Connect with us

SOCIEDAD

Brutal crimen en un balneario de Necochea: tres jóvenes asesinaron a golpes a un empresario

Walter Sampietro fue asesinado en el balneario Playa Morena de Necochea. (foto: Facebook).Uno de los detenidos por la muerte del empresario Walter Sampietro. (Foto: PBA).

Published

on

Walter Sampietro, un empresario de 50 años, fue brutalmente asesinado en el balneario Playa Morena de Necochea. Dos menores de 15 años y un joven de 19 fueron detenidos por el impactante crimen y su familia asegura que se defendieron de un ataque previo de la víctima.

La trágica secuencia ocurrió el viernes por la noche, cuando el dueño del balneario escuchó ruidos en una zona del parador y creyó que le estaban robando. Cuando se acercó al lugar, en medio de la oscuridad, recibió una brutal golpiza por parte de los jóvenes.

Leé también: Córdoba: le pidió a su esposo que dejara de tomar alcohol y la mató a puñaladas delante de sus hijas

El empresario oriundo de Victoria, partido de San Fernando, fue trasladado de urgencia al Hospital Emilio Ferreyra de Necochea y luego fue derivado a una clínica de Mar del Plata con fractura de mandíbula. En el centro de salud marplatense quedó internado en terapia intensiva con “daño neurocefálico”.

Tras pasar la nochebuena y Navidad internado, este lunes el dueño de la concesión del parador necochense, ubicado en la avenida 2 y calle 81, falleció a raíz de las graves heridas que sufrió por los golpes recibidos.

Mientras tanto, los tres involucrados en el crimen fueron detenidos por agentes del Comando de Patrullas en el área de estacionamiento del sector de playas del balneario Playa Morena. Pocas horas después de la golpiza que recibió Sampietro, la Policía informó que dos de los atacantes tenían 15 años y el restante 19.

Uno de los detenidos por la muerte del empresario Walter Sampietro. (Foto: PBA).
Uno de los detenidos por la muerte del empresario Walter Sampietro. (Foto: PBA).

Uno de los sospechosos fue detenido cuando tenía puesta una campera de la víctima y se confirmó que contaba con antecedentes por “daños, lesiones, drogas, resistencia a la autoridad y usurpación”.

Dado que dos de los tres acusados que fueron detenidos son menores de edad, interviene en la investigación el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil del Departamento Judicial de Necochea.

La Asociación de Balnearios de Necochea y Quequén repudió “los hechos de violencia generados por individuos que con aparentes intenciones de robo agredieron al concesionario Walter Sampietro” en el complejo Playa Morena.

Leé también: Mataron con un destornillador a una pareja en su casa y detuvieron al hijo de una de las víctimas

Además, instó a la Justicia interviniente a “actuar con celeridad y todo el peso de la ley”, solicitó a las fuerzas policiales un “mayor control preventivo de la vía pública” y denunció que los hechos de inseguridad “suceden con frecuencia en los diferentes balnearios ubicados en la costa local y producen daños económicos y pérdidas materiales en las concesiones”.

Sampietro tenía dos hijos menores de edad y se había asentado en Necochea hace varios años para poder darle crecimiento a sus negocios empresariales. Hace un tiempo había obtenido la concesión del parador de playa junto a un socio, quien también es oriundo del Gran Buenos Aires.

Advertisement

SOCIEDAD

Un aventurero escocés y una estadía récord: la historia del bautismo de la bandera argentina en la Antártida

Published

on


Un loco aventurero escocés, una cesión a Julio Argentino Roca y una estadía récord son algunos de los condimentos que tiene la increíble historia que se esconde detrás de la primera vez que la bandera argentina flameó en la Antártida el 22 de febrero de 1904, hace exactamente 120 años.

Todo comenzó con William Speirs Bruce, que de joven había viajado hacia las Islas Malvinas y sus alrededores como parte de una expedición ballenera de Gran Bretaña, entre 1892 y 1893. Su amor por la oceanografía continuó creciendo y pronto quiso liderar su propia expedición científica, pero el gobierno británico no tenía intenciones de financiarla.

Entonces, decidió buscar apoyo económico. Consiguió que dos hermanos escoces, los Coats, invirtieran 11.000 libras esterlinas, con lo que compró en 1901 un barco ballenero noruego que adaptó para navegar en aguas repletas de hielo y que bautizó como Scotia. Con el objetivo de analizar la vida silvestre en las islas Orcadas del Sur, un archipiélago en la Antártida, conformó una tripulación de unas 25 personas, entre las que convocó a un zoólogo, un botánico, un meteorólogo, un geólogo, un taxidermista y un bacteriólogo.

El barco Scotia atrapado en el hielo antártico. Foto: Libro Scotia Antarctic Expedition

El barco Scotia atrapado en el hielo antártico. Foto: Libro Scotia Antarctic Expedition

El Scotia partió el 2 de noviembre de 1902 desde Troon y llegó el 6 de enero de 1903 a las Islas Malvinas. Tres semanas después, continuó su viaje hacia las Orcadas del Sur. En esa zona, quedaron atrapados por las condiciones climáticas y las aguas congeladas. No tuvieron otra opción que refugiarse en una bahía del lado sur de la isla Laurie, en las Orcadas del Sur.

Allí construyeron un observatorio magnético de madera, el primero en la Antártida, y una cabaña de piedra con techo de lona cubierto de brea que bautizaron como Omond House. También pusieron trampas para peces para poder alimentarse y atravesar el frío invierno. Al tratarse de una expedición no oficial, no podías declarar ese territorio como jurisdicción escocesa.

Leé también: Alerta en la Antártida: los glaciares tuvieron la pérdida de hielo más importante de los últimos 20 años

Recién el 22 de noviembre de 1903 lograron liberar el barco del hielo. Quedaron seis hombres en tierra,entre los que se encontraba el talentoso meteorólogo Robert Mossman, mientras que la embarcación se dirigió hacia Buenos Aires, a donde llegó en Nochebuena.

Los escoceses negociaron con el gobierno argentino: les ofrecieron cederles las precarias instalaciones que habían construido a cambio de 5.000 pesos y de que el Scotia llevara al personal argentino que continuaría con el emprendimiento científico. El entonces presidente Julio Argentino Roca aceptó el trato mediante el decreto 3.072, que fue firmado el 2 de enero de 1904 y que dispuso el Observatorio nacional Magnético y Meteorológico en la Omond House, que fue rebautizada como Base Orcadas, la primera en la Antártida.

La Base Orcadas fue la primera base antártica argentina. Foto: Ministerio de Relacciones Exteriores

La Base Orcadas fue la primera base antártica argentina. Foto: Ministerio de Relacciones Exteriores

Fue así que el barco regresó con tres argentinos a bordo: Hugo Alberto Acuña, Edgardo Smula y Luciano Valette (uruguayo nacionalizado argentino). Estuvieron acompañados por el meteorólogo Robert Mossman y el cocinero William Smith, escoceses pertenecientes a la expedición original de Bruce. Fueron el primer grupo de personas que vivieron de manera permanente en la Antártida. Realizaron tareas de investigación científica mientras sobrevivían como podían, cazando pingüinos, focas y peces.

Leé también: La primera mujer a cargo de una base en la Antártida: “La capacidad es más importante que el género”

La bandera argentina flameó en la Antártida por primera vez el 22 de febrero de 1904, fecha en la que el Estado nacional se hizo cargo de la base. Desde entonces, pasaron exactamente 120 años que la Argentina mantiene su presencia permanente e ininterrumpida en la Antártida, un récord mundial. En 1974, se instituyó a través del Boletín Oficial que cada 22 de febrero se celebre el Día de la Antártida Argentina.



Source link

Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2023 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad