Connect with us

INTERNACIONAL

Un escándalo sexual y denuncias de violación destruyen la carrera de un histórico líder político de Irlanda del Norte

Published

on


Un brutal escándalo sexual y de violación está terminando con la carrera política de Sir Jeffrey Donaldson, ex líder del partido Unionista Protestante Democrático de Irlanda del Norte y uno de los que participó, junto al premio Nobel David Trimble, en los acuerdos de paz del Viernes Santo.

Junto a su esposa y ex secretaria, Lady Leonar, el ex líder del DUP, Jeffrey Donaldson, de 61 años, compareció este miércoles en el tribunal de Newry, en Irlanda del Norte. Está acusado de violación y otros delitos sexuales en fechas que abarcan más de dos décadas. En Gran Bretaña no se puede identificar a sus víctimas. Tienen dos hijas casadas, Laura y Claire, con intereses políticos diferentes a los de sus padres.

Su esposa Eleanor Donaldson, que enfrenta cuatro cargos relacionados con la misma investigación policial, compareció junto a él en el Tribunal de Magistrados de Newry el miércoles por la mañana.

Donaldson enfrenta un total de 11 cargos: violación, indecencia grave con o hacia un niño menor de 16 años y nueve cargos de agresión indecente a una mujer. Los cargos se relacionan con dos presuntas víctimas, durante un período de 21 años, entre 1985 y 2006.

El diputado Jeffrey Donaldson, este miércoles, al comparecer ante el tribunal que lo juzga en Newry, Irlanda del Norte. Foto: AFP

El cargo de violación habría tenido lugar entre el 1 de enero de 1985 y el 1 de enero de 1991 y el de indecencia grave entre el 1 de enero de 2005 y el 31 de diciembre de 2006.

El ex líder del DUP apareció en el banquillo junto a su esposa desde hace 36 años, Lady Eleanor Mary Elizabeth Donaldson, acusada de ayudarlo con la violación. Ella fue su secretaria durante su larga carrera política.

En medio de una mayor presencia de seguridad, el veterano político habló sólo para confirmar su nombre y fecha de nacimiento dentro de una sala abarrotada en el Tribunal de Magistrados de Newry.

l tribunal escuchó cómo Donaldson, en una cita entre el 1 de enero de 1985 y el 1 de enero de 1991, «tuvo relaciones sexuales ilegales» con la presunta víctima.

Otro cargo alega que Donaldson «cometió un acto de grave indecencia hacia un niño», en una fecha entre el 1 de enero de 2005 y el 31 de diciembre de 2006.

Las cuatro acusaciones que enfrenta Eleanor Donaldson datan de enero de 1985 a diciembre de 2004.

Ocho minutos en el banquillo

En medio de una mayor presencia de seguridad, la pareja llegó por separado. Pero compartieron el banquillo durante la audiencia de ocho minutos, separados por un funcionario de prisiones.

Donaldson permaneció en silencio mientras se abría paso entre un grupo de medios, vestido con un traje gris y corbata verde, cuando llegó al Palacio de Justicia de Newry, poco después de las 9.30 am.

La pareja habló sólo para confirmar su nombre y fecha de nacimiento al juez de distrito, Eamonn King, quien leyó los cargos.

Eleanor Donaldson, esposa y ex secretaria de Jeffrey Donaldson, ante los tribunales en Newry, Irlanda del Norte. Foto: REUTERSEleanor Donaldson, esposa y ex secretaria de Jeffrey Donaldson, ante los tribunales en Newry, Irlanda del Norte. Foto: REUTERS

La pareja fue puesta en libertad bajo fianza continua de 350 libras esterlinas, sujeta a las condiciones de la fianza., con un cambio en las condiciones que les permitió comunicarse entre sí. Hasta ahora ella vivía en su casa matrimonial en Irlanda y él en un departamento en Greenwich, en los suburbios de Londres, que utiliza cuando debe ir a la Cámara de los Comunes como diputado.

Pero hubo escenas caóticas cuando Sir Jeffrey salió del Palacio de Justicia de Newry. Algunos miembros del público gritaron insultos y trataron de abalanzarse hacia él.

