Connect with us

ECONOMIA

Tarifas de luz: comienzan las audiencias y se esperan fuertes incrementos

Con los nuevos aumentos, se estima que la clase media podría enfrentar facturas de hasta $26.000. El Gobierno busca aplicar el nuevo cuadro tarifario en marzo y ahorrar USD 3.000 millones en subsidios.

Published

on

Tras definir ajustes en el gas y el boleto de transporte, el Gobierno comenzará este viernes la primera audiencia pública para ajustar las tarifas de energía eléctrica. Allí, se espera que las distribuidoras de electricidad Edenor y Edesur soliciten una recomposición y, según fuentes del sector, el pedido podría ser inferior al 200%.

Tal como ocurrió con el gas, el ente regulador del servicio eléctrico (ENRE) expondrá los costos del sistema y propondrá una reducción de subsidios a la generación. Semanas atrás, el secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, ratificó en el Congreso que las tarifas de energía deben reflejar el “costo del suministro” y que el subsidio debe ser para “quien no pueda pagar la totalidad de dicho precio”. 

A su vez, las empresas de distribución presentarán una proyección de ingresos bajo el esquema actual y solicitarán un ajuste mensual y automático, siguiendo el camino de las distribuidoras de gas.

En informes elevados al ENRE, Edenor estimó que necesita $ 521.000 millones para cubrir su déficit y Edesur, $ 330.000 millones, sin contemplar la revisión integral de tarifas pendiente. 

La audiencia tiene como objetivo definir una “adecuación transitoria en la tarifa” de distribución en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde Edenor y Edesur son reguladas por el Estado nacional. De esta manera, el Gobierno busca avanzar en la “liberación de precios” para reducir los subsidios en energía y transporte en un 0,7% del PBI por año.

Si bien la segmentación de subsidios en la gestión de Alberto Fernández significó ajustes en las tarifas de luz de hasta el 500%, se estima que con la devaluación del peso y la inflación los aumentos podrían oscilar entre el 150% y el 400%. 

En ese marco, la consultora Economía y Energía, encabezada por Nicolás Arceo, estimó aumentos de entre 150 y 400% bajo el supuesto de que los usuarios de mayores ingresos (nivel 1) no tendrán subsidios sobre el costo de la energía, los de ingresos medios (nivel 3) pagarán el costo pleno de abastecimiento y los de bajos recursos (nivel 2), el 20% del costo de suministro.

Según esas proyecciones, la entidad proyecta que los hogares de mayores ingresos con una factura promedio de $ 10.467 en noviembre pasarían a pagar $ 26.300 en marzo (151%); los de bajos ingresos, de $ 3.970 a $ 11.211 (182%); y el sector medio, de $ 5.518 a $ 26.300 (377%), aunque por la quita de subsidios el salto podría llegar al 633% en algunas categorías.

La última revisión integral de tarifas fue en abril de 2017. Luego, en abril de 2019, la gestión de Mauricio Macri congeló los incrementos pautados y el Gobierno de Fernández declaró la emergencia, por lo que suspendió la revisión integral y autorizó subas transitorias. La última fue en junio del año pasado, ya que después de las elecciones primarias Sergio Massa congeló los ajustes.

La gestión de Javier Milei imprimió un nuevo giro al declarar con un DNU la emergencia en la energía eléctrica bajo jurisdicción federal hasta fines del 2024 y ordenar ajustes transitorios hasta finalizar la revisión integral. En ese marco, el ENRE, nuevamente intervenido desde el 1 de enero, convocó a la audiencia de este viernes con 63 participantes inscriptos.

La intención de las autoridades es aplicar el nuevo cuadro tarifario en marzo y reducir los subsidios para alcanzar el superávit primario del 2% del PBI acordado con el FMI. Ese rubro será el que sufrirá el mayor recorte (junto con la obra pública), ya que deberá reducirse desde el 2,1% en 2023 a 1,4% del PBI en 2024, un ajuste de más de US$ 3.000 millones.

ECONOMIA

Los dólares financieros deberían estabilizarse en junio, según expertos

Published

on


El dólar blue había cerrado el jueves a un precio récord de $1.280, con un pico de $1.300. Sin embargo, este viernes la cotización reaccionó a la baja, para acomodarse en los $1.220. El CCL y el MEP también registraron caídas. 

Los analistas consideran que la última baja de la tasa monetaria fue la principal causante de la volatilidad, tras cuatro meses de relativa calma, lo que derivó en el desarme de carry trade, aunque en el caso de las divisas financieras ven también razones vinculadas en los últimos días a una menor liquidación de exportadores, lo que deriva en menor oferta en el segmento del dólar blend que permite liquidar el 20% al valor CCL y eso presionó sobre la cotización.

A eso se suma la incertidumbre por la demora en aprobación de la ley de Bases y el paquete fiscal que está trabada en el Senado. Al respecto, Juan Manuel Franco, economista del grupo SBS destacó que «previo al inicio del debate en comisión en el Senado, el mercado tenía en precios una alta probabilidad de que la Ley Bases y el paquete fiscal sean aprobados, aún con cambios propuestos por la oposición. Creemos que esta demora podría explicar muy parcialmente el avance en el CCL así como las caídas en bonos y acciones».

En ese marco, los expertos plantean que en el caso de los dólares financieros el rumbo dependerá mucho también del flujo de la liquidación de la cosecha gruesa

Dólar blue: ¿volverá a despertar?

Sobre el rumbo que prevé para el dólar blue en los próximos días, el operador Gustavo Quintana, de Pr Cambios comentó a iProfesional que «el paralelo está buscando un nuevo valor de equilibrio».

El dólar blue cerró a un récord de $1.280 pero tocó un máximo de $1.300

Por su parte, el analista financiero Christian Buteler sostuvo el dólar blue «estaba barato» en función de la evolución de la inflación «y la última baja de tasas el mercado lo toma como demasiado». Además, explicó que «el blue es el mercado más pequeño de todos, entre el CCL y el MEP tiene mucho más volumen, y al ser más chico la demanda puede hacer más ruido y hacer subir más el precio». En ese marco, el especialista  aseguró que el blue «tiene recorrido al alza, puede fluctuar en serrucho, pero la tendencia alcista va a seguir».

Y auguró: «Hasta ahora la inflación le ganó al dólar por amplio margen.A partir de ahora el dólar le va a ganar a la inflación, no quiere decir que va a volar. Le va a ganar porque el dólar se atrasó mucho, porque la tasa bajó mucho, y si tenés algún tipo de recuperación de la economía, o alguna recuperación del salario vas a tener algunos sectores que tengan más capacidad para comprar de vuelta».

Dólares financieros: en junio deberían estabilizarse

Juan José Vázquez, jefe de Research de la sociedad de Bolsa Cohen, estimó que una charla virtual que el dólar Convertibilidad (surge de dividir la cantidad de dinero en la economía contra las reservas para respaldarlo y es un valor que suele guardar correlación con el tipo de cambio paralelo) está en niveles de $1.450, con lo cual el CCL podría tener recorrido al alza.

Para analistas, el rumbo de los dólares financieros estará más determinado por el flujo de la liquidación de la cosecha

Para analistas, el rumbo de los dólares financieros estará más determinado por el flujo de la liquidación de la cosecha

No obstante, el especialista juzgó que en $1.300 «debería tranquilizarse, no creo que esto se espiralice, no me animo a hablar de techos, pero deberíamos tener un mes de junio más tranquilo, por la demanda estacional de pesos que hay ese mes por pago de aguinaldos y presentaciones de declaraciones juradas de Ganancia y Bienes Personales».

En la misma línea, Quintana afirmó: «Entramos en un sendero de algo de volatilidad, teniendo en cuenta que estos niveles pueden llegar a alentar ventas. Pero junio es un mes que en la primera quincena demanda pesos y eso puede tener impacto en las cotizaciones. Por lo tanto, no sería raro ver algo de estabilidad y reacomodamiento de los valores».

Además, Vázquez en el corto plazo espera que ante la reciente suba del CCL los exportadores aceleren la liquidación para aprovechar el dólar blend y esto ayude a contener el valor de la divisa.

En sintonía, el analista financiero Gustavo Ber evaluó que «más allá de la mayor volatilidad tras el acelerado reacomodamiento de las últimas ruedas, creo que los dólares financieros podrían comenzar a estabilizarse a corto plazo». Y opinó que «aunque todavía no se perciben mayores liquidaciones, más allá de que deberían comenzar a llegar ante la estacionalidad, la demanda por dolarización también podría tomarse un respiro tras el repunte cerca de los actuales niveles, mientras se monitorean las señales políticas y económicas».

Por su parte, Sebastián Menescaldi, director de Eco Go, juzgó que los dólares financieros «en el corto plazo con el tema de la liquidación de la cosecha, el esquema 80-20 y eventualmente del pago de aguinaldos no deberían escalar mucho más» .Y especuló: «El Gobierno busca eso porque necesitan que liquiden. Si genera esa reacción positiva se estabiliza, va a aparecer la oferta del agro», especuló.

En el mercado creen que la baja de tasas fue la principal causa del despertar de los dóares paralelos

En el mercado creen que la baja de tasas fue la principal causa del despertar de los dóares paralelos

En cambio, Buteler aseveró que el hecho de que el dólar financiero «descanse un día no significa que terminó, esto lo vamos a ver en los siguientes días, todavía falta para decir que ya pasó lo peor o que el mercado encontró cierto equilibrio, porque lo que subió con respecto a lo atrasado que está es poco».

Por su parte, la consultora Outlier alegó que «los equilibrios en los dólares financieros, seguimos con cepo y tipos de cambios múltiples, siempre fueron volátiles, pues básicamente están dominados por expectativas en mercados que durante la mayor parte del tiempo están nutridos por flujos especulativos, aunque ahora el CCL tiene un componente de flujo comercial por el lado de la oferta que debería, como mínimo, amortiguar esa volatilidad en el mediano plazo».

«Eso nos lleva a interpretar lo que está ocurriendo en el mercado de cambios como un indicador de un deterioro general de las expectativas de los agentes económicos», afirmó la consultora. Y esgrimió: Entre las razones más importantes para el deterioro de las expecativas vemos los problemas cada vez mayores del oficialismo para lograr pasar el paquete fiscal y la ley bases, decisiones del gobierno que están yendo en contra de lo que fue hasta ahora su estandarte, el ancla fiscal, y que lo hacen cada vez más dependiente del impuesto PAIS y, relacionado con la anterior, una corrección de las expectativas respecto de los tiempos necesarios para salir del esquema de control de cambios duro..

A su criterio, «los dólares financieros suelen hacer movimientos de overshooting, pero luego corrigen, con lo cual, en los próximos días serán de importancia, los datos económicos y de las señales que pueda dar el gobierno en cualquiera de esos frentes» y enfatizó que «también será importante el rol del flujo comercial que va al CCL, en la medida que el mismo se sostenga o incremente, ayudará a suavizar o hasta frenar la suba; si el volumen cae, el efecto contrario: podría potenciarla».

En PPI prevén que el CCL «en el corto plazo seguirá regido por los flujos del 80/20% más que los fundamentos macro». Para la economista Natalia Motyl: «el techo de los dólares tomando pasivos del BCRA/ reservas brutas está en $1.500. Y es hacia donde van los dólares. La cuestión es cuándo llegará a ese valor».



iprofesional, diario, noticias, periodismo, argentina, buenos aires, economía, finanzas,
impuestos, legales, negocios, tecnología, comex, management, marketing, empleos, autos, vinos, life and style,
campus, real estate, newspaper, news, breaking, argentine, politics, economy, finance, taxation, legal, business,
technology, ads, media, dólar blue,contado con liquidación,dólar mep,tasas

Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2024 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad