• Mié. Abr 14th, 2021

Segunda ola de coronavirus: la Provincia advierte por el «récord de casos» mientras define más restricciones

Mientras definen nuevas restricciones ante la llegada de la segunda ola de coronavirus, distintos funcionarios del Gobierno bonaerense advirtieron por el récord de contagios y pidieron extremar las medidas para evitar nuevos casos mientras se avanza con la campaña de vacunación.

La advertencia se da en momentos en que el Gobierno nacional convocó a autoridades bonaerenses y porteñas a una reunión en la Casa Rosada para este lunes a las 16.​

«Esta semana tuvimos récord de casos en nuestra provincia desde el comienzo de la pandemia», afirmó en las últimas horas el jefe de Gabinete de la provincia, Carlos Bianco, en redes sociales.

El funcionario añadió a su posteo un gráfico que señala que entre el 29 de marzo y el 4 de abril el promedio diario de casos semanales fue 6.020, lo que supera al pico registrado entre el 24 y 30 de agosto pasado -durante la primera ola- cuando se contabilizaron 5.845 contagios.

Bianco pidió a la población «reducir la circulación, asegurar el distanciamiento, ventilar ambientes, fortalecer los cuidados y evitar los contagios, mientras continuamos vacunando a todo vapor».

En ese tono, el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, expresó a través de Twitter que «esta semana, que tuvo dos feriados», se superó «el pico de la primera ola, y recién empieza el otoño».

«Estamos haciendo todo lo posible para vacunar rápido, necesitamos el compromiso de toda la sociedad: Hacer solo lo esencial, reforzar los cuidados y #QuedateEnCasa», escribió.

El propio gobernador Axel Kicillof aseguró el domingo a Radio 10 que «los números son alarmantes» y detalló: «Venimos aumentando hace un par de semanas y esta última fue explosivo el incremento» de casos.

Además, confirmó «datos de la variante de Manaos» del coronavirus tanto en la provincia de Buenos Aires como en Capital Federal.

«En Provincia y Ciudad hay datos» de la variante de Manaos, sostuvo Kicillof, y añadió que «Nación es la que tiene la vigilancia de las cepas, que son más contagiosas».

«Ante el aumento tan grande de casos, siguiendo el decreto del presidente Alberto Fernández, la idea fue generar un retroceso en el horario nocturno, instaurando la misma que hay en la Ciudad, que es de 2 a 6 de la mañana, y después limitamos las reuniones de 20 a 10 personas», consignó Kicillof sobre las medidas de su administración.

El gobernador bonaerense indicó que hay «comunicación» de las Jefaturas de Gabinete de la provincia y la Ciudad y señaló que hoy habló al respecto con el Presidente, quien a su vez dialogó ayer con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por videoconferencia.

«Estamos evaluando cuáles son las medidas más pertinentes. La idea es proteger lo antes posible a la población de más riesgo y evitar el incremento de los contagios», reiteró.

Cuatro semanas “muy duras” y tres meses de fase 3

Cuatro semanas «muy duras» para bajar los casos y cuatro semanas de restricciones severas, que tratarán de ser consensuadas entre los gobiernos de la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad. Eso es lo que están diseñando en la mesa chica del gobierno bonaerense, comandada por Daniel Gollán y su segundo, Nicolás Kreplak. Y es, además, lo que el gobernador Axel Kicillof quiere plantearle a Horacio Rodríguez Larreta. Se lo explicaron a Clarín fuentes inobjetables de La Plata.

«Tiempo, tenemos que discutir tiempo«, expresaron desde la cartera bonaerense de Salud, cuando circulaba la idea de «un plan de siete semanas».

La explicación científica es que el gobierno bonaerense considera que necesita por lo menos cuatro semanas para inmunizar a toda la población mayor de 60 años y que a partir de entonces se necesitan tres semanas más para que el último vacunado adquiera inmunidad.

Pero, consultados por Clarín, redoblaron la apuesta. «Cuatro semanas duras, no de fase 3, sino algo más fuerte y severo«, expresaron. Y agregaron, con contundencia: «Fase 3 se va a necesitar por lo menos entre 3 y 4 meses».

En junio del año pasado, cuando se atravesaba la fase 3 sobre todo en el AMBA y en la provincia de Chaco, se definía como tal a la fase en la que los contagios se duplican entre los 15 y 25 días.

JPE

Optimized with PageSpeed Ninja