Connect with us

POLITICA

Para el segundo debate, Milei hará equilibrio entre polarizar con Massa y disputarle electorado a Bullrich

Javier Milei durante el último debate presidencial. Foto: ReutersMassa y Milei en el último debate presidencial. Foto: ReutersPatricia Bullrich y Javier Milei, en el debate presidencial de Santiago del Estero (Foto: Tomas Cuesta/Pool via REUTERS)

Published

on

Javier Milei no responderá a la denuncia penal que le inició Patricia Bullrich por afirmar que “puso una bomba en un jardín de infantes” el lunes en un programa de televisión. Sus cercanos creen que “no hay que darle entidad” y que al libertario se le escapó. “La idea no es esa, la pelea es con Massa, Bullrich no existe”, le dijo un dirigente de riñón del economista a TN.

Es así que el diputado alterna entre la polarización con el ministro de economía y la disputa del electorado de la exministra de Seguridad. Aunque en sus encuestas la dan abajo y la creen tercera, desde La Libertad Avanza afirmaron que será necesario confrontar con ella en el debate del domingo.

Leé también: Escándalo por el caso de Martín Insaurralde y Sofía Clerici: minuto a minuto y últimas noticias

Milei mantendrá el eje de tranquilidad que llevó a cabo en el debate de Santiago del Estero para este domingo en Ciudad de Buenos Aires. “No explotó y fuimos los mejores y los más fuertes. Está contento por cómo salió todo”, le señaló a este medio un asesor del libertario.

Bajo esa línea es que prepara los detalles para el discurso en seguridad, trabajo, producción y desarrollo humano y ultima las preguntas que le hará al resto de los candidatos. Entrehoy y mañana, las compartirá con la jefa de campaña, su hermana Karina Milei, y los asesores Santiago Caputo y Fernando Cerimedo. Hasta el momento, no hay anuncios programados como fue el del exfuncionario macrista Gustavo Morón para la secretaría de Trabajo.

Massa y Milei en el último debate presidencial. Foto: Reuters
Massa y Milei en el último debate presidencial. Foto: Reuters
Tomas Cuesta

Los cercanos a Milei le negaron a TN que hayan abierto un frente de polarización con Bullrich luego de las acusaciones de “montonera y tira bomba” que largó el diputado hace dos días.

Una persona de confianza del libertario le dijo a este medio que “Bullrich con sólo hablar se destruye sola. La pelea es con Sergio Massa. De hecho en el debate, Javier le tiró de todo. El tema es que si preguntan, contestar implica que salga a la luz toda la oscuridad de Juntos por el Cambio”.

Leé también: Patricia Bullrich adelantó que denunciará a Javier Milei por decir que puso bombas en jardines de infantes

En ese aspecto, un asesor aseguró que “lo de Bullrich fue algo que surgió en el debate, no es algo que se proponga. No se le va a responder a la denuncia. Lo que es claro es que todavía disputa electorado y en ese caso es que va a estar más tranquilo”.

De esa forma, Milei buscará mantener su electorado e intentará captar votos desencantados de Juntos por el Cambio. El método será el mismo que utilizó en el Norte: presionar a la exministra para que explique los detalles de su plan integral y tirarle guiños de alianza parlamentaria a Juan Schiaretti.

Patricia Bullrich y Javier Milei, en el debate presidencial de Santiago del Estero (Foto: Tomas Cuesta/Pool via REUTERS)
Patricia Bullrich y Javier Milei, en el debate presidencial de Santiago del Estero (Foto: Tomas Cuesta/Pool via REUTERS)

Más allá de la preparación técnica, hay un detalle que puede variar lo estimado del debate. Milei le tiene una significancia especial a Bullrich porque considera que “jugó sucio y por la espalda”.

“Lo operó por todos lados y lo trató de nazi, después de eso no hay vuelta atrás”, le dijo un referente libertario a este medio. Esa es la razón por la que hubo un acercamiento ideológico a principio de año y ahora están enfrentados.

Leé también: En la previa del segundo debate, Bullrich endurece su perfil y redobla los ataques contra Milei

Esto explica además porque, aunque la estrategia de campaña de La Libertad Avanza sea no hablar de la candidata de Juntos por el Cambio, el economista responda con fuertes declaraciones sobre ella al ser consultado por la prensa.

Advertisement

POLITICA

Fernando Espinoza, un jarrón chino en la interna entre La Cámpora y Kicillof

Published

on


Muy preocupado por las encuestas que muestran un incremento del descrédito del “hijo de dos presidentes” y de su agrupación -La Cámpora-, Máximo Kirchner no cesa de hacerle el juego al gobierno de Javier Milei

Los objetivos del gobierno nacional y de Máximo son los mismos: pegarle a Axel Kicillof por debajo de la línea de flotación. En ambos casos lo han elegido como antagonista y lo obligan a salir a dar combates no deseados, más allá del procupante estado en el que mantiene a la provincia de Buenos Aires en términos financieros y, específicamente, en lo que respecta a las áreas de Salud y Educación.

