Connect with us

SOCIEDAD

Servicio del Metrobús: cuáles son las estaciones cerradas en la última hora

Este medio de transporte traslada a más de 22 millones de usuarios a lo largo de las 283 estaciones con las que cuenta que suman en total 125 kilómetros

Published

on

Consulta cuáles son las estaciones sin servicio del Metrobús para que no llegues tarde. (CUARTOSCURO)
Consulta cuáles son las estaciones sin servicio del Metrobús para que no llegues tarde. (CUARTOSCURO)

El Metrobús se ha convertido en el segundo medio de transporte más usado en la Ciudad de México, pues de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), éste mueve más de 22 millones de usuarios al año, superado sólo por el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro.

El Metrobús tiene las siguientes rutas: la línea 1, que va de Indios Verdes a El Caminero; línea 2, que corre de Tepalcates a Tacubaya; la línea 3, que va de Tenayuca a Pueblo Santa Cruz Atoyac; línea 4, con tramo de San Lázaro a las terminales 1 y 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

La línea 5 va de Río de los Remedios a Preparatoria 1; la línea 6 cubre de Villa de Aragón a El Rosario; mientras que la Línea 7 va de Indios Verdes a Campo Marte.

Debido a que la Línea 12 o la Línea Dorada del Metro no se encuentra operando en su totalidad tras el accidente ocurrido el 3 de mayo de 2021, actualmente el Metrobús da un servicio emergente que va de Tláhuac a Escuadrón 201.

La alta demanda y los percances viales han hecho que el Metrobús haya implementado en su página oficial un apartado para dar actualizaciones sobre el estado de servicio cada hora, señalando si hay cortes en tramos o cuáles son las estaciones sin servicio.

Este es el reporte que se tiene en la última hora este 27 septiembre 2023:

Línea 1
Estado de servicio: Intervención en la estación
Estación sin servicio: Corregidora

Línea 2
Estado de servicio: Servicio Regular
Estación sin servicio: Ninguna

Línea 3
Estado de servicio: Intervención en la estación
Estación sin servicio: Hidalgo

Línea 4
Estado de servicio: Servicio Regular
Estación sin servicio: Ninguna

Línea 5
Estado de servicio: Servicio Regular
Estación sin servicio: Ninguna

Línea 6
Estado de servicio: Servicio Regular
Estación sin servicio: Ninguna

Línea 7
Estado de servicio: Intervención en la estación
Estación sin servicio: Hidalgo

*El estado de la Línea Emergente no es incluida por el Metrobús en este reporte*

Cómo es el servicio del Metrobús

Metrobús de la CDMX. (Infobae/Especial)
Metrobús de la CDMX. (Infobae/Especial)

Cada una de las líneas tiene un número y un color distintivo, que en total suman 125 kilómetros y 283 estaciones, la mayoría dentro del territorio de la Ciudad de México y pocas en el Estado de México.

El costo actual para subir al Metrobús es de $6.00 pesos sin importar la distancia, mientras que el precio itinerario de San Lázaro a la terminal 1 o 2 del AICM de la línea 4 tiene un costo de $30.00 pesos.

Por otro lado, el servicio es gratuito para los adultos mayores de 70 años de edad, personas con discapacidad y niños menores de cinco años.

En cuanto a los transbordos, éstos son gratuitos siempre y cuando se realicen dentro de las primeras dos horas de haber ingresado al sistema y con recorrido en una sola dirección.

Los pagos se pueden hacer con una tarjeta especial llamada “Movilidad Integrada”, que puede ser adquirida en las mismas estaciones; y los pagos se pueden hacer con billetera electrónica, tarjeta bancaria, tarjeta sin contacto y CODI.

El horario de operación del Metrobús es de lunes a viernes de 4:30 a 24:00 horas; mientras que los sábados, domingos y días festivos es de 5:00 a 24:00 horas.

El Metrobús emplea cuatro tipo de autobuses: 1) los articulados, son los que tienen dos vagones y tienen una capacidad aproximada de 160 pasajeros; 2) los biarticulados, que tiene tres vagones para albergar a 240 pasajeros; 3) los empleados en la línea 4 tiene una capacidad de 60 pasajeros; y 4) y los de doble piso de la línea 7, que pueden transportar a 90 personas.

Advertisement

SOCIEDAD

7 hábitos clave para cuidar los dientes

Published

on


El secreto para tener dientes y encías sanos no es tan secreto: cepillarse los dientes dos veces por día, usar hilo dental una vez por día e ir al dentista con regularidad para hacerse limpiezas.

«No es atractivo ni sorprendente, pero es lo que funciona si se quiere evitar las caries y las enfermedades de las encías», dijo Matthew Messina, director clínico y profesor adjunto de la Facultad de Odontología de la Universidad del Estado de Ohio.

Pero los dentistas dicen que hay más cosas que podríamos hacer en beneficio de la salud bucal. Éstos son algunos de los buenos y malos hábitos que sugieren adoptar… o abandonar.

1. Malo: usar un cepillo o pasta de dientes que contenga carbón

Los cepillos y dentífricos con carbón pueden ser eficaces para blanquear los dientes, pero sus beneficios tienen un costo.

«El carbón es sumamente abrasivo«, dijo Messina. «Blanquea los dientes lijando la capa externa del esmalte dental».

El esmalte es el tejido duro y cristalino que cubre y protege los dientes. Aunque eliminar un poco de esmalte puede tener un efecto blanqueador temporal, con el tiempo, el esmalte perdido debilitará los dientes y puede provocar manchas, grietas, caries y otros problemas.

«El cuerpo no fabrica más esmalte dental, así que todo lo que lo desgaste es una mala idea«, advirtió.

2. Bueno: cepillarse suavemente con un cepillo blando

Utilizar un cepillo de cerdas duras y cepillarse con fuerza también puede desgastar el esmalte y provocar recesión de las encías y lesiones dentales.

«La gente en general tiende a cepillarse demasiado fuerte, y eso puede dañar los dientes y las encías», explicó Natalie Peterson, profesora clínica asociada de la Facultad de Odontología de la Universidad de Minnesota. «Si las cerdas del cepillo se abren o separan durante el cepillado, es que se está presionando demasiado fuerte», advirtió.

Los mejores cepillos de dientes son los blandos. Foto iStock

Es mejor cepillarse suavemente con un cepillo de cerdas blandas e intentar sostenerlo como si fuera un bolígrafo, «ya que es más difícil ejercer demasiada presión sujetándolo así», explicó.

Si le resulta difícil acordarse de cepillarse suavemente, Peterson sugiere cambiar a un cepillo eléctrico: «Muchos de ellos avisan si se está ejerciendo demasiada presión».

3. Malo: beber bebidas deportivas, gaseosas y café saborizado

Todos hemos oído decir que el azúcar «pudre los dientes». Más concretamente, los investigadores han descubierto que los alimentos y bebidas azucarados favorecen el tipo de bacterias bucales que causan caries y enfermedades de las encías.

Los alimentos y bebidas ácidos también son perjudiciales. «El ácido deteriora el esmalte dental, por lo que, con el tiempo, puede causar mucha destrucción», señaló Frank Scannapieco, profesor de Biología Oral de la Facultad de Odontología de la Universidad de Buffalo.

Las bebidas deportivas, las energéticas y las gaseosas suelen tener alto contenido de ácido y azúcar, lo que supone un doble perjuicio para los dientes. «Incluso las gaseosas sin azúcar tienen altos niveles de ácido — explicó Scannapieco–. Si se toma una de esas bebidas por día, no va a ser un gran problema, pero beberlas durante todo el día aumentará mucho el riesgo de erosión dental».

Las bebidas de café saborizado son otra fuente sigilosa pero significativa de ácidos (del café) y azúcar (de los agregados dulces).

«A menudo tenemos pacientes que no saben de dónde vienen sus caries, y con frecuencia resulta ser que provienen de los cafés saborizados», dijo Peterson. «Esos caramel macchiatos o lo que sea a veces contienen incluso más azúcar que las gaseosas», alertó.

4. Bueno: enjuagarse con agua

Enjuagarse la boca con agua inmediatamente después de comer o beber puede ayudar a neutralizar la acidez, eliminar el azúcar residual y limpiar los tipos de bacterias que causan caries y mal aliento.

«Especialmente si se ha comido o bebido algo dulce o ácido, enjuagarse con agua después es beneficioso», dijo Messina. «Algo tan simple puede ayudar a neutralizar cualquier daño«.

5. Bueno: posponer el cepillado después de comer

Cepillar el esmalte que ha sido temporalmente ablandado por ácidos y azúcares puede desgastarlo, explicó Messina.

«Si puede esperar 30 minutos después de comer o beber antes de cepillarse, es mejor para los dientes», señaló.

Durante ese periodo, el esmalte dental se «remineralizará» a medida que el ácido pierda su efecto, explicó. «Pero las bacterias permanecen a menos que las eliminemos con el cepillado y el hilo dental».

6. Malo: usar palillos de dientes

«Hurgarse los dientes habitualmente – ya sea con la uña o con escarbadientes de madera – puede provocar lesiones en las encías entre los dientes, abscesos gingivales, dientes sensibles o abrasión de los dientes», dijo Scannapieco.

Si siente la necesidad de hurgar, conviene limpiar el espacio entre los dientes con cepillos interdentales. Son seguros y eficaces, quizá incluso más que el hilo dental, dijo. Algunas de sus investigaciones también han descubierto que estos cepillos causan menos irritación de las encías que el hilo dental.

7. Malo: usar los dientes como herramientas

«Veo a gente que ha utilizado los dientes para cortar el hilo de plástico de las etiquetas de precio de la ropa o para abrir envases», explicó Messina.

El esmalte dental es muy fuerte cuando se comprime, como al morder o masticar, pero no lo es tanto cuando se dobla o flexiona.

«Tirar de una lengüeta de plástico dobla el diente, y el esmalte puede romperse o astillarse», advirtió. «Veo ese daño en los dientes de adelante todo el tiempo».

The New York Times. Especial para Clarín

Traducción: Elisa Carnelli

Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2024 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad