Connect with us

SOCIEDAD

Avión, el pueblo gallego más pobre en el que veranean los ricos: el único ‘triunfo’ de Vox en Galicia

Es el municipio español con más electores censados en el extranjero que en el propio territorio: casi duplica la cifra

Published

on

Carlos Slim y Olegario Vázquez Raña juegan en un bar de Avión. (Óscar Pinal/EFE)
Carlos Slim y Olegario Vázquez Raña juegan en un bar de Avión. (Óscar Pinal/EFE)

Primero en upday

Las particularidades de Avión, la única plaza donde Vox obtuvo su único concejal el pasado 28 de mayo en Galicia, son muchas y llamativas. Este pequeño pueblo gallego, situado al noroeste de Ourense, es popularmente conocido como la localidad en la que veranean multimillonarios, muchos de ellos emigrantes mexicanos y brasileños. Entre las visitas más famosas destacan las del magnate mexicano Carlos Slim, el ciudadano más rico de México y Latinoamérica, y número ocho del mundo, según la revista Forbes.

Slim fue invitado por su amigo íntimo Olegario Vázquez Raña, natural del concello ourensano, que hizo fortuna en México junto a su hermano, Mario Vázquez Raña (ya fallecido). El primero es propietario del Grupo Empresarial Ángeles, un conglomerado de Hospitales Ángeles, Hoteles Camino Real, Grupo Financiero Multiva y Grupo Imagen, y de medios como Imagen Radio, Excélsior, Excélsior Televisión e Imagen Televisión. Entre muchos otros, también han veraneado en esta localidad el coruñés Amancio Ortega, e importantes representantes del El Corte Inglés y Abanca.

Te puede interesar: La fe perdida del PSOE en Galicia o por qué el “PP de las absolutas” no (siempre) gana

Al magnate mexicano se le vio pasear en 2017 como un vecino más y jugar a una partida de dominó junto a Vázquez, con motivo de la celebración del cumpleaños de su mujer, acompañados de varios amigos. Entre ellos se encontraba el entonces presidente de la Xunta y actual líder del PP nacional, Alberto Núñez Feijóo. “Aprecio a Galicia y mis amigos me hacen el favor de conocerla y disfrutarla”, contó Slim a las puertas de la casa de Olegario Vázquez Raña.

El lujo desplegado por la afluencia de estos magnates, con casas y coches lujosos y algún helipuerto que otro, contrasta con otro dato: Avión es el municipio gallego más pobre. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes a 2021, la renta media neta por habitante es de 7.615,21 euros. Le sigue Beariz, otro pueblo de Ourense, con 9.062 euros de renta media por persona, y A Lama (Pontevedra), con 9.152 euros.

Te puede interesar: Las elecciones de Galicia miran a Argentina: decide el 35% del voto exterior

En el ayuntamiento de la localidad rehúyen hablar sobre estos contrastes. A preguntas de Infobae España, esta “percepción es errónea”, alude una voz del consistorio en alusión a las visitas de los emigrantes ricos, apuntando que no es el único municipio de la provincia en el que su población se multiplica en verano.

Vox, residual en Galicia

En el caso de Avión, el censo electoral en el extranjero para las elecciones autonómicas del próximo 18 de febrero llega hasta los 2.854 electores, casi el doble de los 1.532 habitantes con derecho a voto que viven en el municipio. Avión es el pueblo español con mayor censo en el extranjero que en el propio territorio. Le sigue Bande, otro pueblo de la misma provincia, con 2.212 inscritos en el CERA frente a los 1.339 habitantes llamados a las urnas.

De cara a las elecciones gallegas, el reto mayúsculo de Vox es conseguir representación parlamentaria. El Parlamento de Galicia es la única cámara en la que el partido de extrema derecha no ha conseguido irrumpir al estar completamente opacado por la hegemonía del PP en el bloque de la derecha. En 2020, fue la quinta fuerza más votada (solo tuvo el 2,05% de los sufragios), muy por debajo del mínimo del 5% exigido para tener representación.

A nivel municipal, el papel del partido de Santiago Abascal es muy residual, casi nulo. En las elecciones municipales del pasado 28 de mayo, Vox solo consiguió un concejal en toda Galicia y fue en Avión. Su candidata, Lilian Cerdeira, logró estar representada en el concello ourensano gracias a los 176 votos obtenidos. El PSdeG-PSOE se quedó fuera de un consistorio gobernado por la mayoría aplastante del PP (cinco concejales y 457 votos).

SOCIEDAD

Un aventurero escocés y una estadía récord: la historia del bautismo de la bandera argentina en la Antártida

Published

on


Un loco aventurero escocés, una cesión a Julio Argentino Roca y una estadía récord son algunos de los condimentos que tiene la increíble historia que se esconde detrás de la primera vez que la bandera argentina flameó en la Antártida el 22 de febrero de 1904, hace exactamente 120 años.

Todo comenzó con William Speirs Bruce, que de joven había viajado hacia las Islas Malvinas y sus alrededores como parte de una expedición ballenera de Gran Bretaña, entre 1892 y 1893. Su amor por la oceanografía continuó creciendo y pronto quiso liderar su propia expedición científica, pero el gobierno británico no tenía intenciones de financiarla.

Entonces, decidió buscar apoyo económico. Consiguió que dos hermanos escoces, los Coats, invirtieran 11.000 libras esterlinas, con lo que compró en 1901 un barco ballenero noruego que adaptó para navegar en aguas repletas de hielo y que bautizó como Scotia. Con el objetivo de analizar la vida silvestre en las islas Orcadas del Sur, un archipiélago en la Antártida, conformó una tripulación de unas 25 personas, entre las que convocó a un zoólogo, un botánico, un meteorólogo, un geólogo, un taxidermista y un bacteriólogo.

El barco Scotia atrapado en el hielo antártico. Foto: Libro Scotia Antarctic Expedition

El barco Scotia atrapado en el hielo antártico. Foto: Libro Scotia Antarctic Expedition

El Scotia partió el 2 de noviembre de 1902 desde Troon y llegó el 6 de enero de 1903 a las Islas Malvinas. Tres semanas después, continuó su viaje hacia las Orcadas del Sur. En esa zona, quedaron atrapados por las condiciones climáticas y las aguas congeladas. No tuvieron otra opción que refugiarse en una bahía del lado sur de la isla Laurie, en las Orcadas del Sur.

Allí construyeron un observatorio magnético de madera, el primero en la Antártida, y una cabaña de piedra con techo de lona cubierto de brea que bautizaron como Omond House. También pusieron trampas para peces para poder alimentarse y atravesar el frío invierno. Al tratarse de una expedición no oficial, no podías declarar ese territorio como jurisdicción escocesa.

Leé también: Alerta en la Antártida: los glaciares tuvieron la pérdida de hielo más importante de los últimos 20 años

Recién el 22 de noviembre de 1903 lograron liberar el barco del hielo. Quedaron seis hombres en tierra,entre los que se encontraba el talentoso meteorólogo Robert Mossman, mientras que la embarcación se dirigió hacia Buenos Aires, a donde llegó en Nochebuena.

Los escoceses negociaron con el gobierno argentino: les ofrecieron cederles las precarias instalaciones que habían construido a cambio de 5.000 pesos y de que el Scotia llevara al personal argentino que continuaría con el emprendimiento científico. El entonces presidente Julio Argentino Roca aceptó el trato mediante el decreto 3.072, que fue firmado el 2 de enero de 1904 y que dispuso el Observatorio nacional Magnético y Meteorológico en la Omond House, que fue rebautizada como Base Orcadas, la primera en la Antártida.

La Base Orcadas fue la primera base antártica argentina. Foto: Ministerio de Relacciones Exteriores

La Base Orcadas fue la primera base antártica argentina. Foto: Ministerio de Relacciones Exteriores

Fue así que el barco regresó con tres argentinos a bordo: Hugo Alberto Acuña, Edgardo Smula y Luciano Valette (uruguayo nacionalizado argentino). Estuvieron acompañados por el meteorólogo Robert Mossman y el cocinero William Smith, escoceses pertenecientes a la expedición original de Bruce. Fueron el primer grupo de personas que vivieron de manera permanente en la Antártida. Realizaron tareas de investigación científica mientras sobrevivían como podían, cazando pingüinos, focas y peces.

Leé también: La primera mujer a cargo de una base en la Antártida: “La capacidad es más importante que el género”

La bandera argentina flameó en la Antártida por primera vez el 22 de febrero de 1904, fecha en la que el Estado nacional se hizo cargo de la base. Desde entonces, pasaron exactamente 120 años que la Argentina mantiene su presencia permanente e ininterrumpida en la Antártida, un récord mundial. En 1974, se instituyó a través del Boletín Oficial que cada 22 de febrero se celebre el Día de la Antártida Argentina.



Source link

Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2023 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad