• Sáb. Jun 12th, 2021

Mohamed Ali fue llamado a las filas para luchar en Vietnam, y se negó. Ese día selló su suerte y un obscuro comité atlético de Nueva York, acicateado por grupos supremacistas, logró despojarlo de su título de Campeón Mundial y su licencia de boxeador.

Richard Nixon en cambio, ante la presión de las fuerzas de Vietnam del Norte, decidió redoblar la apuesta y apoyar el “heroísmo” del ejercito Sur Vietnamita, ordenando el bloqueo total al VietCong, mientras los bombardeos se intensificaron en los campos del norte.

La misma bandera, la misma guerra, decisiones diferentes. Estos dos hechos ocurrieron el mismo día y con solo cuatro años de diferencia: el 8 de mayo de 1968 y 1972.

Mohamed Ali volvío para ser campeón, mientras que Nixon se fue de la oficina oval por la puerta de atrás envuelto en el escándalo de Watergate.