La policía rodeó a Sir Jeffrey, quien volvió a entrar brevemente en el edificio del tribunal, antes de salir por segunda vez y partir en un automóvil.

El arresto

El político, que es el parlamentario con más años en el cargo en Irlanda del Norte, fue arrestado y acusado en relación con acusaciones sexuales históricas a finales de marzo.

Donaldson fue suspendido del DUP a la espera del resultado del proceso judicial. El diputado y líder adjunto del este de Belfast, Gavin Robinson, ha sido nombrado líder interino del partido. Su membresía en la Gran Logia Orange de Irlanda también ha sido suspendida.

Los rumores sobre el futuro político de Sir Jeffrey comenzaron a circular de la noche a la mañana, cuando se eliminaron el sitio web y las cuentas de redes sociales de Donaldson, incluidas X, Facebook e Instagram.

Veterano político

La impactante comparecencia ante el tribunal se produce apenas unas semanas después de que Sir Jeffrey tomara la decisión de devolver al partido el poder compartido en Irlanda del Norte, que permite reabrir la Asamblea Legislativa de Belfast. Después de prolongadas negociaciones, el DUP acordó regresar a Stormont en febrero.

El liderazgo de Sir Jeffrey lo vio dirigir el boicot de dos años del partido a las instituciones políticas de Irlanda del Norte, en protesta por los acuerdos comerciales posteriores al Brexit.

Una gran presencia de los medios se reunió frente al tribunal antes de la llegada de Donaldson, y también hubo una importante presencia policial.

La disposición de que los acusados no deberían tener contacto con una lista de testigos de cargo nombrados fue modificada para evitar el contacto con dichos testigos, ya que la fiscalía dijo que ahora se había hablado con más testigos.

El caso se aplazó hasta el 22 de mayo. Los acusados no fueron requeridos para asistir al tribunal en esa fecha.

La policía frenó a la multitud que se desbordó hacia New Street cuando él subió a su auto. Lo acompañó su abogado, John McBurney.

Donaldson renunció como líder del DUP y fue suspendido del partido después de ser arrestado y acusado el 29 de marzo. Sigue siendo diputado por Lagan Valley, pero no ha participado en ningún asunto parlamentario desde su arresto.

Advertisement

INTERNACIONAL

Arqueólogos británicos ayudan a buscar a un piloto estadounidense desaparecido en la II Guerra Mundial

Published

on


LONDRES – El lugar ennegrecido del accidente aéreo, cubierto de rododendros y escondido en los tranquilos bosques del este de Inglaterra, había sido durante 80 años el lugar de descanso final de un piloto estadounidense desaparecido.

Ahora un grupo liderado por arqueólogos británicos busca cuidadosamente entre las ramas enredadas, el suelo y el barro con una misión esperanzadora: encontrar los restos del piloto, fallecido durante la Segunda Guerra Mundial, y traerlo a casa.

Su ayuda ha sido solicitada por una unidad especializada del Departamento de Defensa responsable de encontrar los restos de decenas de miles de militares estadounidenses que murieron como prisioneros de guerra o fueron considerados desaparecidos en combate.

En el lugar del accidente se recuperó un fragmento del sistema de escape del avión. Foto Rosanna Price/Cotswold Archaeology

Más de 72.000 estadounidenses siguen desaparecidos de la Segunda Guerra Mundial, según la Agencia de Contabilidad de POW/MIA de Defensa, o DPAA.

Ese número, sin embargo, ha ido disminuyendo lentamente a medida que la agencia encontró e identificó más conjuntos de restos.

«Todavía están tratando de cumplir esa promesa de ‘que ningún hombre se quede atrás’«, dijo Rosanna Price, portavoz de Cotswold Archaeology, el grupo que dirige la excavación en Suffolk, un condado del este de Inglaterra.

«Eso es bastante poderoso para nosotros».

Un B-17 Flying Fortress, similar al que se estrelló en Inglaterra, en un bombardeo sobre Maguncia, Alemania, en diciembre de 1944. Foto Associated PressUn B-17 Flying Fortress, similar al que se estrelló en Inglaterra, en un bombardeo sobre Maguncia, Alemania, en diciembre de 1944. Foto Associated Press

Price dijo que el grupo esperaba descubrir suficientes respuestas para ofrecer un cierre a los familiares sobrevivientes del piloto.

Impacto

“Esa es nuestra motivación: recordar a estos muchachos y también contar sus historias”, dijo.

En agosto de 1944, el piloto volaba un B-17, el bombardero gigante conocido como Flying Fortress, que llevaba una carga de 12.000 libras de Torpex, un explosivo.

Los controles fallaron, dijo Price, y el avión se estrelló contra el bosque.

Los explosivos detonaron al impactar.

Price se negó a nombrar al piloto y dijo que sus restos nunca habían sido localizados.

Los historiadores locales buscaron en el lugar del accidente restos del avión en la década de 1970, dijo. La DPAA no respondió de inmediato a las solicitudes de más detalles.

La búsqueda de Cotswold Archaeology, que comenzó este mes y durará seis semanas, será más extensa.

El equipo excavará un cráter en el lugar del accidente que tiene casi 3 metros de profundidad y utilizará detectores de metales para buscar en un área cercana de casi una hectárea dividida en cuadrículas más pequeñas.

Dan Phillips es uno de los voluntarios que tamizan meticulosamente el suelo en busca de restos de aeronaves y restos humanos. Foto Rosanna Price/Cotswold ArchaeologyDan Phillips es uno de los voluntarios que tamizan meticulosamente el suelo en busca de restos de aeronaves y restos humanos. Foto Rosanna Price/Cotswold Archaeology

Unos 60 voluntarios, incluidos militares británicos actuales y anteriores, dijo, ayudarán con el arduo trabajo:

tamizar meticulosamente el suelo en cada cuadrícula para buscar restos de aviones o restos humanos.

(Un portavoz del Ministerio de Defensa de Gran Bretaña confirmó que el personal militar y los veteranos ayudarían la próxima semana, como parte de una iniciativa para los heridos, los enfermos y los militares lesionados).

«No queremos perdernos nada», dijo Price.

Si se encuentran restos, dijo, probablemente serían devueltos a Estados Unidos, donde la DPAA utilizaría análisis de ADN para identificar formalmente al piloto.

Desde que comenzó la excavación, el equipo ya ha encontrado interruptores, fragmentos de neumáticos y trozos del fuselaje de la aeronave.

Buscar el cráter, que está anegado y lleno de sedimentos de varias décadas, será un desafío, dijo Price.

La fuerza del impacto del avión contra el suelo blando significa que partes clave podrían yacer muy por debajo de la superficie, dijo.

Un grupo de arqueólogos está dirigiendo una excavación en Suffolk, condado del este de Inglaterra, en busca de los restos de un piloto estadounidense que aún figura como desaparecido en combate tras estrellarse su B-17 en 1944. Foto Rosanna Price/Cotswold ArchaeologyUn grupo de arqueólogos está dirigiendo una excavación en Suffolk, condado del este de Inglaterra, en busca de los restos de un piloto estadounidense que aún figura como desaparecido en combate tras estrellarse su B-17 en 1944. Foto Rosanna Price/Cotswold Archaeology

Pero a pesar de esos desafíos, una colega hizo un buen comentario recientemente:

“Es una tarea casi imposible, y lo importante es que lo intentemos a pesar de eso”.

Según el Museo Imperial de la Guerra, hasta 500.000 miembros de las Fuerzas Aéreas del Ejército de Estados Unidos estaban estacionados en Gran Bretaña en el punto álgido de la guerra, responsables de volar y mantener las flotas de aviones que atacaron Alemania.

Alrededor de 30.000 de ellos murieron mientras volaban desde Gran Bretaña.

Miles de ellos tenían su base en los aeródromos rurales de East Anglia, que incluye Suffolk, y muchos volaban B-17.

Se están llevando a cabo otras búsquedas del Departamento de Defensa:

un equipo en Francia está buscando a tres aviadores desaparecidos cuyo avión fue derribado por fuego antiaéreo alemán el 6 de junio de 1944, durante el desembarco de Normandía.

Este mes, la DPAA dijo que había identificado los restos de varios miembros del servicio de la Segunda Guerra Mundial, incluidos dos jóvenes que murieron en Filipinas después de ser capturados allí.

c.2024 The New York Times Company

Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2024 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad