• Mar. Ene 26th, 2021

Verano en Mar del Plata: más de 200 jóvenes armaron un «after beach» y la policía los echó de la playa

Ene 11, 2021 , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cuando el sol empieza a perderse en el horizonte y cae el atardecer en Mar del Plata, un malón de unos 250 jóvenes se adentra de improvisto en la arena. Son las 19.30 de la tarde y advierten que ese interín escapa al control policial. No hay vigilantes a la vista, ni controles de acceso a la playa.

Aprovechan la ocasión para organizar un after beach. La fiesta se da de forma espontánea. Bajan con parlantes en la zona del complejo La Normandina. Sin ningún protocolo, rompen con la barrera del distanciamiento social, bailan y saltan con euforia. Muchos llevan abrigos para cubrirse del viento que sopla con fuerza.

«Volvió la fiesta», exclama un grupo. Pero dura poco.

Un operativo en el que participan inspectores generales de la Municipalidad N 5 y la policía local irrumpe en el escenario. El Grupo táctico para operaciones inmediatas, UTOI, observa la escena desde las escalinatas. No intervino porque no fue necesaria su colaboración.

Los agentes les otorgan 10 minutos para dispersarse, pero los jóvenes se rehúsan y entonan cánticos ininterrumpidos.

Cinco inspectores y tres efectivos policiales consiguen desalojar a los rebeldes que se oponían a emprender la retirada. Apagan la música y se llevan los parlantes. Los jóvenes desconcentran enojados, pero sin oponer mayor resistencia. La fiesta queda desactivada.en cuestión de minutos.

La escena ocurrió este lunes por la tarde en Mar del Plata, horas después de que la ciudad pusiera en marcha los controles nocturnos por las restricciones que se impusieron para que bares, restaurantes y cervecerías tuvieran que cerrar sus puertas entre la 1 y las 6.

Este fin de semana se reforzaron los controles de acceso a las playas de la ciudad, para evitar aglomeraciones. Cuando se detecta que hay demasiadas personas en la arena, se cierran los accesos. Eso sucedió durante al menos una hora en Varese y Playa Grande este domingo.

La medida se tomó en pleno ascenso de los casos de coronavirus. Este lunes se informaron 277 nuevos contagios. ​Para las autoridades las fiestas clandestinas -ya hubo más de 250 este verano- son uno de los grandes desafíos de control de la temporada. Ahora, en pleno inicio de las restricción, un after beach multitudinario abrió un nuevo foco de preocupación.

Mar del Plata. Enviada especial.

DD

Optimized with PageSpeed Ninja