No hay que caer en la ingenuidad de suponer que sólo se trata de una coincidencia la ofensiva del gobierno y de La Cámpora contra Kicillof. De hecho, de los poco más de 4 mil funcionarios designados por la actual administración nacional, un 40 por ciento continúa ejerciendo los cargos que desempeñaban durante la gestión de Alberto Fernández y, en su mayoría, revisten en la agrupación de Máximo.

Los guiños que éste le envía a Javier Milei en sus últimas apariciones públicas, reconociéndolo como “auténtico”, no son sino la contracara de la pasividad del oficialismo nacional frente a las causas judiciales de Cristina Fernández de Kirchner y sus familiares. Si bien el presidente de tanto en tanto hace alguna alusión crítica al kirchnerismo sólo es de manera general, omitiendo nombres propios. Muy diferente a la descalificación que constantemente le destina al radicalismo.

En medio de este juego de pinzas que se cierne sobre Kicillof, en estos días se reflotó la causa por abuso sexual contra el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza. No es un dato nuevo, sino que había aparecido durante la definición de candidaturas del año pasado. Esto no significa, por supuesto, dejar de repudiar las conductas de Espinoza, ya que episodios de esta clase se habrían repetido durante años, aunque sin derivaciones judiciales.  

Llamativamente, en medio del ataque conjunto del gobierno nacional y de La Cámpora sobre Kicillof, el affaire Espinoza es repuesto en la mira pública. Se trata de un jarrón chino para el gobernador, ya que no puede mirar hacia otro lado sin pagar un alto costo político, ni tampoco salir a liquidar al intendente sin afectar sus intereses políticos. 

Por si fuera poco para el gobernador, los medios que blindan al gobierno actual rápidamente armaron el escenario para que La Cámpora saliera a atacarlo de manera transitiva, explicitando su condena  al proceder el intendente. “Denuncia por abuso sexual: La Cámpora y Kicillof se olvidan de la interna para cerrar filas para apoyar a Espinoza”, tituló Clarín, dando pie para que el Frente de Mujeres e Igualdad de Género de la agrupación de Máximo saliera a postear: “No encubrimos denuncias de abuso sexual”, argumentando que es la misma posición que siempre adoptaron y reclamando, además, que el poder judicial “incorpore la perspectiva de género en sus decisiones”. Los fundamentos resultan insostenibles, ya que, en el pasado, tanto La Cámpora como la mayoría de los partidos y agrupaciones políticas optaron por el silencio o el encubrimiento de innumerables casos similares, muchos de ellos en sus filas.

No sólo fue La Cámpora la que salió con los tapones de punta contra Espinoza, sino también el colectivo Actrices Argentinas, con sólidas terminales con Máximo y Cristina, que sumó a su condena una presión sobre la jueza actuante para separar al intendente de su cargo. “Nos preguntamos si un hombre procesado por abuso sexual va a seguir ocupando el cargo de intendente del municipio más grande de la PBA”.

Pero las actrices cristinistas no se quedan allí, sino que además lanzaron un misil contra el gobernador: “Instamos a la ministra de Géneros de la PBA, Estela Díaz, y al gobernador Axel Kicillof a romper el silencio que avala este tipo de delitos. Pedimos justicia para la denunciante de Fernando Espinoza”. Nunca fue más burdo el juego partidario de este colectivo.

La operación planificada a la perfección por la troika entre el gobierno nacional, La Cámpora y los medios oficialistas pone así en jaque a Kicillof. Los antecedentes de quienes han aprovechado la celada difícilmente puedan asociarse con una defensa de los derechos de género: la descalificación de las mujeres y de la comunidad LGBT por parte del presidente y su séquito no necesita demostrarse, ni tampoco la de esos medios o la de La Cámpora, que durante muchísimo tiempo y mientras pudieron blindaron a sujetos como el ex senador bonaerense Jorge Romero, Julian Eyzaguirre, Nicolás Roó y Gustavo Matias, entre otros muchos casos que se conocieron en sus filas. (www.REALPOLITIK.com.ar) 

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS



Fernando, Espinoza,, un, jarrón, chino, en, la, interna, entre, La, Cámpora, y, Kicillof

Continue Reading

LO MAS LEIDO

Tendencias

Copyright © 2024 - NDM Noticias del Momento - #Noticias #Chimentos #Politica #Fútbol #Economia #Sociedad