMI surge a través de un decreto del 2004 dictado por el Presidente Kirchner y establece que la conducción y la administración dependen de una dirección ejecutiva que está conformada por el director que nombra el presidente y con un subdirector cuya función primaria es la de suplir en caso de ausencia o de impedimento”.

Sin embargo, “tres funcionarios, la directora, el subdirector y el síndico, se fueron todos juntos de vacaciones dejando al PAMI sin conducción e incumpliendo con sus deberes de funcionario público. Está muy claro que el delito está conformado» afirmó Ocaña al programa Dato sobre Dato de radio Milenium.

«Más allá del tema ético, que sea en medio de una pandemia y de una ola de calor, que se ausenten los funcionarios del PAMI es un hecho grave”, sostuvo la ex titular del PAMI y ex ministra de Salud.

Destacó que “estos funcionarios y miembros de La Cámpora son los que levantan el dedo y les dicen a todos los argentinos que tienen que vacacionar a la Argentina porque los dólares son para la producción y pagar las deudas. Para ellos, no rigen esas reglas. Aquí lo que hay es un claro delito.»

«El Presidente no puede mover ni un alfiler del gobierno si no tiene la autorización de Cristina y de Máximo Kirchner y ese es un problema también porque en un régimen presidencialista como el de la Argentina tenemos un presidente que no tiene poder y eso es grave”, dijo en alusión al intento fallido de Alberto Fernández de pasar a Rodríguez a otro organismo para que no se repita la acefalía.

Para Ocaña, “es evidente que el Presidente no pudo hacer esos cambios. Habían dejado trascender el supuesto malestar que el Presidente tenía con esos funcionarios. Al no tomar ninguna medida, mostró que todo esto que trascendió no se pudo ejecutar. Es grave.»

Al explicar la acefalía de la obra social de los jubilados, dijo que “no se tomaron decisiones y en una institución como el PAMI donde todos los días tenes que tomar decisiones” mientras Volnovich, Rodríguez y el síndico estuvieron en el Caribe.

“Por 10 días al menos, no se habrían emitido ningún tipo de disposición. (..) Claramente aquí hay un incumplimiento de estos funcionarios que debe ser revisado por la justicia ya que el poder político no lo ha hecho», finalizó Ocaña.

Mirá también

Mirá también



Source link

Continue Reading

POLITICA

Para Miguel Angel Toma, Mohsen Rezai no fue detenido en Nicaragua por ‘una decisión geopolítica de Cristina Kirchner’

Published

on


Para el ex titular de la SIDE Miguel Angel Toma, el iraní imputado por el atentado a la AMIA, Mohsen Rezai, no pudo ser detenido en Nicaragua por un error del gobierno, sino que «estamos frente a una decisión geopolítica fundamentalmente sostenida por la actual Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner”.

“Es un alineamiento geopolítico que ella ya imponía allá por el 2010 tanto con Irán como con Venezuela, con Cuba y ahora con Nicaragua”, afirmó el ex diputado peronista a Dato sobre Dato de radio Milenium.

A su criterio “hay una decisión política. El embajador (Daniel) Capitanich obviamente es parte de ese diseño”, sino el diplomático debería haberse enterado que tres días antes la vicepresidenta Rosario Murillo anunció por radio y TV la llegada de Rezai, aseguró.

“Acá no hay que pensar que hubo negligencia. Ha habido una decisión de ver si pasaba la presencia de Mohsen Rezai y obviamente no pasó y aquí tenemos las consecuencias», agregó.

Cuando se le preguntó, si otros organismos de inteligencia internacionales deberían haber avisado a la AFI del viaje de Rezai, contestó «cómo va a confiar la CIA, la inteligencia alemana, española o francesa con un país que hoy tiene un gobierno con las características políticas que tiene?”

Recordó que “hace muy poco Cristina Caamaño, frente a un requerimiento judicial, envió la totalidad del libro de movimientos de la AFI sin testear ninguna de las cosas que deben ser testeadas cuando la justicia solicita información”, en alusión al informe con los nombres de dos mil agentes y analistas de la AFI que filtraron a medios K.

Para Toma, Caamaño “puso en superficie los nombres de los agentes, las fuentes, los movimientos, las designaciones, la metodología y el funcionamiento…”

Entonces, “¿Por qué un servicio de inteligencia serio como son los países occidentales van a confiar a pasarle información a un país que no es capaz de controlar su propia información sensible?”

Por ejemplo, subrayó, en ese informe estaba “hubo el nombre de la gente de la AFI que estaba operando en el Líbano, en el espacio donde Irán forma a la guerrilla del Hezbollah a través de Mohsen Rezai en su momento.»

«La estructura de la AFI ha sido absolutamente diezmada. Hoy no tienen ningún valor ni una significación y en realidad lo único que se usa de esa estructura son los fondos reservados para financiar operaciones ilegales y paralelas», aseguró el ex jefe de la SIDE del ex presidente Eduardo Duhalde.

Cuando se le comentó que el Gobierno le pidió a Rusia que detenga a un iraní acusado del atentado a la AMIA, pero se confundió de persona: «Creo que es producto de la incapacidad, la falta de seriedad y de la ausencia del profesionalismo que no es sólo en el área de la inteligencia”.

“Verificamos la misma situación en la Cancillería. Santiago Cafiero conduciendo la Cancillería argentina me parece que es poco serio y poco consistente. De manera que no nos tenemos que sorprender que estas cosas sigan sucediendo.»

Sobre la decisión de la justicia de Chile de darle la libertad condicional a Facundo Jones Huala, Toma dijo que “la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) existe, a pesar de la negativa del kirchnerismo”.

“Facundo Jones Huala la reivindicó, es su jefe y además lo que demuestra en gran medida es la complicidad del gobierno en el desarrollo de este tipo de acciones”, añadió en alusión a la gestión del embajador Rafael Bielsa a favor del dirigente mapuche.

El hecho de que hayan dejado en libertad “a Jones Huales es una situación de amenaza concreta de que se incrementen los hechos de violencia por parte de los pseudos mapuches en el sur”.

A su criterio “queda claro que hay sectores dentro del gobierno que opinan con simpatía o directamente son cómplices de la acción de estos señores. La Presidenta del INAI, Magdalena Odarda, del sector más duro del kichnerismo, fue sorprendida junto con su número dos llevando en camionetas oficiales del INAI elementos de logística para sostener la toma de los mapuches de la RAM en determinadas áreas en Bariloche o en otros lugares de la zona”.

“Acá no hay la confirmación solamente de que la RAM existe, no solamente que son violentas, no solamente que ejecutan acciones terroristas, no solamente que reciben dinero del narcotráfico, sino que además existe por parte del gobierno una actitud de complicidad como esta” destacó.

Toma finalizó advirtiendo que “si no se toma seriamente esta cuestión, hay un riesgo real de ruptura de la paz, de la seguridad y del control territorial de la Argentina en el sur patagónico.»

Mirá también

Mirá también



Source link

Continue Reading

POLITICA

Cancillería dice que no se equivocó cuando pidió a Rusia la captura de un iraní acusado por la AMIA que no estaba allí

Published

on


Horas después de que Clarín publicara que la embajada argentina en Irán incurrió en un nuevo error, al alertar a Buenos Aires de que uno de los iraníes acusados por el atentado a la AMIA (1994) con pedido de captura internacional había viajado a Moscú esta semana junto al presidente Ibrahim Raisi, a pesar de que esa persona no estaba en Moscú, la Cancillería sacó un comunicado en el que aseguró que no se equivocó.

En su alerta, la embajada se refería a Mohsen Rezai, el vicepresidente de Asuntos Económicos iraníes, el mismo que estuvo en Nicaragua entre el 9 y 13 de enero para participar de la reasunción de Daniel Ortega. El aviso de la embajada argentina en Teherán movilizó un pedido de detención de Mohsen Rezai por parte de Interpol Argentina a Interpol Rusia, que además surgió de la Justicia argentina por el aviso de Cancillería. En la misma se involucró la Unidad Fiscal AMIA. Pero Mohsen Rezai nunca estuvo en Moscú, y quien relató las novedades de esa gira de iraníes por Rusia fue Ebrahim Rezai, miembro del grupo parlamentario de amistad ruso-iraní.

Sin embargo, Cancillería salió a responder. «No está en las funciones de la Cancillería argentina ordenar una detención, eso lo hace la Justicia. El título falaz de la nota desconoce el principio constitucional básico de la división de poderes».

«A la vez, ignora que el servicio exterior no tiene entre sus funciones la de investigar a un acusado. En rigor, la Cancillería actúa como auxiliar de la Justicia, que es quien lleva adelante la investigación y el proceso», señaló el organismo que conduce Santiago Cafiero en un hilo de Twitter.

«La Cancillería, a través de su embajada en Irán, recibió información que daba cuenta de que el ciudadano iraní Mohsén Rezaí podría desplazarse a Rusia en una comitiva», afirman y agrega: «Y, como indica el procedimiento en estos casos, inmediatamente se actuó poniendo en conocimiento a las autoridades judiciales y policiales pertinentes: UFI AMIA e INTERPOL».

A pesar de este comunicado, Clarín confirmó el viernes de muy altas fuentes que el Rezai que busca la Argentina fue confundido con otro funcionario del mismo apellido: puntualmente, con el jefe del grupo parlamentario ruso iraní, Ebrahim Rezai, quien fue uno de los voceros de la visita oficial que Raisi le hizo a Vladimir Putin esta semana.

Pese a estos datos, Cancillería insiste: «Por otra parte, la nota asevera -sin base fáctica alguna- que se habría confundido la identidad de la persona buscada por Interpol. Dicha especulación es falsa y sólo busca desmerecer la función de los agentes involucrados en realizar la alerta correspondiente».

Y concluyen: «Rechazamos el injusto ataque formulado en la nota al correcto proceder del personal del Servicio Exterior de la Nación y alentamos al cuerpo diplomático a seguir trabajando en coordinación con la Justicia, sin dejarse desalentar por operaciones mediáticas maliciosas y sesgadas».

El Rezai equivocado

Según las fuentes consultadas por Clarín, en las fotos del viaje no se ve tampoco a Ebrahim Rezai en Rusia, sino que se lo encuentra reportando los hechos desde Teherán.

El pedido de la UFI AMIA firmado el miércoles último por la fiscal Mariela Labozzetta, que suplanta al titular Sebastián Basso dice así: «Tengo el agrado de dirigirme a Ud. en mi carácter de Fiscal interinamente a cargo de la Unidad Fiscal de Investigación del atentado a la sede de la AMIA, en la causa nro. 8566 cuya investigación se encuentra delegada en esta Unidad»

Mohsen Rezai y Daniel Ortega compartieron el acto de asunción.

Mohsen Rezai y Daniel Ortega compartieron el acto de asunción.

Y agrega: «A fin de hacerle saber que se ha tomado conocimiento que MOHSEN REZAI, quien registra captura nacional e internacional en la causa en la que me dirijo (dispuesta por el Sr. Juez Canicoba Corral el 9 de noviembre de 2006), se encuentra en el día de la fecha y hasta el día de mañana en la ciudad de Moscú, Federación de Rusa».

Pero Interpol Rusia contestó a la Argentina a su pedido de detención de Mohsen Rezai: «Amablemente se informa que la persona mencionada es desconocida para nuestros registros policiales centralizados. En caso que recibamos información adicional, serán puestos en conocimiento».

Esa nota fue entregada a Eduardo Zuaín, embajador en Moscú y quien este viernes ratificó a la agencia Télam que Alberto Fernández estará en Rusia el 3 de febrero.

El escándalo se profundizó porque se supo que el gobierno de Nicaragua informó en forma oficial y pública tres días antes de la asunción de Daniel Ortega de la visita del funcionario de Irán Mohsen Rezai, uno de los acusados de ser los autores intelectuales del atentado a la AMIA, pero el gobierno argentino insiste en que no se enteró.





Source link

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 - NDM Noticias del Momento